La película de los hermanos Paolo y Vittorio Taviani ‘Cesare deve morire´ se alzó con el Oso de Oro del Festival de Berlín. Así 30 años después de su época de gloria, los Taviani volvieron al primer plano del cine mundial  con una película  que documenta el proceso de adaptación de Julio César, de William Shakespeare, hecha por presos de una cárcel de máxima seguridad romana.

Los directores italianos Paolo y Vittorio Taviani ganaron el Oso de Oro de la Berlinale con su película Cesare deve morire, un  filme que traslada el clásico de Shakespeare a una cárcel de alta seguridad de la Roma actual y que está interpretado por presos reales.

El jurado estuvo presidido por Mike Leigh, y en el que también se encontraban Anton Corbijn, Asghar,  Charlotte Gainsbourg, Jake Gyllenhaal, el director francés François Ozon, Boualem Sansal y Barbara Sukowa,  entregó el Oso de Oro  a los veteranísimos Hermanos Taviani.
 
Palmarés de la 62  edición de la Berlinale:

Oso de Oro: Cesare deve morire, de Paolo y Vittorio Taviani (Italia).
Oso de Plata Gran Premio del Jurado: Csak a szél, (Just The Wind), de Benedek Fliegauf (Hungría).
Oso de Plata  Especial y mención del jurado: L’enfant d’en Haut, de Ursula Meier (Suiza).
Oso de Plata al mejor director: Christian Petzold, por Barbara (Alemania).
Oso de Plata al mejor actor: Mikkel Boe Folsgaard, por En kongelig affære (A royal affair). (Dinamarca).
Oso de Plata a la mejor actriz: Rachel Mwanza, por Rebelle (Canadá).
Premio Alfred Bauer: Tabú, de Miguel Gomes (Portugal/Brasil).
Oso de Plata al mejor guión: En kongelig affære, (A royal affair), de Nikolaj Arcel (Dinamarca).
Oso de Plata a la mejor contribución artística: al cámara Lutz Reitemeier, por Bai Lu Yuan (White deer plain), de Wang Quan’an.
Oso de Oro al mejor cortometraje: Rafa, de Joao Salaviza (Portugal/Francia).
Oso de Plata al mejor cortometraje: Gurehto Rabitto, de Atsushi Wada (Francia).