Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Antonio Saura: «Es fundamental que regresen los mercados físicos de cine»

22 febrero, 2022

Hace unos días terminó la 72ª Berlinale, una edición muy dulce para el cine español que culminó con el Oso de Oro para Alcarràs de Carla Simón. Aunque el festival se celebró físicamente, el European Film Market volvió a ser digital por culpa de la pandemia. Para saber cómo fue el mercado y las últimas tendencias existentes, Cine&Tele ha hablado con Antonio Saura, director general de la agencia de ventas Latido Films.

Antonio Saura
Antonio Saura

Antonio Saura es una de las voces más autorizadas en el ámbito de las ventas internacionales de cine español y latinoamericano. Además de ser el máximo responsable de Latido Films, es el presidente de VICA, asociación de agencias de ventas internacionales españolas independientes en la que también están Film Factory y Filmax.

Cine&Tele: ¿Cómo has visto el mercado en este principio de 2022? ¿Hay espíritu comprador en este momento o las distribuidoras tienen todavía mucho contenido pendiente de estreno?

Antonio Saura: Vemos que la gente se va animando y hay grandes esperanzas para Cannes. Antes, espero que Málaga pueda conseguir en este año tan importante atraer la curiosidad sobre nuestro cine. Creo que el estupendo comportamiento del cine español en Berlín, con el triunfo de la película de Carla Simón y las excelentes críticas a Cinco lobitos de Alauda Ruiz de Azúa (que tenemos el privilegio de vender internacionalmente) y la de Isaki Lacuesta puede hacer que por fin el ojo del mundo de la distribución para salas vuelque su mirada a España.

En todo caso, hay tres fenómenos resultado de la pandemia que siguen siendo insoslayables. En primer lugar, que los distribuidores independientes han sufrido, y sobre todo últimamente, con la sucesión de aperturas y cierres causados por los distintos brotes, que han hecho imposible planificar y rentabilizar inversiones.

‘Alis’

En segundo lugar, que las salas de cine van tendiendo a apostar por películas evento, lo que reduce aun más el mercado para un cine más independiente, algo que sería ideal que se volviera a reconducir, y por eso admiramos a aquellos exhibidores que han seguido con políticas más atrevidas.

Y en tercero, que la proliferación de plataformas de televisión de pago, tanto multinacionales como locales, están adaptándose todavía a los rápidos cambios que ellas mismas han causado  en los hábitos de consumo. La competencia entre las nuevas «grandes» que han surgido han hecho que los precios que  pagan por producto nuevo estén bajando, salvo para el producto «evento».

Pero es que el comportamiento futuro del consumidor es impredecible. No sabemos cómo va a evolucionar  ante la necesidad de suscribirse a tantas ofertas y con los precios al alza, y por tanto requiriendo cantidades cada vez más altas para acceder a según qué producto y eso podría dar como resultado sorpresa que a lo mejor vuelven a considerar la inversión en salir a ver películas en salas una buena manera de gastar su dinero, sobre todo en países de cultura de ‘agora’ es decir, de salir a la calle, o que opten  para consumir solo una, o que se formen grupos que cada cual se suscriba a una y comparta señal con el resto.

Y todo eso supongo que influirá y tendrá efectos a la hora de lo que querrán programar las plataformas, si siguen compitiendo con la misma oferta, o se diversifican, porque de momento me parece que el objetivo es posicionarse en adquirir producto más «atractivo» para el consumidor medio, y realizar menos inversión en producto de alta gama o más complejos de ver para un público aburrido en su casa.

'As bestas' de Rodrigo Sorogoyen
‘As bestas’ de Rodrigo Sorogoyen

En todo caso, lo que vemos ante la dureza del mercado para el cine más independiente es también la desaparición del MG (mínimo garantizado) en la oferta de las agencias de ventas y que todos tengan que reducir los riesgos a la hora de seleccionar el producto que van a ofrecer al mercado.

 

C&T: Este EFM ha vuelto a ser online. ¿Es importante que vuelva la presencialidad o no te disgustan los formatos online?

A.S.: Es fundamental que regresen los mercados físicos, aunque la experiencia de online nos ha obligado a afinar las herramientas de ventas y ha cambiado, creo que para siempre, la metodología del mercado.

Ahora los mercados son más de presentación o cierre, el negocio se realiza todo el año a todas horas. Online es todo el año; por tanto, tener la oportunidad de verse físicamente es fundamental.

 

C&T:  ¿Qué tipo de cine se está buscando ahora mismo, qué tendencias hay?

A.S.: Si apostamos por un cine que van a necesitar las plataformas, creo que la tendencia es hacia películas más fáciles para el consumidor, de género y que satisfagan los deseos de entretenimiento puro y duro, es decir, más cine tipo Hollywood. Por supuesto, siempre habrá espacio para los grandes cineastas con obra personal, pero ahora mismo eso parece cada vez más excepcional si no se recupera la distribución en salas independiente, que es donde se forman y se desarrollan realmente los talentos.

Es complejo anticipar, porque a la evolución del mercado se junta una crisis sanitaria y económica y tiene mucho sentido que la gente quiera relajarse y liberarse de preocupaciones viendo como algunos personajes se dedican a destrozar coches y ciudades y a resolver sus problemas a balazos o golpes de kung fu.

'Virus 32'
‘Virus 32’

Parece que la tendencia es que sea más complicado en un futuro y presente inmediatos sacarles a analizar nuevos lenguajes o propuestas. Lo que sí veo cada vez más complicado es vender cine autoral del que se está apoyando desde según que festivales, que es fantástico que se haga, y que gracias a esos festivales tienen la posibilidad de que se vea y hable de él, pero que el mercado, al menos de momento, está rechazando.

 
C&T:  ¿Os ha ido bien en Latido? ¿Qué contenidos os han funcionado y en qué países habéis cerrado acuerdos?

A.S.: Ahora mismo, los mercados son la punta del iceberg de un trabajo que se realiza todo el año. Así que, de alguna manera, resumen un esfuerzo que viene de largo. En Berlín hemos cerrado y podemos anunciar bastantes títulos, tanto en venta como en preventa, y tanto a distribuidores valientes como a plataformas.

Hay algunas películas nuevas que están llegando con fuerza. Títulos como Virus 32, la película uruguayo-argentina de Gustavo Hernández, que presentábamos en el mercado por primera vez. Hemos cerrado muchísimos países con Shudder. Teníamos ya prevendido casi toda Asia, y esperamos cerrar rápido algunos destacados países europeos, considerando que LATAM ya era de Disney y que buscamos la dupla sala/plataforma.

Cartel internacional de 'Cinco lobitos', cuyo título en inglés es 'Lullaby' (Nana).
Cartel internacional de ‘Cinco lobitos’, cuyo título en inglés es ‘Lullaby’ (Nana).

La película de Sorogoyen As bestas está despertando muchísimo interés, y tenemos muchas ofertas sobre la mesa que tenemos que decidir con los productores si las aceptamos ya, o esperamos a que la gente la vea y vea la maravilla que ha creado Sorogoyen.  Y en las que están por venir, hay muchísima curiosidad por la próxima de Viscarret, No mires a los ojos, y por la de Uribe, Llegaron de noche, ambas propuestas muy muy atractivas cada cual en un genero diferente….

Por supuesto, Cinco lobitos ha despertado mucho interés y estamos a punto de cerrar territorios aunque también, lo mismo, estamos viendo qué camino llevar con ella, sopesando lo que puede ser más beneficioso para productores y película, y volviendo a lo que he dicho antes, que el mercado es de cierre o de salida, y en este caso estamos viviendo un momento maravilloso de salida. Lo mismo con  Alis, el documental colombiano con el que hemos ganado premio en la sección Generation de la Berlinale, que nos la están pidiendo los que no la pudieron ver y los que la han visto, y a la que auguramos un largo recorrido.

Y en nuestra estrategia de no dejar tirados a los productores sólo porque una pandemia ralentice el mercado,  hemos seguido apoyando películas que ya tienen un poco más de tiempo y que habían sufrido por el miedo del mercado durante el momento más duro del COVID, y también hemos tenido buenas noticias en ese frente, pues  hemos firmado con Sony Latam la venta de Hotel Coppelia, la película de Jose Maria Cabral de la Republica Dominicana, país que tantas buenas películas nos ha permitido vender, y estamos cerca de cerrar ventas de Santiago Segura, de García y García, prácticamente de todos nuestros títulos…

En cada país hay un interés diferente, porque los mercados son distintos. Unos abrieron cines antes, otros en cambio han seguido cerrados, otros tienen plataformas locales, en otros casos hay interés de venta mundial en plataforma… Es un mercado muy abierto donde hay una competencia bestial porque lo que no se ha detenido ha sido la producción.

Quizás también te interesen:

¿El cine se muere?

Así titulaba Luis Martínez, pero sin puntos de interrogación, un extenso artículo publicado en el diario El Mundo hace tres años,

Leer más...