Tras comenzar ayer con las opiniones y felicitaciones de Beatriz Navas, Mercedes Gamero, Carlos Rosado e Isona Admetlla con motivo de las bodas de plata del  Festival de Málaga,  continuamos ofreciendo los testimonios de representantes de la industria. Hoy es el turno de los  presidentes de PROA, de la Asociación Estatal de Cine, de la asociación de agencias de ventas VICA, de AAMMA y CIMA.

Jordi Oliva: El placer de jugar en casa

Jordi Oliva, Mª Luisa Gutiérrez, Antonio Saura, Agus Jiménez y Cristina Andreu comentan el aniversario del Festival de Málaga

Jordi Oliva

Málaga es cada año sinónimo de ilusión y de retos. Y sin darnos cuenta hemos llegado ya a la edición número 25. Ante todo, pues, ¡felicidades! ¡Y que sean muchos más!

Desde PROA – Productors Audiovisuals Federats, entidad que está formada por 7 asociaciones, 5 sectoriales y 2 generalistas (ProDocs en cine documental, ProAnimats en animación, ProFicció en ficción, ProTV en televisión y Devicat en videojuegos más APAIB en Islas Baleares y AVANT en Comunidad Valenciana), cada año aprovechamos el tirón del festival por su parte industrial para organizar o tomar parte en algún evento que sea provechoso tanto para nuestros socios como para el bien del sector en general.

Debates, mesas redondas, presentaciones o puestas en común, Málaga es siempre el mejor de los escaparates para cualquier actividad.

Y nos orgullece decir que, año tras año, nos sentimos más parte del festival, sentimos que jugamos en casa. No en vano, socios de PROA se han llevado la Biznaga de Oro a Mejor Película en los últimos cinco años, y para nuestra federación esto es un honor inmenso.

Este año, además, Málaga acogerá otra de nuestras producciones, la reciente triunfadora en Berlín, Carla Simón y su Alcarràs así que esperamos que todo el mundo pueda disfrutarla.

Sea cual sea el palmarés de esta 25 edición, lo que tenemos claro es que gana el cine. El cine hecho en España por productoras españolas. Málaga es el reflejo y el escaparate de la producción independiente que se hace en este país y nos da alas y justifica los esfuerzos que llevamos haciendo para poder modificar una Ley General de Comunicación Audiovisual que amenaza nuestro ecosistema productivo.

Sin duda, en el Festival la nueva Ley del Cine y Cultura Audiovisual será tema de debate. Y desde PROA nos sumamos a él.

Una de nuestras asociaciones, ProFicció, organizará en el marco del festival un evento que girará alrededor de las expectativas y oportunidades de la nueva LGCA. Esperamos veros a todos allí. También el ámbito legislativo nos la jugamos.

Queremos que nuestras películas lleguen al público. Los productores nos rodeamos de los mejores profesionales para contar historias, para hacer realidad muchos sueños. Y nos satisface enormemente poder estrenarlas en un festival tan maravilloso, tan nuestro y arraigado como el Festival de Málaga.

¡Felices 25 y que no pare la fiesta del cine!

María Luisa Gutiérrez: Un lugar de encuentro y referencia para el talento y la industria

Jordi Oliva, Mª Luisa Gutiérrez, Antonio Saura, Agus Jiménez y Cristina Andreu comentan el aniversario del Festival de Málaga

María Luisa Gutiérrez

Como presidenta de la Asociación Estatal de Cine (AECINE), queremos felicitar al Festival de Málaga en su 25 Aniversario.

Pero, sobre todo, queremos felicitarnos y felicitar a toda la industria española por tener desde 1998 un festival nacional de primer nivel que nació, única y exclusivamente, para promocionar el Cine de España. Nuestro cine. Y que, al ampliar desde el 2016 el concurso a películas hispanohablantes, pasó a ser un lugar de referencia en la visibilización de las múltiples coproducciones hispano-latinoamericanas que hacemos, así como a convertirse en un lugar de encuentro industrial, sin necesidad de cruzar el mar,  donde se dan intercambios empresariales con productores latinoamericanos que vienen a exhibir sus películas.

Los productores independientes sabemos que si hay un festival que apuesta, no sólo por el talento, sino también por los productores, por las salas de cine y por la industria de nuestro país, ese es el Festival de Málaga.

Desde hace 25 años ha sido, y es, ese apoyo que necesitamos para visibilizar nuestras películas. Porque, más allá de la apuesta por los largometrajes que pasan por su sección oficial, está la apuesta por esas secciones alternativas y complementarias (cada día más) que hacen que, cada año, muchos rincones de Málaga, y no sólo el Teatro Cervantes y el Teatro Albéniz, se llenen de cine y de cultura…

Son muchas las películas que, tras su paso por el Festival, llevan marcada su biznaga en los carteles, no sólo las de la ansiada sección oficial, acreditando ese sello de calidad de haber sido elegidas por prestigiosos seleccionadores que tanto favorece la carrera comercial de estos largometrajes.

A los productores, pasar por Málaga nos ayuda a encontrar distribuidores si no los tenemos antes de llegar, nos ayuda a encontrar huecos en las apretadas agendas de la prensa que, de repente, observan nuestra película con ojos de interés, cuando antes ni las veían. En definitiva, para los productores, Málaga nos ayuda a generar industria y a crecer profesionalmente.

También sobra decir las oportunidades profesionales que el Festival de Málaga ha dado al nuevo talento, a sus productores y a sus películas por el hecho de ganar la biznaga de oro. Y así, probablemente, las películas de ejemplos como Carla Simón y Pilar Palomero (y tantos otros en estos 25 años) no habrían tenido las oportunidades de llegar donde llegaron (o lo hubieran tenido más difícil) si, previamente, no hubieran ganado esas biznagas de oro en Málaga.

En definitiva, desde la Asociación Estatal de Cine no podemos sino agradecer a toda la directiva del Festival el soporte que dan al cine en español, a nuestro cine, y el respeto que siempre transmiten a los productores de las películas que allí están. GRACIAS.

Antonio Saura: El sitio en el que queremos nuestras películas cada primavera

Jordi Oliva, Mª Luisa Gutiérrez, Antonio Saura, Agus Jiménez y Cristina Andreu comentan el aniversario del Festival de Málaga

Antonio Saura

Han pasado ya 25 años desde que un grupo de soñadores decidieron que el cine español necesitaba un festival de cine nacional y propusieron la ciudad de Málaga para celebrarlo. Se dice pronto, 25 años.

No era asunto sencillo, somos una industria muy dada al escepticismo, a dejar que otros se estrellen antes de apostar por lo nuevo. Pero siempre hay algunos ‘locos’ innovadores. Eso es España, esa lucha entre los maravillosos ‘locos’ y los ‘escépticos’. Afortunadamente, suelen salir bien las cosas si ganan los ‘locos’, como fue en este caso.

De una idea que se sacó adelante con mucho esfuerzo cada año, la cosa se fue consolidando como algo necesario. Mucho tuvo que ver la buena gestión desde su inicio. La industria se convenció de su necesidad y finalmente ha llegado a ser, como es, un evento imprescindible.

Siempre bien gestionado, ahora impecablemente. Y creciendo cada año, abriendo horizontes, llevado adelante desde una prudencia imprudente, un silencio clamoroso que ha conseguido que sea el Festival de Cine Español, el sitio donde queremos que estén nuestras películas en los albores de cada primavera.

¡Y qué primaveras tiene Málaga!¡Cómo ha cambiado la ciudad en estos 25 años! Málaga ciudad es ahora destino artístico obligatorio, ciudad de museos, de teatros, de cultura. No era así antes, al menos de esta forma tan explosiva. Pero ahora lo es, ¡y de qué manera!

En estos años he tenido la fortuna de participar como productor, y hasta he ganado algún premio con mis películas y documentales. He acudido a homenajes a mi familia y en los últimos años he podido estar presente como agente de ventas de películas en la selección.

Latido Films, la empresa que dirijo, ha colaborado muy activamente en el desarrollo del mercado dentro del festival, y ahora como presidente de la Asociación de Agentes de Ventas (VICA), tengo la suerte de poder apoyar este salto al futuro que son los Spanish Screenings de este año, vinculados, como no podía ser de otra manera, al Festival de Málaga.

Me ha quedado siempre las ganas de ser jurado, pero parece que, si uno tiene películas en el festival, no toca. ¡Pues que no toque y que tenga siempre películas participando!

El Festival de Cine de Málaga ya es también un referente estratégico para todo el cine latinoamericano: ¡ahí es nada!

Y este año, además, se convierte en un mega evento al potenciarse el mercado.

Por supuesto, nada hubiera sido posible sin el factor humano y el apoyo político. A todos ellos, gracias por hacer de Málaga el epicentro del cine español al menos durante 10 maravillosos días donde uno se pregunta: ¿y yo, por qué no me quedo a vivir en Málaga?

Agus Jiménez y Cristina Andreu:  Una ventana para las creadoras

Jordi Oliva, Mª Luisa Gutiérrez, Antonio Saura, Agus Jiménez y Cristina Andreu comentan el aniversario del Festival de Málaga

Agus Jiménez y Cristina Andreu

El Festival de Málaga es un referente para el cine español. También para nosotras, que no podemos más que felicitar el gran logro de llegar a este 25 aniversario tras convertirse en espacio imprescindible de encuentro de cineastas, películas y público.

Esta 25 edición llega, además, cargada de simbolismo para nosotras, ya que inauguramos colaboración entre AAMMA, CIMA, Mujeres VO y el MAFIZ a favor de la creación y la diversidad. Desde MAFF Women Screen Industry, y en el marco del espacio de industria MAFF (Málaga Festival and Coproduction Event),  pondremos el foco sobre las miradas y voces de las creadoras andaluzas y españolas.

Esta necesaria unión entre el Festival y las tres entidades profesionales tiene como reto avanzar hacia la equidad y la diversidad en audiovisual. Una iniciativa que, estamos convencidas de ello, iremos consolidando en sucesivas ediciones.

Las distintas asociaciones de mujeres del sector llevamos apostando desde hace años por el diseño de programas de desarrollo de proyectos, mentorías y tutorizaciones. CIMA Impulsa o las Residencias de GENERAMMA de AAMMA son de vital importancia para aupar a nuevos talentos; impulsar la carrera y proyectos de directoras, productoras y guionistas; crear sinergias y vincular a las creadoras con la industria. Y este es precisamente el espíritu con el que nace MAFF Women Screen Industry.

Durante este cuarto de siglo, desde asociaciones profesionales, festivales como el que estos días nos acoge, instituciones y la propia Academia hemos trabajado incansablemente a favor de la igualdad real. En derechos y oportunidades.

Hemos sumado a favor de una industria inclusiva y diversa y a favor de una narrativa audiovisual que contribuya a la construcción de una sociedad libre de estereotipos y de violencia.

A tenor de los resultados, y he ahí los informes elaborados y publicados por CIMA en los últimos seis años, podemos aventurar que hemos avanzado en visibilización. Cierto que tímidamente en algunos sectores tan masculinizados como la animación, cierto que con demasiadas barreras —salariales o de representatividad— aún por derribar.

Para equilibrar la balanza que perpetúa la desigualdad estructural, y alejar toda amenaza y posibilidad de retroceso, seguiremos tejiendo nuevas alianzas desde espacios como el que nos brinda Málaga. Seguiremos abriendo nuevas ventanas desde las que transformar la cultura cinematográfica y nuestro imaginario colectivo.


A continuación, puedes leer la versión digital del Especial 25 Aniversario del Festival de Málaga que ha elaborado Cineinforme como suplemento de su edición de marzo: