Coincidiendo con la recta final del Festival de Málaga, en Cine&Tele terminamos el repaso de algunos de los hitos más importantes de su historia, con motivo de sus bodas de plata. En post anteriores de nuestra página web podrás encontrar el análisis de  1998 a 2002, de 2003 a 2007, de 2008 a 2012, y de 2013 a 2017  Hoy, finalmente, os traemos los años comprendidos entre 2018 y 2021.

Primera gala de entrega de premios de MAFIZ. ©Koke Pérez

2018: la industria se instala definitivamente en Málaga con el debut de MAFIZ

Sin duda, la 21ª edición del Festival de Málaga (13 a 22 de abril), supuso la eclosión de la industria audiovisual en el certamen con el nacimiento de MAFIZ – Málaga Festival Industry Zone, su nueva zona específica de industria, que englobaba (y mantiene) un conjunto de eventos para promover Financiación, Coproducción, Distribución y Venta del cine en español. Todo ello desde el apoyo e impulso al nuevo talento audiovisual latinoamericano en su consideración de objetivo transversal para esta amplia área industrial.

Uno de los seis eventos complementarios sobre los que se vertebraba esta zona diseñada para la industria eran los Spanish Screenings – Málaga de Cine, que regresaban con energía renovada, organizados en esta ocasión por el propio certamen y el Ayuntamiento de Málaga (tras la desaparición de FAPAE), con el patrocinio del ICAA,  ICEX, Junta de Andalucía y EGEDA. En su segundo año en Málaga, y primero como parte de MAFIZ, esta actividad volvió a contar con espacios para reuniones, stands, visionado de producciones y sesiones de networking. 

Otra de las patas era MAFF, Málaga Festival Fund & Co Production Event, espacio para impulsar financiación de películas latinoamericanas en fase de producción y favorecer su finalización y distribución internacional, a través de la presentación de proyectos a los principales fondos internacionales y productores europeos. En su debut se recibieron 130 proyectos, se seleccionaron 25 y se premiaron al venezolano Hondo de Virginia Urreiztieta  (premio SorFond MAFF) y el premio EAVE para La Pecera de Glorimar Marrero (Puerto Rico).

Málaga Work in Progress, WIP, nacía con el objetivo de  impulsar la finalización de películas en fase de postproducción, favorecer su difusión y promoción, así como apoyar su financiación y distribución internacional. En su primera edición recibió 140 proyectos de 19 países, de los que se seleccionaron diez y las compañías colaboradoras entregaron los siguientes galardones: el premio Latido Films fue para  Pólvora en el Corazón de  Camila Urrutia (Guatemala), el premio Aracne Digital Cinema se lo llevó Porno para Principiantes del realizador Carlos Ameglio (Urugay), el galardón Arte Sonora fue concedido a la chilena Sumergida de Andrés Finat y el Subtitula-M premió a la colombiana La Noche de la Bestia de Mauricio Leiva.

Desde 2010, el Festival de Málaga celebra Latin American Focus, encuentro bilateral entre España y un país latinoamericano con el objetivo de reforzar el networking y  las coproducciones de las productoras de ambos territorios. En su estreno como parte de MAFIZ fue Brasil el país invitado. Este evento acogió sesiones de pitching de los proyectos participantes y gracias a la colaboración de las organizaciones involucradas Puta madre de Belem de Oliveira, Las preñadas de Pedro Wallace, Corpo presente de Leonardo Barcelos y Paraisopreto fosco de Samuel Carro se pusieron en manos de productores europeos.

Durante dos días expertos académicos y documentalistas participaron en Málaga Docs, antes llamados Encuentro de Cine Documental, para analizar el presente de este género en España o las relaciones transnacionales entre Europa y América Latina. Y por último, Málaga Talent, iniciativa impulsada por Antonio Banderas (presidente de Honor de Festival de Málaga), en el que 20 jóvenes fueron seleccionados para formar parte del Campus Talent, donde participaron en talleres, sesiones de networking y encuentros con grandes cineastas como  Guillermo del Toro y Rodrigo Sorogoyen.

Además de este completo programa, la primera edición de MAFIZ acogió varias actividades paralelas, como mesas redondas sobre rutas de cine y su explotación turística, la presentación de la entonces recién nacida Madrid Film Office, las jornadas de producción de cine publicitario o la celebración de los 20 años del Programa Ibermedia.

En definitiva, el primer MAFIZ se convirtió en todo un éxito avalado por los 580 acreditados de 51 países de los cinco continentes, 109 distribuidores internacionales, 200 productores españoles y 130 internaciones, 110 proyecciones en Industria o  la participación de 26 proyectos.

En cuanto al Festival, en su vigésimo primera edición recibió más de 2.200 películas, lo que supuso un incremento del 44% respecto al año anterior. Finalmente, las películas ganadoras fueron Las distancias de Elena Trapé que recibía la Biznaga de Oro como mejor película española y Benzinho de Gustavo Pizzi, galardonado con el mismo premio pero en su vertiente de largometraje iberoamericano.

2019: el área de industria se hace fuerte en Málaga

Que MAFIZ había llegado para formar parte del Festival de Málaga era un hecho consumado. En su segundo año, el Málaga Festival Industry Zone se hizo fuerte y ya formaba parte del certamen como cualquier otro de los eventos con más solera.

Bajo el eslogan Spanish Screenings, más emociones, más historias, más cine español’, se celebraron los Spanish Screenings ‘12+1’ (13ª edición del evento para los no supersticiosos y tercera en Málaga), que mantuvieron el diseño y actividades de las anteriores, con las ya tradicionales proyecciones, espacios para reuniones, visionado de producciones y sesiones de networking, sumando dos nuevos espacios: Neo Screenings, con proyecciones del cine español más innovador y arriesgado, y Málaga Spanish WIP para impulsar la finalización de películas españolas en fase de posproducción y fomentar su difusión y promoción. Por los Spanish Screenings  pasaron 115 compradores internacionales de 89 empresas, 29 delegados de 20 festivales internacionales, 39 países entre compradores internacionales y festivales y 150 delegados de 75 empresas en el Industry Zone. Y todo ello con la idea de ser la plataforma internacional para la promoción del cine español y fomentar sus ventas en el extranjero.

Renovarse o morir. El segundo MAFF – Málaga Festival Fund & Coproduction Event trajo como novedad la sección Social MAFF, para poner en valor el compromiso del Festival con contenidos que aportan al desarrollo humano, la inclusión social y la mejora de la calidad de vida.  Además, ese año supuso el inicio de colaboración con el mercado latinoamericano Ventana Sur y con Brasil CineMundi, el mayor evento del mercado de cine brasileño.

También hubo novedades en Málaga Work in Progress que, además de ampliar la colaboración con más empresas de la industria cinematográfica, se abrió a cuatro secciones: Málaga WIP Lab, Málaga WIP Doc, Málaga Latam WIP y Málaga Spanish WIP, pensadas a la medida de las necesidades de las películas participantes y sus realizadores. Pero además, el Festival de Málaga premió a cinco filmes para participar en Málaga Goes To Cannes del Marche du Film, el mercado del certamen francés.

Argentina y su cinematografía fueron el foco de atención en el 22 Festival de Málaga, que contó con este país como invitado de Latin American Focus, la selección de proyectos del Latin American Focus –Argentina fueron las ficciones Cuando llueva tendrás un ríoLa mujer de la fila y Ella en el viaje. Y también Málaga Talent renovó su estructura para convertirse en una nueva iniciativa centrada en la capacitación, para dar soporte a los nuevos talentos cinematográficos y fomentar y consolidar la creatividad de la actual generación de productores, guionistas, directores, sonidistas, músicos, responsables de fotografía y montadores. Durante 10 días de jornadas intensivas, los alumnos participaron en el programa Formación Creativa sin Fronteras y se desarrollaron tres módulos de formación: creativo, de producción y de distribución. Y la producción del documental en Europa centró la nueva edición de Málaga Docs.

Entre las actividades paralelas destacadas ese año recordamos las jornadas sobre rodaje sostenible, el homenaje al argentino INCAA – Instituto nacional de Artes Audiovisuales, por su 60 aniversario; el encuentro a puerta cerrada entre asociaciones de productores y el ICAA, las ya tradicionales jornadas de producción publicitaria o la presentación de proyectos de diversas Film Commissions.

La consolidación de MAFIZ se hizo patente en sus cifras, con más de 700 participantes acreditados de 54 países, 135 distribuidores internacionales de 89 empresas, 31 delegados de 25 festivales internacionales, 180 delegados de 75 empresas españolas, 130 productores del resto del mundo, 6  fondos internacionales o 9 institutos de cine de Latinoamérica.

El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) cumplía  60 años de trayectoria y seleccionaba la 22ª edición del  Festival de Málaga (15 a de marzo) para celebrarlo. Así, una delegación de la industria cinematográfica cubana recibió de manos del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, la Biznaga conmemorativa de la ciudad. 

Rafael Cobos, Raúl Arévalo, Julia Gutiérrez Caba, Cecilia Roth o Javier Gutiérrez fueron algunas de las figuras cinematográficas que recibieron premios especiales, en una edición en la que Los días que vendrán de Carlos Marques-Marcet  y Las niñas bien de Alejandra Márquez Abella, compartieron la Biznaga de Oro como mejores películas española e iberoamericana respectivamente.

2020: el año del online

Presentación de Profestivales21. De izquierda a derecha: Manuel H. Martín, Juan Antonio Vigar y José Luis Cienfuegos. © Ana Belén Fernández

En marzo de 2020 estallaba oficialmente la mayor crisis sanitaria de este siglo provocada por el coronavirus, que trastocó la vida de millones de personas. Desde el punto de vista de la industria de la cultura y entre los efectos colaterales, la pandemia provocó una cascada de cancelaciones  o desplazamientos de eventos. Entre ellos, el Festival de Málaga que tenía que arrancar su edición 23 (prevista para los días 13 y 22) pocos días después del anuncio. La organización del certamen malagueño estuvo trabajando en varios escenarios y, finalmente, trasladó su vigesimotercera edición al mes de agosto, concretamente del 21 al 30.

Pero la organización de MAFIZ y certamen, en una apuesta rápida y arriesgada, adaptaron el desarrollo de varias de las actividades a formato virtual, ya que gran parte del público que participa en ellas es internacional y las restricciones de viajes hacían inviables sus desplazamientos.

La primera que tuvo su estreno en internet fue Málaga Work in Progress,  Málaga WIP, que comenzó pocos días después del anuncio del estado de sitio en España, el 23 de marzo. El evento acogió tres de las acciones implementadas en su segunda edición -Málaga Spanish WIP, Málaga Latam WIP y Málaga WIP  DOC-,  y las 22 películas participantes se alojaron en la plataforma Veo Málaga.

Reunión por Zoom en el marco del MAFF entorno a la relación entre los fondos internacionales y la financiación del cine.

Después, entre abril y mayo, fue el turno de MAFF – Málaga Festival Fund & Coproduction Event, que contó con el apoyo de la plataforma Filmarket Hub para desarrollar sus actividades online, en el llamado MAFF Online by Filmarket Hub, un espacio de matchmaking virtual en el que los realizadores iberoamericanos pudieron ponerse en contacto de forma exclusiva con 40 productores españoles y del resto de Europa con la intención de evaluar oportunidades de negocio y coproducción y que reunió a 120 participantes de 15 países latinoamericanos y ocho europeos. Además, el MAFF acogió algunas de las acciones previstas para el Latin American Focus, dedicado a República Dominicana.

También tuvieron lugar virtualmente algunas de las actividades de Málaga Talent, dejando otras, al igual que en Latin American Focus, para la edición del año siguiente. Y finalmente, en noviembre, tuvieron lugar los Spanish Screenings – Málaga de Cine, en una plataforma especialmente diseñada para ellos, Veo SpanishScreenings, que contó además de los espacios habituales, con dos nuevas propuestas: Festival de Malaga Awards con todas las películas premiadas en las diferentes categorías de la 23 edición del certamen y Malaga WIP 2020, con las películas españolas seleccionadas en el área de Málaga Work In Progress.

FUERA (Y a pesar de las adversas circunstancias, el 23 Festival de Málaga reunió a cerca de 65.000 espectadores y contó con más de 1.300 personas acreditadas, en un año en que el foco estuvo en el puro cine, sin la tradicional alfombra roja del Teatro Cervantes y adaptándose a todos los protocolos sanitarios). En esta ocasión la Biznaga de Oro estuvo compartida por Las niñas, ópera prima de Pilar Palomero, como mejor película española, y Summer White (Blanco de verano), seleccionada como el mejor film latinoamericano.

2021: Un MAFIZ adaptado a las circunstancias

El Festival de Málaga (3 a 13 de junio), celebró su 24 edición de manera presencial, pero la zona de industria tuvo que ajustarse a una crisis sanitaria aún presente, aunque con menos fuerza, en nuestras vidas. Así, varios de los eventos de Málaga Festival Industry Zone volvieron al entorno digital. 

Tal fue el caso de Málaga Work in Progress, que se celebró a caballo entre mayo y junio, y al que concurrieron 150 proyectos, de los que se seleccionaros doce, seis para  Málaga WIP España y otros tantos Málaga WIP Iberoamérica, siempre con el objetivo  de impulsar la finalización de largometrajes de ficción y documentales en fase de corte final, ya listos para el proceso de posproducción y que buscan cerrar su distribución internacional para creadores españoles, portugueses y latinoamericanos. En esta actividad Cineinforme tuvo mucho que decir, ya que la revista fue la encargada de entregar uno de los galardones de los proyectos españoles. 

También en formato online se desarrolló MAFF, Málaga Festival Fund & Co Production Event, incorporando proyectos portugueses y españoles dentro de su selección para sellar el compromiso del certamen con la diversidad de identidades y lenguas del ámbito iberoamericano y su industria audiovisual. En su cuarta edición y segunda online, se presentaron 140  proyectos de los que se seleccionaron 19. Uno de ellos, Mi vacío y yo de Adrián Silvestre, es una de las películas que compiten este 2022 por la Biznaga de Oro. (Entre los premios  que se entregaron por las distintas entidades colaboradoras, destacan los otorgados por el Festival de al mejor proyecto latinoamericano y portugués, que fue para Saudade fez morada aquí dentro de  Haroldo Borges (Brasil), y para O auto das ánimas de Pablo Lago Dantas, como opción seleccionada procedente de España) FUERA

La 15ª edición de los Spanish Screenings – Málaga de Cine se celebró en formato híbrido,  presencial con algunas actividades online, en octubre, añadiendo a los eventos habituales de este apartado Regional Film Hub, una nueva plataforma para la promoción y difusión de la cinematografía de las diferentes comunidades españolas, en la que los institutos de cine de España podían presentar películas cuyo desarrollo y producción han apo yado. También se reformó Next From Spain, anticipando a los compradores, programadores de festivales, distribuidores nacionales y agentes de ventas, las películas seleccionadas en Málaga WIP España , así como avances de las películas previstas para 2022 y 2023. 

Pero la gran novedad de MAFIZ 2021 llegó de la mano de Hack MAFIZ, nuevo espacio destinado a jóvenes creadores digitales, para vincularles con distribuidoras, marcas, medios, servicios de streaming y productoras de todo el mundo. En su debut, seleccionó 198 jóvenes españoles y latinoamericanos de los cerca de 1.300 participantes de una gran diversidad de países, que pasaron  a la siguiente fase, el Hackathon, donde desarrollaron en grupos un  contenido audiovisual (podcast, series, videojuegos), siempre bajo la supervisión de una serie de tutores. Los 20 ganadores, de los que siete eran españoles, han estado participando  desde el pasado diciembre en clases magistrales online con expertos de la industria audiovisual y asistirán al 25 Festival de Málaga.

Oliver Laxe, Javier Fesser, Alejandro Amenábar o Mariano Barroso fueron algunos de los profesionales que recibieron premios especiales del 24 Festival de Málaga, recogiendo respectivamente el Málaga Talente, la Biznaga de Honor, el Málaga-Sur o el Retrospectiva. Y la Biznaga de Oro del pasado año fue a parar a manos de Agustín Villaronga por El vientre del mar (mejor película española) y Juan Pablo Félix por Karnawal (iberoamericana).

Foto de familia con los ganadores en la 24 edición del Festival de Málaga. © Eloy Muñoz Reyes

 

A continuación, puedes leer la versión digital del Especial 25 Aniversario del Festival de Málaga que ha elaborado Cineinforme como suplemento de su edición de marzo: