La Ley General de la Comunicación Audiovisual entra en vigor mañana, 1 de mayo de 2010. La ley, que fue aprobada el pasado 18 de marzo, pretende establecer unas reglas de funcionamiento estables para las empresas del sector, que anteriormente regulaban sus relaciones en un conjunto de textos legales dispersos.

María Teresa Fernández de la Vega, una de las artífices de la ley
María Teresa Fernández de la Vega, una de las artífices de la ley
La LGA establecerá medidas más restrictivas para la publicidad de bebidas alcohólicas de baja graduación. Sólo se podrán emitir anuncios de bebidas alcohólicas, cualquiera que sea, entre las 20.30 horas y las 6.00 horas del día siguiente. La ley también establece cambios que afectan a las televisiones privadas y a las plataformas de pago. Hasta ahora, toda plataforma de televisión de pago tiene la obligación conocida como ‘must carry’, es decir, que debe transportar las señales de televisión existentes.

Pero con la nueva ley audiovisual esta obligación sólo se aplicará a TVE y a las televisiones públicas autonómicas, ya que las televisiones privadas deberán recibir una contraprestación económica por parte de las plataformas de pago por el hecho de que su señal sea incluida en la oferta. Privadas y plataformas de pago deberán pactar previamente un precio por el servicio.

También incluye artículos referidos a la protección al menor, restringiendo los contenidos audiovisuales que puedan ser perjudiciales para su desarrollo a horarios entre las 22 horas de la noche y las 6 de la madrugada.

La ley también consagra la creación de un Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA), que dependerá del Ministerio de la Presidencia. Algunas propuestas del PP apuntaban a que sus funciones fueran asumidas por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones para no crear un nuevo organismo, finalmente estas propuestas no se han tenido en cuenta.