La docuserie producida por Mediaset en colaboración con Señor Mono sobre Jon Imanol Sapieha Candela, alias Sapo, narra en primera persona su historia y los pormenores de sus golpes más célebres: los robos en una sucursal bancaria en Yecla y en el domicilio madrileño de Esther Koplowitz- así como su papel en la negociación con los secuestradores del buque Alakrana.

Prime Video, primera ventana de ‘Sapo, S.A. Memorias de un ladrón’

Sapo, S.A. Memorias de un ladrón  verá la luz el próximo viernes 8 de este mes de julio antes de su emisión en abierto en los canales de Mediaset. Esta producción del grupo, en colaboración con Señor Mono, se presentó internacionalmente la pasada semana en NATPE de Budapest.

Formado militarmente en la armada francesa, Jon Imanol Sapieha Candela, alias Sapo, decidió un día utilizar los conocimientos y experiencia adquiridos profesionalmente en su propio beneficio, creando una banda integrada por exmilitares altamente cualificados.

En este true crime de cuatro episodios, el propio Sapo, lugarteniente, amigo y colaborador de Ángel Suárez Flores, alias Casper, líder de una de las mayores organizaciones delictivas de España, narra en primera persona los entresijos de sus delitos, poniendo el foco en las actuaciones más sorprendentes de su historial.

El documental se hará eco del robo de las cajas de seguridad de la sucursal del Banco Popular de Yecla en la Nochebuena de 1998 utilizando la técnica del butrón, un botín de cientos de millones de pesetas que se llevó junto a los miembros de su banda en bolsas de basura; de la usurpación de obras de arte de gran valor del bunker acorazado de la casa madrileña de Esther Koplowitz en agosto de 2001, en el que se convirtió en el mayor robo de arte de una colección jamás realizado en España y en el que se hizo con cuadros de Brueghel, Juan Gris y el valioso lienzo de Goya ‘El columpio’; y el papel que jugó en la negociación con los secuestradores del buque Alakrana en el océano Índico.

En esta docuserie el protagonista, considerado también un experto en ocultación que utilizaba diferentes disfraces y caracterizaciones para no ser identificado, desgrana su historia de lujo y excesos, venganzas, acuerdos, extorsiones y fugas y abre a Nacho Medina, director del documental, las puertas de su refugio en África, donde ha fijado su lugar de residencia y en el que ha invertido parte de su fortuna.

Además de su testimonio, el documental incluye las declaraciones de abogados, agentes de la ley que intentaron capturarle durante años y afectados por sus golpes, como la persona que vigilaba la casa de la empresaria Esther Koplowitz en 2001 y a la que embaucó Sapieha Candela. Todos ellos desvelarán diversos pormenores sobre la figura del Sapo, que por primera vez cuenta su historia delante de una cámara de televisión.