Por tercer año consecutivo, la cadena ha vuelto a liderar las audiencias totales de un ejercicio en el que el mercado televisivo español ha sufrido la entrada de nuevos operadores y la implantación de nuevas tecnologías relacionadas con el consumo televisivo.Con un 21,2% de share, Telecinco ha impuesto su hegemonía hasta alcanzar una ventaja de 1,8 puntos sobre Antena 3 (19,4%) -la mayor diferencia de Telecinco frente a su inmediato competidor desde 2003- y de 2,9 puntos sobre TVE 1 (18,3%).

Con respecto al año anterior, Telecinco es la televisión que mejor comportamiento ha tenido a pesar del aumento de la competencia, con una diferencia de sólo 1,1 puntos frente a las pérdidas de 1,9 y 1,3 puntos registradas por Antena 3 (prácticamente el doble que Telecinco) y TVE 1, respectivamente. Por su parte, las televisiones autonómicas han resultado las más afectadas, con descensos de 2,2 puntos.