Ayer, en la presentación de la gala de los Premios Goya, la presidenta de la Academia Marisa Paredes mostró su apoyo a la denuncia de FAPAE. Diversas personas asistentes al acto vinculadas al mundo del cine insistieron en la escasa promoción del cine español y la necesidad de que se incremente el dinero destinado a tales efectos.Según la presidenta de la Academia las películas españolas pasan por la cartelera como un rayo, lo cual es cierto, pero no es sino la pescadilla que se muerde la cola. El interés de los espectadores y por tanto su asistencia a las salas de cine se incrementaría si se revervase una partida para promoción suficientemente significativa. Lo que nos aboca a otro problema, el bajísimo presupuesto de las películas españolas y la atomización del sector, con muchas productoras muy, muy pequeñas.