El canal femenino de Mediaset emitirá, a partir del próximo domingo día 7, la primera temporada de esta serie que muestra la labor y vida personal de los profesionales de un parque de bomberos de Chicago.

A partir del domingo 7 de agosto, llega en abierto al prime time de Divinity la primera temporada de Chicago Fire,  una visión impactante de la vida de héroes cotidianos comprometidos con una de las profesiones más nobles de Estados Unidos.

La ficción, que se emitirá dentro del sello temático ‘Emergency Lovers’ del canal femenino de Mediaset, muestra  las épicas hazañas de la estación de bomberos 51 de Chicago.

La presión por desempeñar su labor hace que tengan que pagar un alto precio personal y en ocasiones surgen desacuerdos entre los miembros del equipo del camión y la unidad de rescate especialmente capacitada. A pesar de las diferencias, los efectivos del parque de bomberos 51 conforman una amplia familia y no dudan en arriesgarlo todo unos por otros. Cuando uno de los suyos pierde la vida, se ven embargados por la culpa.

Ellos son el teniente Matthew Casey (Jesse Spencer), líder del Camión 81 que en ocasiones discrepa con el teniente Kelly Severide (Taylor Kinney) del equipo de rescate y ambos  se culpan el uno al otro por la muerte de un compañero en acto de servicio; el jefe Wallace Boden (Eamonn Walker), que debe afrontar importantes decisiones personales; las profesionales sanitarias Gabriella Dawson (Monica Raymund) y Leslie Shay (Lauren German), que comparten un estrecho vínculo  y trabajan codo con codo para hacer frente a algunas de las situaciones más angustiosas inimaginables; Peter Mills (Charlie Barnett), recién graduado de la academia que forma parte de la última generación de una saga de bomberos; y Christopher Herrmannn (David Eigenberg), bombero veterano experimentado que ha perdido su casa y se ve obligado a mudarse junto a su familia a la vivienda de su suegro.