La fusión de los negocios audiovisuales de Telecinco y Cuatro sigue despertando el interés y sigue avivando rumores sobre cambios en la programación de ambas cadenas de ámbito estatal. El consejero delegado de Telecinco, el italiano Paolo Vasile, quiso descartar ayer que, cuando el acuerdo de fusión pase a ser efectivo, se vaya a modificar la marca y el target de cada cadena.

Durante la presentación de los resultados de la cadena, que se produjo ayer, Vasile aclaró que no tenían intenciones de ‘cuatrizar’ Telecinco ni ‘telecincuitar’ Cuatro.

Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco
Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco
A pesar de que en su día la absorción se presentó como un acuerdo de fusión entre Prisa y Mediaset, Vasile declaró abiertamente que no habían comprado una frecuencia sino una televisión, en una clara alusión a la intención de respetar el estilo marcado por una de las dos cadenas privadas de televisión en abierto de reciente creación.

La presentación sirvió también para rendir cuentas de la marcha de la operación, que está cumpliendo los calendarios previstos. En estos momentos se está aún a la espera del visto bueno de la Comisión Europea y se están renegociando contratos.