Desde la irrupción de las plataformas, la producción audiovisual está experimentando un impulso importante en cuanto a volumen de trabajo, incluso a pesar de haber sobrevenido una pandemia global. Una compañía fundamental en nuestro sector para tomar la temperatura a la industria es Infinia, de modo que hemos entrevistado a su CEO, Antonio Lago, que nos cuenta que acaban de realizar una gran apuesta tecnológica con un nuevo plató virtual de 650 metros cuadrados.

Antonio Lago, CEO de Infinia

Antonio Lago, CEO de Infinia

Infinia es una compañía que abarca una gran cantidad de servicios para el audiovisual, como el alquiler de platós, edición y postproducción de sonido e imagen, unidades móviles, producción, etc. Un abanico amplio que les permite tener una visión de conjunto del sector.

Cine&Tele: ¿Cuáles son las inversiones tecnológicas que ha hecho Infinia?

Antonio Lago: Por la naturaleza del servicio que presta INFINIA, que abarca tanto la ficción como el entretenimiento TV, Broadcast y streaming,  debemos realizar un esfuerzo inversor constante para intentar mantenernos a la vanguardia tecnológica.

Pero el proyecto en el que más hemos invertido y estamos lanzando en estos momentos es un plató virtual de 650 metros cuadrados, equipado para realizar grabaciones de realidad extendida (XR). Creemos que esta tecnología que se está imponiendo rápidamente, será el futuro inmediato de la producción audiovisual.

Uno de los platós de Infinia

Uno de los platós de Infinia

C&T: ¿Cómo trabajó Infinia en el inicio de la pandemia para recuperar la actividad y poner en marcha los protocolos?

A.L.: Desde el primer momento implantamos unos protocolos de seguridad física, dotando al personal de mascarillas , geles desinfectantes, guantes e incluso pantallas de protección facial que, poco a poco, han dejado de ser necesarios en el día a día. También abrimos una colaboración con un laboratorio de análisis cercano para poder realizar de forma ágil los test que fueran necesarios.

En cuanto al teletrabajo, toda la labor de gestión administrativa de la producción fue bastante fácil adaptarla al teletrabajo puesto que ya empleábamos esa modalidad de forma habitual para facilitar la conciliación familiar. Obviamente, la parte más técnica hay que realizarla in situ, por lo que en ese caso, hemos ido al ritmo al que las producciones se han ido recuperando.

La postproducción, si bien es muy sencillo hacerla a distancia y podemos instalar las salas donde el cliente necesite, también resulta sencillo habilitar en nuestra sede espacios de trabajo seguros,  individuales y bien ventilados, por lo que nos adaptamos a lo que cada cliente prefiera.

 

C&T: La irrupción de las plataformas y el crecimiento en producción, sobre todo de series, es evidente. ¿Cómo valoráis este auge? ¿Estáis teniendo más volumen de trabajo y estás teniendo que contratar a más gente?

A.L.: Está habiendo un auge de las producciones, si bien es mayor la sensación de actividad que la que luego verdaderamente se concreta. En nuestro caso, el nivel ha sido muy similar al del año anterior a la pandemia.

Aunque sí que ha habido que contratar más personal, esta crisis ha tenido un efecto importante en los costes de producción y los precios se han contraído, por lo que los márgenes efectivos se han reducido bastante.

No obstante, miramos al futuro con optimismo porque también se abren nuevas oportunidades. Se está promocionando mucho la imagen de España en el sector y esperamos que los planes oficiales fructifiquen y atraigan más producción internacional.

 

C&T: La construcción de Madrid Content City podría suponer competencia en cuanto a estudios de rodaje. Pero que Madrid se convierta en un gran centro de producción para el sur de Europa, gracias al dinero de Spain Audiovisual Hub, es positivo para todos, ¿no?

A.L.: Spain Audiovisual Hub abre nuevas oportunidades en la industria. La capacidad instalada de producción únicamente para la industria y el consumo nacional es, quizá, demasiado elevada.

En este sentido, el proyecto Spain Audiovisual Hub es importante para atraer esas producciones internacionales a nuestro país y, al mismo tiempo, darles aún más visibilidad a las producciones nacionales y que obtengan aún más éxitos en el extranjero.

 

C&T: ¿Cuáles son vuestras producciones más recientes?

A.L.: Las producciones recientes más relevantes han sido en entretenimiento: El Cazador de Mediacrest para TVE1 y La noche D de The Pool & The Good Mood para TVE o el concurso Quién quiere ser millonario de Warner. En ficción hemos trabajado en el rodaje de la serie El Pueblo de Contubernio; la serie de José Mota Y si sí, The Warrior Nun 2 para Netflix o The English para la BBC, entre otros ejemplos.