El Consejo de Ministros celebrado hoy viernes, 29 de mayo, ha aprobado la ley de financiación de Televisión Española. El texto, que ha sido anunciado por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Ferández de la Vega, hace una concesión al sector más crítico, los operadores de telecomunicaciones, al prohibir a TVE emitir contenidos de televisión de pago o de acceso condicional.

María Teresa Fernández de la Vega La medida introduciría así un beneficio para los operadores, que se evitan un competidor en los servicios de televisión de pago en el futuro. El Gobierno, eso sí, continúa con las aportaciones previstas para la financiación de la corporación RTVE. Esto significa que según el proyecto los operadores seguirán aportando el 0,9% de sus ingresos.

La única modificación sustancial en las aportaciones que cada sector deberá realizar se da entre las televisiones de pago, que aportarán el 1,5% de sus ingresos (antes iban a aportar el 3% como las televisiones generalistas). Esta modificación ha sido introducida por recomendación del Consejo de Estado.

Con el objetivo de limar asperezas con este sector de las telecomunicaciones se ha recogido una de las recomendaciones de la CMT al anteproyecto de ley: La redacción del texto retira la amenaza a los operadores que decidieran no pagar el impuesto y que sí se recogía en un anteproyecto, que advertía de que esta decisión podría conllevar la retirada de su licencia.

Según la Vicepresidenta, la nueva ley reforzará la independencia de RTVE y su papel de servicio público y, por otro lado supondrá también un factor de dinamización para las televisiones privadas.

La ley pasa ahora al Parlamento, donde seguirá un trámite de urgencia.