Se pela y sangra con la uña, 5 veces más rápido de instalar, 0 riesgos. Tres en uno: canalizado, fachada, aéreo.

En KeyFibre comprenden la problemática a la que se enfrentan hoy en día los Operadores, dado que las canalizaciones existentes están llenas de cables.

El tamaño del cable importa. Cuanto más fino y compacto sea el cable de fibra, mucho mejor para aprovechar el espacio del subconducto. Y también el peso, ya que cada vez es más frecuente realizar instalaciones aéreas en zonas de extrarradio.

KeyFibre ha desarrollado un nuevo tipo de cable denominado “KeyFlex” formado por micromódulos ópticos, tubos de tamaño super reducido, y compactos, que sustituyen a los tubos holgados convencionales, ayudando al Operador a optimizar la densidad de fibras de su red, reducir considerablemente el tiempo de su despliegue, lo que se traduce en un ahorro económico considerable.

Cero riesgos cero costes de mantenimiento: cuanto mayor es el proyecto, mayor será el ahorro. KeyFlex® está formado por varios módulos de fibra óptica, recubiertos de un material finísimo, extremadamente flexible y fácil de pelar y sangrar, que le otorga todas las ventajas y oportunidades de instalación que no tienen los cables de tubo holgado convencionales. Sus principales propiedades son:

Extrema flexibilidad: permite que el radio de curvatura del micromódulo sea muchísimo menor (pudiendo llegar hasta 10 mm), por lo que desaparece completamente el riesgo de pinzamiento que tienen los tubos holgados convencionales, con la consiguiente rotura de fibras. Con esta flexibilidad se reduce en un 50% el tiempo invertido en la instalación.

Muy compacto: los micromódulos son tubos de un diámetro muy pequeño, por lo que una gran cantidad de fibras se alojan en un espacio mucho menor, reduciendo de forma considerable el diámetro y peso del cable. Cada micromódulo tiene un diámetro de un 45% menor que un tubo holgado. Esto también influye de manera considerable en el peso total del cable: los cables KeyFlex® pesan un 50% menos que los cables de tubos holgados. De esta forma el Operador consigue incrementar exponencialmente las posibilidades de contratar sub conductos para su instalación

SOMEALTEXT

Versatilidad: los cables KeyFlex® se pueden usar para instalaciones interiores y exteriores, tanto soterradas como aéreas, ya que incorporan una buena resistencia mecánica, protección frente a las radiaciones, roedores y humedad. Soporta vanos de 70 metros.

Gran facilidad de pelado y sangrado: el material del que están hechos los micromódulos del cable KeyFlex® es altamente flexible permitiendo que el pelado o el sangrado puedan hacerse con las uñas, por lo que el proceso de instalación se necesite mucho menos de tiempo que con los cables convencionales, ya que el acceso a las fibras no necesita de una herramienta específica, como ocurre en los tubos holgados, que ralentiza el trabajo y además aumenta considerablemente el riesgo de averías, pudiéndose cortar las fibras de forma accidental.

Disponibilidad inmediata: KeyFibre® cuenta regularmente con stock disponible en densidades que van desde cables de 12, 24, 48, 72, 96, 144 y 288 fibras, pudiendo fabricarlos hasta en 528 fibras. El plazo de suministro suele ser de 24 horas.

Más información en la web www.keyfibre.com, o escribiendo a info@keyfibre.com


A continuación puedes leer la versión online de la nueva edición de Teleinforme dedicada a los operadores locales de telecomunicaciones: