En el editorial de la nueva edición de Teleinforme, dedicado a la Feria AOTEC 2021, reflexionamos sobre la importancia que la unión de los operadores locales en busca del bien común ha sido la clave para que las telecomunicaciones se hayan mantenido estables durante la pandemia.

Sentencian muchas voces desde el inicio de la asoladora pandemia que azota el globo desde comienzos del 2020 que “de esta saldremos mejores”. Como vamos comprobando poco a poco, desgraciadamente esta frase no se cumple en todos los casos. Pero lo que sí está claro, es que solo saldrán bien parados y más fuertes de esto aquellos que entiendan que la colaboración para sumar en pos del beneficio común es uno de los leitmotivs que mueven y moverán el globo en los próximos años.

En un mundo tan globalizado y cambiante, con tantos agentes de inmenso poder sacudiendo los diferentes sectores económicos con cada decisión que toman, solo permanecerán en pie tras el vendaval aquellos que sumen fuerzas para resistirlo. Y eso es algo que los agentes del sector de los operadores locales de telecomunicaciones, han entendido a la perfección.

Desde la llegada del Covid-19 a nuestras vidas, han arrimado el hombro todo lo posible para ayudar a los ciudadanos. Desde el esfuerzo incansable por mantener la calidad y velocidad de las telecomunicaciones, el lanzamiento de importantes ofertas económicas para paliar los daños económicos de la pandemia en los bolsillos de las familias o el lanzamiento de innovadoras herramientas para que agentes sociales vitales como la sanidad, la educación o el trabajo hayan podido mantenerse y realizarse desde los hogares con todas las garantías.

Pero no solo eso, sino los protagonistas del sector han sabido encontrarse los unos a los otros para detectar problemas y trabajar juntos en el desarrollo de soluciones, capeando así una y otra vez las devastadoras consecuencias de este terrible temporal. Sin la cooperación que se ha producido gracias al esfuerzo, ingenio y generosidad de sus profesionales, habría sido imposible avanzar tal y como lo hemos hecho en la lucha contra el virus. Ahora que todo parece apuntar a que la situación sanitaria mejorará en los próximos meses gracias a la elevada tasa de vacunación (cruzamos los dedos para que así sea) cabe confiar en que este espíritu de “colmena” se mantenga en el tiempo para poder afrontar los grandes desafíos que llegarán en los próximos meses y años, porque será absolutamente necesario.

El desarrollo e implantación del 5G se avista en el horizonte, antojándose como una innovación totalmente disruptiva que promete cambiar radicalmente las comunicaciones y, por tanto, la vida de las personas (especialmente en las zonas rurales, muchas de ellas todavía aquejadas de problemas en sus telecomunicaciones). También cobrará importancia el famoso IoT, concepto que refiere a la interconexión de los objetos que empleamos cotidianamente a través de internet. Para estudiar no solo los mecanismos de implantación que tendrán estas tecnologías en nuestro día a día, sino también las posibles aplicaciones que tendrán en ámbitos aun por descubrir o diseñar, necesitamos un ecosistema de operadores locales de telecomunicaciones unido, fuerte y proactivo… condiciones que estos han demostrado sobradamente en estos últimos meses.


A continuación puedes leer la versión online de la nueva edición de Teleinforme ‘Especial Feria AOTEC’: