Carta abierta de Antonio Carballo a la Industria.

21 junio, 2024

Estimados amigos,

Esta vez quisiera reflexionar en voz alta con todos vosotros sobre la extraña situación en la que se encuentra nuestra industria como consecuencia no deseada, creo yo, de la hiperabundancia de fondos públicos destinados a la producción. En una próxima carta abordaré el desamparo en que se encuentran distribución, industrias técnicas y exhibidores.

La primera consecuencia no deseada, como ya sabéis todos, es la inflación del número de películas producidas. Películas en su mayor parte de muy bajo presupuesto, casi “domésticas”, realizadas con equipos técnicos y humanos donde prima la buena voluntad sobre la realidad de unos costes continuamente en alza. Esto perjudica seriamente a nuestro prestigio como país (nos quedamos continuamente fuera de los principales festivales), pero también en el ámbito de las empresas, por ejemplo las excelentes empresas españolas de postproducción, tanto de imagen como de sonido, produce un efecto negativo ya que no pueden competir en precio con otras empresas, peor equipadas, que ofrecen a los productores unos servicios básicos (“con que se vea y se oiga medianamente bien, ya vale” es la frase del día). Se trata de tener algo así como una  “prueba de vida” para unas obras que necesitan la calificación del ministerio de Cultura, trámite imprescindible para beneficiarse de subvenciones, desgravaciones fiscales, etc, aunque ni siquiera lleguen a estrenarse.

Por otra parte, no nos engañemos, el mercado no puede absorber casi 400 películas españolas producidas el año pasado, y menos aún de tan bajo perfil. Este de la producción masiva es un dato que queda muy bien en las estadísticas oficiales, pero en realidad solo sirve para indicarnos que algo no funciona bien en el ciclo de producción. Porque el presupuesto medio de una película española, lejos de ir incrementándose, cada año es menor. Hay, al menos, un elemento que está distorsionando la realidad del mercado.

Por supuesto, no estoy en contra de las primeras obras de autor, necesariamente obligadas a pasar por el cuello de botella de los presupuestos reducidos (que se lo digan a Pedro Almodóvar cuando produjo “Pepi, Luci y…”). Pero con 20 ó 25 películas de este tipo por año creo que sería suficiente para cumplir con el objetivo de buscar nuevos talentos.

El resto de la producción, no más allá de otras 100 obras, debería contar con presupuestos por arriba de los 5 millones de euros y, dentro de ellas, un mínimo de 20 títulos tendrían que superar con creces los 15 millones de euros. Estos serían los que contarían con más posibilidades para competir tanto en nuestro país (donde las casi 400 películas españolas solo han llegado al 17% de espectadores en 2023) como en los mercados internacionales.

No creo que sea imposible introducir estos baremos dentro de la nueva Ley del Cine.

Me estoy refiriendo, claro está,  a las películas españolas de los productores “independientes”. Al margen de todo lo dicho, las grandes corporaciones extranjeras pueden seguir rodando en España con sus productoras asociadas todo lo que quieran, cuanto más, mejor, disfrutando de ventajas fiscales y otras condiciones similares a las de nuestros vecinos europeos. Así podremos seguir celebrando los éxitos de “La sociedad de la nieve” y otras que vendrán después  como si fuesen  películas españolas 😊. Por cierto, “La sociedad de la nieve” no aparece en ningún listado de películas exitosas porque su auténtica productora, la estadounidense de la N roja, no consintió estrenarla en cines.

Otra consecuencia no deseada es que en sólo un año han aparecido en nuestro país dos nuevas revistas en papel dedicadas a la información B2B y un montón de revistas digitales, blogs, chats y todo lo que permiten las nuevas tecnologías a coste casi cero. Deben creer sus responsables que el ministerio de Economía, Comercio y Empresa, el ICEX, el HUB AUDIOVISUAL y su enorme presupuesto de más de 2.000 millones de euros será su salvación, pero nada más lejano de la realidad… Todo este plan del Gobierno, desde su puesta en marcha, no ha ofrecido ni mucho menos pedido la colaboración de medios de comunicación existentes (como CINEINFORME y su web www.cineytele.com con un prestigio internacional ganado a pulso y solo con el apoyo del ICAA durante más de 6 décadas), sino que, al contrario, ha creado su propia agencia de información con periodistas, páginas web redundantes, newsletters, folletos impresos por su cuenta… ¡y encargo de ediciones especiales a revistas extranjeras! En pocas palabras, creando país 😊😊😊…  Solo SPAIN FILM COMMISSION y alguno de sus asociados ha tenido esa deferencia

Por el contrario, en los últimos meses han cerrado dos revistas en papel dedicadas a la información sobre la industria de la televisión (una en USA y otra en UK). También en Alemania existieron dos revistas dedicadas a la exhibición, pero una de ellas cerró hace ya dos años. Y en Francia puede pasar lo mismo en cualquier momento…

¿Qué futuro tenemos los medios B2B impresos en España?

Mantendremos una lucha encarnizada, pero al final solo quedará uno. Nuestro mercado interior solo puede mantener a uno. Y lo sé mejor que nadie, pues he tenido muchas ocasiones para ver cómo desaparecían casi una docena de competidores de CINEINFORME (ahora Cine & Tele PRO) y su página web www.cineytele.com a lo largo de los últimos 20 años.

Lo que lamento, y pido disculpas por ello a nuestros anunciantes de siempre, es la cantidad de tiempo (multiplicada por tres) que van a tener que dedicar a soportar cartas, llamadas, petición de entrevistas…, con el objeto de vender algún espacio publicitario.

En fin, es la libertad de mercado combinada con la guerra sucia basada en el robo de información sensible.

Como mis lectores habituales saben, mi imagen preferida de nuestro sector industrial  –en realidad, de cualquier sector industrial–  es la de los dos burros tirando de una cuerda atada a su cuello para alcanzar cada uno “su” montón de alfalfa. Lamentablemente, es la radiografía de nuestra forma de ser, individualista y cainita.

Quizás también te interesen:

?

País de mediocres y oportunistas, por Antonio Carballo

Aluzine, empresa de gran prestigio y con muchos años de experiencia en su sector nos ha enviado la nota que publicamos hoy en la sección Noticias CINE de nuestra web www.cineytelePRO.com. Se trata de la presentación de una querella por apropiación de información confidencial por parte de dos ex-empleados de la empresa que pasaron a formar parte de la competencia.

Leer más...

La nueva ley del cine: segundo intento

Nunca antes los astros, y no los de cine, se confabularon para evitar la aprobación de la Ley del Cine promovida por el anterior ministro Miquel Iceta, una ley que afectará por mucho tiempo a la industria audiovisual. Estamos ante una nueva oportunidad y con un nuevo ministro de Cultura, Ernest Urtasun. Aprovechémosla. Por Jordi Carbonell

Leer más...

Únete a nuestra Newsletter

Más de 1000 personas reciben las principales noticias sobre el sector audiovisual.

Al suscribirte aceptas la Política de Privacidad.