Ymagis inició su actividad en el verano de 2007 y ha suscrito acuerdos con Disney, Fox, Paramount y Universal

Ymagis ofrece financiar la transición al Cine Digital a 5.500 salas en Europa: Francia, España, Alemania, Italia, Belgica, Suiza, Holanda, Luxemburgo y Portugal.

La financiación del cine digital en Europa

Tras una fructífera trayectoria en DTS y Disney, Manel Carreras vuelve ahora con nuevos retos ¿no es así?

‘Así es, de nuevo estoy aquí, en España. Después de un año desconectado, viajando alrededor del mundo con mi familia, he vuelto a mi mundo, el mundo de los cines. Con mi experiencia trabajando por toda Europa, los últimos 8 años con DTS y,  antes, otros muchos, con Disney, no me han dejado escapar, ¡ni quería! La apuesta de Ymagis para llevar el Cine Digital a todos los exhibidores europeos es demasiado tentadora, un reto que no podía dejar pasar’.

¿Qué es exactamente Ymagis?

‘Ymagis es una empresa creada para financiar la transición al Cine Digital en Europa. Es la única empresa Europea que se dedica exclusivamente al Cine Digital, nuestro objetivo es ayudar a los exhibidores a hacer realidad el Cine Digital en sus salas y a la vez garantizar a los distribuidores la creación de copias digitales y su distribución. En Ymagis todo el equipo humano provine del mundo del cine y de la tecnología digital; esta cantidad de conocimiento especializado nos posiciona para comprender las necesidades de los diversos actores del mercado y dar soluciones específicas para cada uno de ellos’.

¿Cuáles son los parámetros que rigen la propuesta de Ymagis para los exhibidores?

‘Nuestro sistema se basa en una contribución proporcional de todos los proveedores de contenidos. Quien usa y se beneficia de los equipos debe contribuir a su financiación. Actualmente, ofrecemos dos propuestas comerciales distintas. En la primera, que es la que interesa a la mayoría de exhibidores, estos adquieren los equipos contratando la financiación directamente con su banco. El exhibidor deberá  pagar las cuotas directamente cada mes, mientras que Ymagis le abonará al exhibidor, también cada mes, entre el 70 por ciento y el 80 por ciento de la cuota, durante todo el tiempo que dure la financiación. Esta propuesta se refiere solamente a los equipos y su financiación, la instalación de estos y su mantenimiento van a cargo del exhibidor. En la otra propuesta que ofrecemos; Ymagis compra los equipos, los financia y los pone a disposición del exhibidor, quien deberá pagar a Ymagis una cuota. En este modelo Ymagis decide los equipos a instalar, siempre siguiendo las especificaciones establecidas’.

¿Queda el exhibidor obligado a las programaciones que Ymagis reciba de los distribuidores?

‘En el primer modelo, en el que el exhibidor adquiere los equipos, este recibe una contribución por parte de Ymagis que es constante y que nunca depende de lo que aporten los proveedores de contenidos. Ymagis garantiza la aportación para toda la duración del contrato. Además, de los acuerdos establecidos con un número de distribuidores, nuestro modelo contempla la utilización de los equipos fuera de acuerdo, debiendo pagar el proveedor del contenido unas tarifas establecidas para cada caso. No queremos que se creen interferencias en la relación entre el distribuidor y el exhibidor. El modelo de Ymagis permite a cada parte seguir desarrollando su trabajo como hasta ahora. Ymagis bajo ninguna circunstancia influye en la elección del contenido ni sobre la programación’.

¿Hay un perfil de exhibidor que se adapte especialmente a vuestro modelo comercial?

‘Hasta ahora las salas que han elegido el modelo de Ymagis son independientes. Nosotros ofrecemos nuestra solución tanto a grandes cadenas de cines como a los independientes, adaptando nuestra propuesta a sus distintas necesidades. Podemos facilitar el acceso al Cine Digital tanto a empresas con diez multisalas como a salas independientes que cuentan con una, dos o tres pantallas. Las salas de Arte y Ensayo también pueden acceder al Cine Digital; los distribuidores de estas películas también pueden y deben contribuir a esta transición, de hecho, son los que tienen más que ganar con ello. Hay una percepción de que los sistemas de contribución financiera están diseñados para los grandes circuitos, en Ymagis estamos demostrando que no es cierto.  La única dificultad la tenemos con los cines que solo programan ocasionalmente. Nuestro modelo trabaja la contribución del proveedor de contenidos en  el conjunto de las salas equipadas en vez de hacerlo individualmente, así podemos permitir a un mayor número de exhibidores acceder al Cine Digital’.

¿Qué factores cree que frenan la expansión del Cine Digital hoy en día?

‘La falta de un discurso preciso por parte de las instituciones no ayuda al crecimiento de las salas equipadas con Cine Digital, aunque a nivel mundial las instalaciones se multiplican cada día. En Estados Unidos las salas equipadas ya se cuentan por miles y en Europa superaremos el millar antes de terminar 2008. Cada país va a un ritmo distinto, pero está claro que la transición al Cine Digital está en marcha. Desde Ymagis esperamos que nuestra propuesta ayude a acelerar esta transición en varios países europeos, empezando por España, Francia y Portugal’.

¿Cuáles son las razones que determinan una rápida implantación en España?

‘Ante todo, incorporar a los distribuidores Españoles al proyecto. En Ymagis trabajamos para ello y creemos que, sin duda, las ventajas de la distribución del Cine Digital les convencerán. Otro factor es la proyección en 3D. Las proyecciones de películas en este formato han demostrado que tienen un interés comercial que beneficia tanto a distribuidores como a exhibidores.  Ya se han anunciado 15 títulos para 2009, esto va a ayudar a que algunos exhibidores quieran tener listas sus instalaciones antes de estos estrenos. Nuestro convencimiento es que nos estamos acercando a un punto sin retorno, el crecimiento va a ser exponencial. Finalmente se ha superado la lógica del huevo y la gallina, hasta hace poco se decía que no había más salas por falta de contenidos y que los contenidos no estaban disponibles por falta de salas donde exhibirlos. Esta fase de la transición se ha superado; el número de salas en Europa es suficiente para asegurar  que los distribuidores estrenen sus películas en formato digital y por lo tanto el número de salas seguirá creciendo y creciendo. Puede que en Europa la transición sea más rápida que en Estados Unidos, ya que aquí el mercado está más fragmentado y no depende solamente de algunos grandes circuitos. En dos o tres años la balanza puede cambiar, siempre, claro está, que existan soluciones financieras para esta transición’.