La televisión autonómica estrenará el próximo domingo este formato renovado, que propone una visión de la Comunidad mezclando dos tipos de imágenes para sorprender al espectador con tomas de gran belleza plástica. La narración corre a cargo de Carlos Hipólito.

Telemadrid recupera un renovado ‘Madrid desde el aire’

En 2003 Telemadrid emitía por primera vez Madrid desde el aire, un programa en el que se exploraban varios lugares de la Comunidad, pero vistas desde el cielo. Ahora, diez años después de su última emisión, y con un espíritu diferente, las cámaras de Telemadrid vuelven a volar por toda la región para mostrarnos Madrid desde las alturas y desde un punto de vista diferente, a vista de dron y de helicóptero, y con la narración de una de las grandes voces del teatro y de la televisión, la del actor Carlos Hipólito.

Siendo fieles a la esencia y a las imágenes espectaculares del formato original, la nueva temporada de Madrid desde el aire, que se estrenará el próximo domingo día 11 a las 21:30 horas, propone una visión de la Comunidad que mezcla dos tipos de imágenes para sorprender al espectador con tomas de gran belleza plástica. En los últimos tiempos, la tecnología permite volar por sitios insospechados, lo que proporciona nuevos puntos de vista. Los aparatos técnicos permiten estar más cerca de los objetivos y enseñar con detalle cosas que hace 10 años sólo podían verse en planos angulares.

Con helicóptero y con dron, ‘Madrid desde el aire’ da un paso más a lo que se ve, combinando la belleza y grandeza de las imágenes desde el helicóptero con la proximidad que permiten los vuelos aéreos con un dron. Drones que aportan planos “a vista de pájaro” y, también, desde todos los sitios imaginables. Un concepto diferencia esta nueva temporada con respecto al programa original.

Las cámaras de Telemadrid serán testigos de vuelos cenitales próximos a la tierra, cercanos a acciones y a gente en movimiento (desde ciclistas, esquiadores, agricultores…). También podrán disfrutar los espectaculares vuelos rasantes con dron, con planos que pasan pegados a las cosas (tejados de edificios, cultivos…) y de vuelos rasantes en los que en los que la cámara vuela pegado a la tierra o por debajo de un letrero, pasa por un arco o por cualquier estructura por la que se pueda colar (ventanas y puertas). Los drones de ‘Madrid desde el aire’ atravesarán incluso edificios mostrando cosas que no se han visto (o se han visto muy poco).