El Ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, ha participado en la presentación Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales en 2020 repasando varios temas de actualidad.

Iceta, durante su intervención

“No sé si estamos a tiempo de cambiarle el nombre a la piratería. Porque los piratas caen bien. En el mundo de la piratería no hay ningún Robin Hood, solo garrapatas que se alimentan del trabajo de los autores”. Con estas duras palabras se ha referido Iceta a una lacra, la de piratería, que constituye una de las principales amenazas para los autores de obras culturales desde, principalmente, la llegada de internet.

“Las industrias culturales aportan a la sociedad crecimiento económico, PIB y aumentan el volumen de derechos de autor de la marca España año a año. Pero no hay que perder de vista los intangibles de la Cultura, que en los últimos tiempos tanto consuelo ha aportado a la sociedad. Somos conscientes de que las industrias culturales han sufrido y que necesitan el apoyo de toda la ciudadanía: cuanta más cultura se demande, las empresas verán posibilidades de beneficio e invertirán y los políticos tendremos que responder con iniciativas. Celebramos los buenos datos que se presentan hoy aquí pero somos conscientes de que tenemos que estar alerta, porque la piratería siempre encuentra nuevos canales para atacar la integridad social”, ha proseguido Iceta.

Una de las principales acciones que ha diseñado el Gobierno para comenzar a reparar el daño económico del COVID al sector de la Cultura es el lanzamiento del bono cultural, que podrán disfrutar los jóvenes que alcancen la mayoría de edad. “Estamos trabajando para que el empleo del bono sea diverso, que no pueda usarse íntegramente para un único fin. Porque es importante que los jóvenes también se acerquen a nuestro teatro, ballet o danza, además de a la literatura, el cine o los videojuegos. Tenemos la sensación de que desde fuera se aprecia más nuestra cultura de lo que lo hacemos aquí y eso es algo que intentamos cambiar con este tipo de medidas”, ha continuado.

Incidiendo en la importancia que tendrá este bono cultural para el acceso de los jóvenes a la cultura, ha añadido que el Gobierno ha “detectado que durante la infancia los padres garantizan un acceso a la Cultura que se pierde, en parte, luego en la adolescencia. Por tanto, es un reto como institución pública garantizar que puedan tener capacidad económica para acceder a esa Cultura de la que debe beneficiarse el conjunto de sociedad. Porque la Cultura no solo demanda, la Cultura ofrece infinitas posibilidades de crecer personalmente y como civilización”, ha concluido.