En Cine&Tele hemos entrevistado a Juan Antonio Vigar, director del Festival  de Málaga, para que nos explique qué se van a encontrar los profesionales  en la 24ª edición (3-13 de junio) y cómo afrontan  los retos de desarrollar un certamen  en plena pandemia de COVID-19,

Juan Antonio Vigar

Juan Antonio Vigar

 

Cine&Tele: ¿Qué valoraciones tienes de la edición pasada del festival, que estuvo salpicada por la pandemia de COVID-19? Tras posponer la celebración, luego fuisteis los primeros valientes en celebrar un festival físico…

Juan Antonio Vigar:  La edición pasada supuso para nosotros un importante esfuerzo de programación en unas condiciones sanitarias complejas, lo que convirtió nuestro trabajo habitual en un reto singular.

Afortunadamente, nuestro formato adaptado, en el que primó la exhibición cinematográfica sobre el evento social, unido a unos rigurosos protocolos de protección sanitaria, contribuyó al gran éxito de nuestro pasado festival, que no solo se convirtió en el más seguido en prensa de nuestra historia —el Estudio de Medios de la 23 edición superó ampliamente los 57 millones de euros— sino en banco de buenas prácticas para otros festivales que nos sucedieron, aplicando las misma medidas y protocolos de Málaga.

 

C&T:¿Qué aprendisteis de la edición 2020 y cómo habéis utilizado ese conocimiento para diseñar la de este año? ¿Tuvisteis clara desde el principio la fecha de junio?

J.A.V.: Ya durante la celebración de nuestra pasada edición, tomamos la decisión de aplazar unos meses en 2021 nuestro festival, que tradicionalmente celebramos en marzo y que este año haremos del 3 al 13 de junio. Ello con un doble objetivo: esperar a que la situación sanitaria global mejorara y que, tras la interrupción de los rodajes durante varios meses, pudiéramos contar con un número suficiente de películas de calidad para la selección.

Si bien es cierto que la situación sanitaria global ha mejorado en cuanto a cifras de contagios y de personas vacunadas, todavía consideramos que la situación no nos permite volver al modelo tradicional, por lo que en esta 24 edición aplicaremos el formato adaptado al que me refería antes. Centraremos nuestro objetivo en la exhibición e impulso a nuestras secciones oficiales a competición, minimizando los eventos sociales. Nuestro principal desafío es celebrar un festival tan amable como siempre, pero, además, seguro en cuanto a medidas y confianza del público. Los cines son espacios seguros y nuestro objetivo es volver a demostrarlo, ofreciendo utilidad a un sector y un territorio.

C&T: El año pasado, la selección inicial de la programación fue anterior a la pandemia. Es verdad que luego hubo ciertas modificaciones cuando finalmente se celebró pero la programación se realizó más o menos según lo previsto. Este año, ¿habéis notado un efecto en la inscripción de películas? En 2020 hubo unos meses con dificultades para los rodajes…

J.A.V.: La decisión de retrasar el festival hasta el mes de junio por las razones que antes explicaba se ha demostrado que fue una decisión correcta, porque hemos conseguido una alta participación –tan solo en largometrajes de ficción se han presentado 312– además de un conjunto de títulos que responden perfectamente a esa foto fija del cine en español de estos últimos meses.

Ya en su momento demostramos máxima prudencia en cuanto a la celebración del festival –debemos recordar que tuvimos que aplazarlo del mes de marzo de 2020 hasta el mes de agosto, cuando finalmente se celebró- y, prácticamente desde esa misma fecha y siguiendo idéntico criterio, trazamos en su momento la hoja de ruta que nos sitúa ahora a las vísperas de nuestra edición de 2021, un año difícil, pero también estimulante y, confiamos, mucho más positivo para el cine en español.


Nuestra singularidad es la generalidad en cuando a contenidos, producción y miradas creativas (…) Las películas responden a una foto fija del cine en español.


C&T: En ese sentido, en cuanto a las inscripciones en las distintas secciones y la procedencia de países o la cuestión de género, ¿qué destacarías de las cifras y de las producciones que habéis recibido y seleccionado?

J.A.V.: Resalto el alto número de películas inscritas, lo que demuestra el deseo de participar en el festival y el interés que despierta en el sector audiovisual iberoamericano. Completando las cifras anteriores, le diré que hemos tenido un total de 2.321 audiovisuales inscritos, procedentes de 70 países. Junto a los 312 largometrajes de ficción ya indicados, procedentes de 30 países, hemos recibido 748 documentales y 913 cortometrajes, además de 19 audiovisuales en la sección Cinema Cocina y 287 en ‘Afirmando los derechos de las mujeres’, 51 de ellos largometrajes.

Como dato importante, quiero remarcar que, si bien se han presentado un total de 715 películas dirigidas por mujeres, lo que representa el 30% del total de las inscritas, en la fase de selección el número final de las elegidas ha sido 65, lo que representa un 36% del total de las películas seleccionadas, que han sido 181.

Presentación en Málaga de las películas a competición en este 2021.

Presentación en Málaga de las películas a competición en este 2021.

Y en cuanto a contenidos, cabe mencionar que en nuestra selección encontramos un cine que se mueve con fluidez desde la comedia –hemos visionado un elevado número de ellas- hasta películas muy autorales e indagadoras, pasando por interesantes películas de temática y producción, digamos, más convencional. Por eso nuestra programación volverá a ser un fiel reflejo de lo más notable de nuestra producción audiovisual actual, ya que, como me gusta decir, nuestra singularidad es la generalidad en cuanto a contenidos, producción y miradas creativas.

 

C&T:¿Cómo estáis equilibrando los formatos online y presencial? ¿Van a poder desplazarse los equipos artísticos, especialmente en lo que respecta a los títulos latinoamericanos? ¿Los certámenes híbridos han venido para quedarse?

J.A.V.: Respeto profundamente la opción tomada por muchos festivales de pasar al formato online, pero no es el caso de Málaga. Para nosotros lo presencial resulta esencial, porque forma parte de nuestra identidad, porque trabajamos para que el público regrese a las salas y disfrute de esa experiencia ritual del cine, porque nuestro festival es muy de encuentro y relación, de la que nacen espontáneamente proyectos futuros, porque nuestro público nos identifica con la fiesta del cine en español y eso nace necesariamente de la presencialidad. Por esta razón, este año contaremos con la presencia de equipos artísticos de los títulos latinoamericanos. Eso sí, para ser prudentes con la situación sanitaria actual, será en un número reducido, casi mínimo, pero esto es ya un alentador primer paso para el futuro reencuentro del sector, que confiamos tendrá lugar en nuestra 25 edición, en marzo de 2022.


La presencia de Portugal nace de nuestra actual identidad (…) Para el Festival de Málaga, ‘en español’ es geografía, producción e idioma.


Volviendo al tema inicial, el visionado online en los festivales es algo que ha llegado para quedarse. Y esto es algo positivo, que únicamente está pendiente de armonizar y equilibrar con el valor presencial que, como digo, deben tener los festivales. Respetando este valor presencial para nuestras distintas secciones oficiales a competición, hemos suscrito acuerdos con plataformas en las que el público del festival puede disfrutar de contenidos complementarios y secciones paralelas.

Del mismo modo, la utilidad del visionado online se manifiesta en nuestras Áreas de Industria –MAFIZ en el caso de Málaga-, algunos de cuyos proyectos se han desarrollado en este formato para evitar los problemas de movilidad internacional de nuestros invitados. Pero, en cualquier caso, sigo apostando por esta suma de formatos –presencial y online- que nos ayuda a multiplicar en eficiencia nuestros resultados.

Foto de familia con los premiados del año pasado (Foto: Eloy Muñoz Reyes)

Foto de familia con los premiados del año pasado (Foto: Eloy Muñoz Reyes)

C&T: El área de industria MAFIZ afronta su cuarta edición. ¿Qué novedades destacarías que se van a encontrar los profesionales?

Nuestra Área de Industria, MAFIZ, es parte fundamental de nuestra estructura y objetivos. En nuestro constante proceso de evolución, hemos creado un nuevo evento, HACK MÁLAGA, dedicado al talento y la creatividad en las plataformas, redes y nuevos canales de comunicación; seguimos afianzando el MAFF, el espacio dedicado a los fondos internacionales que aportan financiación a las coproducciones latinoamericanas, y lo hacemos añadiendo el nuevo espacio Learning & Training enfocado a la distribución, marketing y fortalecimiento de la marca ‘Cine Latinoamericano’.

También mantenemos MÁLAGA DOCS, nuestro espacio de reflexión sobre el cine documental. Del mismo modo, continuamos construyendo y consolidando los restantes espacios que configuran MAFIZ: la formación de jóvenes talentos a través de MÁLAGA TALENT; la coproducción, con LATIN AMERICAN FOCUS; la financiación, con MÁLAGA WORK IN PROGRESS, que aglutina proyectos de películas de España, Portugal y Latinoamérica y, por supuesto la distribución y promoción del cine español a través de los SPANISH SCREENINGS, que celebrarán su nueva edición en el mes de octubre próximo.

 

C&T: Nos ha llamado la atención que MAFF ahora incluya también proyectos españoles y portugueses. ¿Por qué lo habéis hecho y cómo queréis enfocar en vuestro certamen la relación entre nuestro país y Portugal con los territorios latinoamericanos?

J.A.V.: El concepto de cine ‘en español’ es referencial para nosotros. En este sentido, hoy tenemos un festival que no solo abarca lo geográfico –películas realizadas en España, en todas sus lenguas oficiales, y por extensión, en Portugal y Brasil bajo la idea de lo iberoamericano- sino también la producción —películas producidas o coproducidas por empresas españolas sea cual sea su idioma de rodaje—, como asimismo el idioma, acogiendo las películas de otras cinematografías habladas en español; la de todos los países de Iberoamérica y aquellos otros que cuentan con una amplísima comunidad latina. Por lo tanto y para el Festival de Málaga, ‘en español’ es geografía, producción e idioma.

Con esta nueva identidad, es lógico que el cine de habla portuguesa se integre de pleno derecho en nuestros contenidos, no solo en cuanto a competición oficial sino, por supuesto, en todo el proceso de elaboración y desarrollo de las películas. Y el MAFF es un claro ejemplo de ello al centrarse en proyectos que, pasado un determinado tiempo, llegarán a su fase de producción, visionado y posterior venta internacional.

Presentación del cartel del 24 Festival de Málaga, diseñado por Ramiro Guevara.

Presentación del cartel del 24 Festival de Málaga, diseñado por Ramiro Guevara.

Por lo tanto, esta presencia de Portugal nace de nuestra actual identidad, que cuenta con un decidido apoyo y reconocimiento tanto institucional como mediático y de público, al haber aportado la necesaria visibilidad y posicionamiento a un cine inclusivo y global, como es el cine ‘en español’.

 

C&T: Hablando con productores y agentes de ventas, la difícil situación del mercado global de la exhibición está dificultando la exportación de nuestro cine. ¿Por qué habéis vuelto a situar Spanish Screenings en noviembre, pensáis mantenerlos allí de cara al futuro? ¿Puede ser un revulsivo para conseguir paliar esta situación?

J.A.V.: Nuestro diálogo con el sector es constante y muy constructivo. Todas nuestras acciones se consensúan con ellos para seguir manteniendo y, si es posible, impulsando, nuestra utilidad para el cine en español. A partir de este diálogo hemos llegado a la conclusión de que la fecha idónea para la celebración de Spanish Screenings es el mes de octubre, más concretamente del 20 al 23. Entendemos que son fechas que, por la situación actual del sector, favorecerán un mayor encuentro, networking e impulso a la venta internacional de nuestro cine, ya que en esas fechas, confiamos en que la situación sanitaria sea mucho más positiva que la actual y podamos desarrollar un formato híbrido, ya con un alto nivel de presencialidad. Es algo que todos deseamos ocurra.


Todas nuestras acciones se consensúan con el sector. Hemos llegado a la conclusión de que la fecha idónea para Spanish Screenings 2021 es del 20 al 23 de octubre..


En todo caso, para el Festival de Málaga es un orgullo acoger este evento tan importante para nuestra industria, considerado por los compradores internacionales como una cita imprescindible con nuestra cinematografía. Por supuesto, desde la satisfacción de saber, que para ellos y así nos lo expresan permanentemente, la ciudad de Málaga es el lugar idóneo para este encuentro global con el cine en español.

 

C&T: Respecto a los reconocimientos de vuestros Premios Especiales, ¿qué destacarías de cada uno de los galardones y sus méritos?

J.A.V.: Siempre digo que nuestros homenajeados son los nombres propios de cada edición, aquellos que nos distinguen y dan valor. Y este año estamos realmente muy contentos con quienes recibirán los galardones del festival. Nuestro premio Málaga será para el director y guionista Alejandro Amenábar, cuya prestigiosa filmografía y trayectoria es conocida por todos. La Retrospectiva será para Mariano Barroso, también reconocido director y guionista y, en estos momentos, presidente de la Academia de Cine de España.

Presentación del MAF 2021.

Presentación del MAF 2021.

Nuestro premio Málaga Talent, dedicado a carreras emergentes con una importante proyección futura, lo recibirá Oliver Laxe, cuyas películas encierran una mirada muy personal y una sólida autoría. El premio Ricardo Franco-Academia de Cine, dedicado a los oficios del cine, será para la montadora Julia Juaniz, una de los técnicos en esta materia más reconocidos de nuestro cine, mientras que la Biznaga Ciudad del Paraíso, para los imprescindibles del cine en español,  lo recibirá la actriz Petra Martínez.

Además de ello,  el director y guionista Javier Fesser —director entre otras películas de la popular Campeones— recibirá una Biznaga Honorífica que reconoce su brillante trayectoria. En definitiva, nombres en mayúsculas de nuestro cine de los que nos sentimos muy orgullosos.

 


A continuación, puedes leer la versión digital de la nueva edición de Cineinforme, especialmente dedicada al Festival de Málaga y a las ayudas europeas para el sector: