El presidente de Aotec repasa para Cine&Tele alguna de las novedades de esta edición 2021 de la feria, así como las claves que han marcado la agenda de los operadores locales desde la celebración de la última cita: la conectividad en pandemia, la brecha digital, el programa europeo Gaia-X, los contactos permanentes con el Gobierno, la preparación ante la próxima implementación de la tecnología 5G…

Antonio García Vidal

Teleinforme: ¿Qué supone para el sector de los operadores locales poder, al fin, volver a reencontrarse presencialmente en la Feria Aotec?

A. G. V.: Sin duda es un momento muy especial porque llevamos dos años sin vernos (los hizo en mayo, fecha tradicional de nuestra feria). Y por fin nos vamos a volver a encontrar.

Eso sí, con todas las medidas de seguridad y prudencia necesarias. Vamos a tener en la Feria Aotec el mismo sistema de control de aforos que se utilizó en el Mobile World Congress que permite conocer en tiempo real dónde se está produciendo una concentración de personas para actuar.. Creo que nos merecemos este reencuentro y que es el momento de hacerlo realidad.Va a ser un momento emocionante, sin duda.

T.: ¿Cuáles serán las principales novedades de esta edición 2021 de la Feria?
A. G. V.: Este año creo que destacan los servicios complementarios. Por supuesto, estarán las últimas novedades en redes de telecomunicaciones, tanto de fibra óptica como inalámbrica de la mano de empresas sobradamente conocidas. También habrá oferta de conectividad móvil y, de la mano de las grandes majors y de empresas españolas tendremos variedad de contenidos televisivos. El cuádruple play no podía faltar en Aotec.

Pero además este año hay una importante presencia de empresas que aportan servicios adicionales que vienen a enriquecer la oferta del operador local. La diversificación es ya una realidad que contribuye a fidelizar a los clientes y a generar nuevas vías de ingresos…
Así en la feria tecnológica podremos ver empresas que facilitan la venta de electricidad, la seguridad en viviendas y locales, soluciones de domótica o los servicios basados en la red LowaRA. Sin duda esta feria Aotec va a ser muy interesante.

T.: ¿Qué impacto ha tenido la pandemia en los socios de Aotec durante este último año y medio?

A. G. V.: El sector ha estado unido durante los peores momentos de la pandemia, eso nos ha inspirado para el lema de Aotec: ‘Juntos afrontando retos’. Y las empresas han estado centradas en dar respuesta a las necesidades de conectividad para que las familias pudieran estar en contacto, para que pudiéramos sentirnos menos solos. Para que pudiéramos continuar estudiando o manteniendo el puesto de trabajo y funcionando la economía.

Como servicio esencial, seguimos trabajando cuando el resto de la población se quedaba en casa. Y tuvimos abiertas las puertas de nuestras tiendas para que cualquier persona pudiera acudir a resolver un problema. Los miembros de nuestras plantillas tuvieron una actitud heroica haciendo instalaciones allí donde fue necesario pese a la incertidumbre y el temor reinante. Y apoyando familias sin recursos dándoles conexión, equipamiento tecnológico y destinando a parte de su call center a paliar la soledad de muchos mayores e incluso técnicos, recogiendo la compra de los supermercados para llevarla a casa de esos vecinos mayores y que estaban solos en casa..

Además, las televisiones locales siguieron emitiendo, haciendo frente al miedo con información, al desánimo con entretenimiento, a aislamiento con la creación de redes de apoyo y visibilizando todas las acciones positivas y solidarias que se llevaban a cabo. Hay que estar muy orgullosos de este sector.

T.: ¿Y como asociación?

A. G. V.: Como asociación nuestro papel ha sido el de interlocutor con el Gobierno. Aotec fue uno de los firmantes del pacto de Estado por la conectividad junto a las grandes telecos, en representación de los operadores locales. Además, hemos tratado de aclarar de inmediato cualquier duda de las empresas sobre las sucesivas normativas que fueron apareciendo.
Además, formamos parte de la comisión permanente del Consejo Consultivo para la Transformación Digital, un órgano de interlocución entre empresas y Gobierno y donde se nos viene informando del plan de recuperación.
Por otra parte, desde Aotec otra preocupación fue mantener al día a nuestros asociados y al sector de las novedades tecnológicas a los asociados, por lo que pusimos en marcha webinars semanales. Y en el propio stand de Aotec en esta feria se presentará nuestra plataforma de formación Aotec Academy, destinada a cubrir las necesidades del operador local.

T.: Desde la última feria, ¿ha crecido el volumen de negocio de los operadores locales?

A. G. V.: El operador local ha seguido expandiéndose y mejorando tecnológicamente en estos años de pandemia. Estamos en un mercado hipercompetitivo con unos precios ajustadísimos. Sin embargo, nuestras empresas tienen elementos que les hacen resistir frente a otras: la cercanía a nuestros clientes, la calidad de nuestro servicio, la rapidez de nuestra respuesta. El hecho de que el operador local siempre da la cara ante cualquier problema.

T.: ¿En qué consiste la ambiciosa propuesta europea GAIA-X y por qué han decidido sumarse los operadores locales españoles?

A. G. V.: Se trata de crear una nube europea que pueda garantizar la soberanía sobre los datos que se generan en la Unión, frente a la hegemonía de firmas como Microsoft, Google o Amazon. Se trata de tener independencia digital en este aspecto. Y creemos que el operador local puede contribuir al ‘hub’ español creando pequeños centros de datos en zonas rurales.
La infraestructura y los servicios cloud son esenciales para poder desarrollar la competitividad y la llamada economía del dato, que no es otra cosa que sacar valor a su análisis en ámbitos como el agrario. Y ubicarlos en pequeñas y medianas poblaciones puede suponer un acicate para su desarrollo digital.

T.: ¿En qué situación se encuentra España con respecto a nuestros vecinos europeos en términos de calidad de nuestras telecomunicaciones?

A. G. V.: España es el tercer país del mundo en despliegues de fibra óptica. Somos un referente mundial con 12 millones de líneas y a ello han contribuido sin duda los operadores locales de telecomunicaciones. Allí donde hemos llegado, después han aterrizado otros.
España está bien conectada, pero, aún queda territorio por cubrir con una conexión de calidad. Para muchas pequeñas empresas poder contar con una conexión de banda ancha ha sido vital para darse a conocer a nivel nacional e incluso internacional y poder afrontar la pandemia.

Por otra parte, la solidez y amplitud de la red de fibra facilitará además el desarrollo del 5G.

T.: ¿Continúa siendo la falta de una banda ancha de calidad y accesible en las zonas rurales la gran asignatura pendiente de la conectividad en España?

A. G. V.: La España Rural en su momento, quedo fuera de la industrialización, la pandemia ha dado una oportunidad a lo rural con la “conectividad”, prueba de ello es que el flujo de población se ha invertido de lo urbano hacia lo rural por primera vez.
En España lo hemos hecho bien en cuanto a conectividad en redes de FTTH Si comparamos con Europa, España ha contado con una herramienta diferencial “el Operador Local”. No solo hemos creado redes, sino que hemos “obligado” a otros a llevar fibra también a esos territorios.

En el desarrollo de banda ancha FTTH hemos participado todos los actores telco de ahí el éxito español , pero en despliegues 5G “de momento” solo podrán desplegar los 4Tier1 , adjudicatarios del espectro. Todavía hoy es una asignatura pendiente el 4G en muchas de estas zonas rurales, algo hay que cambiar y AOTEC ha realizado propuestas al respecto. España no puede perder el tren de la lucha contra la brecha rural digital en la propia estación de salida. No podemos.

T.: ¿Cómo está avanzando la implementación de la tecnología 5G en España?

A. G. V.: Por el momento lo que tenemos de 5G es un non stand alone, es decir, que se apoya en el 4G preexistente. El verdadero 5G es un señor del que siempre se habla pero que nadie ha visto. Está por llegar todavía. Y está llamado a cambiar nuestras vidas. Ya se están probando diversas aplicaciones, muchas de ellas relacionadas con la agricultura. Los sensores y el IoT permitirán monitorizar mejor nuestra salud, algo muy útil en zonas rurales con una población envejecida. Por eso es tan importante que esta nueva tecnología de comunicaciones móviles llegue con rapidez y de forma homogénea a todo el territorio y no sólo en las grandes urbes.
Aotec ha apoyado a la empresa Neutroon en el desarrollo de una plataforma multioperador que se usaría como interfaz única para todas las pequeñas poblaciones. Esto haría posible que el operador local o cualquier otro player cualificado creara una infraestructura 5G en un municipio de menos de 20.000 habitantes. Y las compañías con espectro utilizarían dicha infraestructura, accediendo a ella a través de la plataforma multioperador para prestar sus servicios.

La compartición de infraestructuras está a la orden del día hoy y esta es una fórmula viable aplicada a la nueva tecnología móvil. Porque si no se hace así, nos tememos mucho que las grandes operadoras sólo se centrarán en las grandes urbes, donde podrán monetizar sus inversiones con facilidad. Y las zonas rurales caerán en el olvido igual que ocurrió con el 4G. No nos lo podemos permitir porque con la Covid-19 muchos pueblos han sumado habitantes. Poblaciones que sólo sobrevivirán si no se quedan atrás en este nuevo salto tecnológico.

T.: ¿Ha respondido el Gobierno la demanda de AOTEC de dar cabida al operador local en los planes de implementación de la misma?

A. G. V.: El operador local tiene capacidad técnica, implicación y recursos para acelerar la llegada del 5G en zonas rurales, además de una gran capilaridad y conocimiento del territorio. AOTEC lo tiene claro y hay comunidades autónomas como Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana o Murcia que nos respaldan. Ahora es necesario que el Gobierno busque un encaje. Para nosotros la vía era incluir en el pliego de la subasta de 700Mhz la figura de la plataforma multioperador para poblaciones pequeñas y medianas. Sin embargo, el Ejecutivo lo desestimó. Nos tememos que esto afectará tanto a la competencia como al empeoramiento de la discriminación digital en la España más rural.

Por eso hemos denunciado el pliego ante la CNMC porque consideramos que se discrimina a buena parte de la población española debido a lo limitado del territorio en el que se exige que haya cobertura 5G. Y seguimos con la mano tendida para encontrar una vía de entendimiento que nos permita participar en el despliegue del 5G y mantener a nuestras poblaciones en la vanguardia de la tecnología. A la que llegaron con la fibra óptica mucho antes de que esta se generalizara.
Por otro lado, creo que nuestra propuesta es satisfactoria para estos grandes porque comenzarían a monetizar su inversión en espectro desde el minuto uno. Las redes multioperador públicas locales son la solución para estos grandes, que no van a querer las zonas menos pobladas aunque existan subvenciones.

T.: ¿Cuáles son las demandas más urgentes que tienen actualmente los socios de AOTEC de cara a las instituciones públicas?

A. G. V.: Con la pandemia la concienciación de los ayuntamientos sobre la necesidad de contar con redes de fibra óptica ha dado un salto. No obstante, sigue siendo necesario apoyar a los pequeños y medianos municipios para acelerar las autorizaciones de los despliegues.
Por otra parte, desde Aotec queremos que los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia que vendrán a España lleguen a los pueblos, a sus ciudadanos y empresas. Se destinarán de 4.000 millones de euros para extender la conectividad, acelerar el despliegue de redes 5G y potenciar la ciberseguridad. Y habrá también fondos para la digitalización. Creemos que el operador local tiene que estar en el desarrollo de las diferentes medidas que se adopten. Y es que cerrar brechas digitales es en la actualidad prioritario para la supervivencia de muchas poblaciones.


A continuación puedes leer la versión online de la nueva edición de Teleinforme ‘Especial Feria AOTEC’: