En el encuentro sobre la propiedad intelectual en el nuevo escenario del audiovisual organizado por la Academia de la Televisión y la Sociedad General de Autores, los expertos coincidieron en la transcendencia del momento actual para abrir un diálogo en el que participen todos los agentes del sector.

En el nuevo escenario audiovisual es necesario implicar a todos los agentes del sector

De izda. a dcha.: Marisa Castelo, Miguel Langle, Adriana Moscoso del Prado, Olga Lambea, José Manuel Nevado y Nicholas Connold (Foto: Santi Burgos)

El encuentro tenía como objetivo debatir sobre cómo está adaptándose el sector al nuevo entorno digital, los principales cambios para los autores y productores de contenidos audiovisuales y los retos de la propiedad intelectual en un mercado global.

Como adelantábamos hace unos días,  la jornada se realizó en la Sala Manuel de Falla de la SGAE y estuvo moderada por la periodista y académica Olga Lambea.

El presidente de la SGAE, el académico Antonio Onetti, fue el encargado de abrir esta jornada que, a su juicio, “resulta tremendamente oportuna y necesaria para exponer la situación actual de profunda transformación que está experimentando el sector audiovisual español”.

La directora General de Industrias Culturales, Propiedad Intelectual y Cooperación Adriana Moscoso del Prado, señaló que “estamos en un momento muy importante para el audiovisual. Tenemos muchísimo talento y grandísimos creadores y un ecosistema de empresas creativas robusto, con tradición y saber hacer”.  “En ese marco de Hub Audiovisual llegan las ayudas europeas y esto dará el impulso que está detrás de los planes de recuperación y resilencia”. “Este es el año de la economía creativa y no podemos construir el edificio de las industrias culturales sin la propiedad intelectual y la soberanía creativa”. En este sentido, habló de diferente velocidad entre el cambio del sector y la legislación: “Estamos transponiendo unas directivas europeas que se han quedado un poco antiguas. El reto es apasionante pero también muy vertiginoso”. Y habló de la importancia de la escucha y de implicar a todos los agentes del sector: “Hay que poner encima de la mesa todas las herramientas para que en el audiovisual haya espacio para todos y tenemos la obligación de proteger nuestra diversidad cultural. Esto es un trabajo común con una visión de país”.

El director General de PATE, José Manuel Nevado, defendió la importancia del productor independiente: “La primera gran batalla que queremos poner sobre la mesa es que un productor independiente es mitad productor y mitad creador. Queremos que esto se reconozca”. Por otro lado, también defendió la necesidad de un debate plural en el sector: “Ha llegado el momento de sentarnos todos a la mesa con transparencia y participar de este negocio también todos. Si hay un momento es este. Tenemos ahora una gran oportunidad para trabajar juntos. Definamos las reglas”.

Para la abogada y presidenta del Instituto Autor, Marisa Castelo, “Hemos pasado de un sistema de producción que estaba controlado por los grandes grupos a que irrumpan unos productores mundiales con los que es muy difícil competir. Esto tiene varias cosas muy buenas”“Los operadores mueven su dinero a nivel global y esto es bueno para los nuevos creadores. Hay más dinero para la producción y eso se ve en la pantalla. Otra cosa buena es la profesionalización, que ha ido en aumento. Y otra es que ahora se fabrica para todo el mundo”. En su opinión, el reto fundamental que tenemos delante es que “tenemos que hacer un frente común con Europa”.

Por su parte el director de Asuntos Regulatorios y Relaciones Institucionales de Atresmedia, Miguel Langle, explicó la importancia de crear unas normas para todos: “Hay que crear unas reglas que no distorsionen el mercado. No solo se pretende que venga inversión extranjera sino ser nosotros quienes saquemos esa inversión fuera de España”. “Necesitamos una reflexión de reciprocidad con respecto a USA. Un equilibrio. El modelo de derechos de propiedad intelectual es muy complejo y hay que hacer una reflexión para tener un modelo más homogéneo”. “El mundo ha cambiado y hay que pensar con visión europea y evitar los abusos”, concluyó.

El director del departamento de derechos digitales de SGAE, Nicholas Connold, afirmó que “el principal reto es el dato. Nosotros no trabajamos con el contenido en sí sino con los datos de esos contenidos. El principal reto es el volumen de contenidos de las nuevas plataformas. Y aquí es necesario una colaboración mutua para que haya intercambio de datos”.  “La globalización ha roto un poco la frontera territorial de las entidades de gestión. España es uno de los países que protege más a los autores”. Finalmente, cerró su intervención con una visión optimista: “Hay más personas que nunca que trabajan en este sector en España y también se consume más que nunca. Yo creo que estamos en el buen camino”.