El ‘Clásico’ entre Real Madrid y Barcelona femenino bate récords de audiencia en DAZN

La plataforma consiguió ayer la cifra más alta de audiencia en un partido femenino de todos los que ha retransmitido a través de su canal de Youtube, acumulando 3,2 millones de visualizaciones. 

Alexia Putellas celebra un gol

DAZN, ofreció ayer a los aficionados al deporte femenino el partido de vuelta de los cuartos de final de la UEFA Women’s Champions League entre FC Barcelona y Real Madrid, que pasará a la historia por haber batido el récord mundial de asistencia de público en un partido de fútbol femenino profesional, gracias a la presencia de 91.553 espectadores en el feudo blaugrana. Con esta nueva marca, se han superado los 90.185 aficionados que estuvieron en el estadio Rose Bowl siguiendo la final de la Copa del Mundo de 1999, que tuvo como contendientes a Estados Unidos y China. El encuentro entre blaugranas y madridistas ha acabado con un resultado de 5-2 a favor del conjunto local (8-3 en el global de la eliminatoria) y ha sido retransmitido en directo por DAZN y el canal de YouTube de DAZN dedicado a la UEFA Women’s Champions League.

A su vez, se lograron otros dos récords. Por un lado, el ‘Clásico’ fue el partido con mayor número de espectadores en un partido de fútbol femenino en España, ya que la anterior cifra estaba fijada en los 60.739 aficionados que se dieron cita en 2019 en el Wanda Metropolitano para seguir el encuentro de competición liguera entre  Atlético de Madrid y Barcelona. Por otro lado, también ha sido la mayor asistencia en la historia de la UEFA Women’s Champions League, cuyo tope estaba situado hasta ahora en 50.212 espectadores en la final de la Liga de Campeones de 2012 que enfrentó a Olympique de Lyon y Frankfurt.

Este récord de asistencia logrado en el Camp Nou reafirma el crecimiento imparable de la UEFA Women’s Champions League en todo el mundo en términos de audiencia. En el partido de ida de la semana pasada, que acabó con triunfo blaugrana por 1-3 en el Alfredo Di Stéfano, se acumularon 3,2 millones de visualizaciones en el canal de YouTube de DAZN, además de producirse más de 1,3 millones de visualizaciones en directo alrededor del planeta, tanto en el canal como en DAZN, siendo el encuentro más visto hasta la fecha. Asimismo, la fase de grupos de la máxima competición continental también supuso una muestra clara del aumento del interés por el fútbol femenino, alcanzando los 14 millones de visualizaciones, mientras que el canal de YouTube de DAZN ya supera los 200.000 suscriptores.

Para Alexia Putellas, capitana del FC Barcelona y ganadora del Balón de Oro 2021, noches como la de hoy ya son parte de la historia del deporte: “Muchas chicas soñarán con jugar en un escenario tan especial. Puede suponer un antes y un después en el mundo del fútbol femenino”. Para Alex Scott, exfutbolista profesional británica y legendaria presentadora, este récord demuestra la evolución que está teniendo el fútbol femenino en todos los niveles, sobre todo, en cuanto a repercusión entre los aficionados: “Antes jugábamos ante doscientas personas. Tener esta competición aquí (en el Camp Nou) ante un estadio lleno, sólo demuestra lo lejos que ha llegado el fútbol femenino. Es genial, estamos aquí y lo celebramos, pero sabemos que hay muchos pasos que dar para seguir impulsando este juego. Esta noche es simplemente increíble. Yo veía a Messi o a Danny aquí y ahora todas las jóvenes sueñan con jugar en este estadio en un partido de la Liga de Campeones. Y es posible porque lo han visto con sus propios ojos”, afirma.

Un hito histórico que también han querido valorar desde el equipo que ha formado la cobertura de DAZN para este duelo. Así, la comentarista Sandra Riquelme tiene claro el significado de esta noche: “Hoy vamos a formar parte de la historia del fútbol mundial. Es absolutamente increíble. Llevamos mucho tiempo viéndoles jugar en campos de tierra con gradas pequeñas y muy poca gente… Se me ponen los pelos de punta y estoy muy orgullosa de haberles visto crecer y verles llegar a este momento”, comenta. Por su parte, la narradora Andrea Segura, concluye que “la explosión del fútbol femenino ha quedado representada hoy”.