Lo hemos venido diciendo a lo largo de este año de pandemia. El público sigue ansioso de ver películas en pantalla grande. Los agoreros que predicen el fin de las salas han aprovechado circunstancias coyunturales derivadas de las restricciones sanitarias. Pero cuando se ha podido y se han estrenado cintas de gran atractivo comercial, el público ha respondido. Este fin de semana, por ejemplo, Godzilla vs. Kong de Warner Bros. ha ingresado 122 millones de dólares y eso que todavía no se ha lanzado en Estados Unidos.

'Godzilla vs. Kong' (Warner Bros.)

‘Godzilla vs. Kong’ (Warner Bros.)

La industria del cine depende y seguirá dependiendo de la exhibición en salas. Porque es una experiencia distinta que los ciudadanos aprecian y valoran y porque no se podrían hacer las películas que se producen normalmente sin la explotación económica que posibilitan las salas de cine.

Este fin de semana ha sido esperanzador para el sector de la exhibición y, por ende, para el negocio del cine en su conjunto. Atisbamos ya la luz al final del túnel y el inicio de la recuperación económica tras todos estos meses de dificultades.

Godzilla vs. Kong se lanzó este fin de semana en 38 países, obteniendo una recaudación total de 121,8 millones de dólares. Ha sido especialmente relevante el caso de China, donde el film ha ingresado 70 millones, la mayor cifra de una cinta de Hollywood en dicho país desde 2019. En España la cifra también ha sido relevante, alcanzando los 1,5 millones de euros, lo que ha ayudado a que en España la taquilla del último fin de semana crezca un 107% con respecto al anterior.

Si ponemos en contexto este dato con otros blockbusters post-COVID, hay que recalcar que el récord que había de taquilla internacional en el primer fin de semana era de 53 millones de dólares para Tenet de Christopher Nolan. El último gran estreno fue Wonder Woman 1984, cuya taquilla fuera de Estados Unidos / Canadá es de 120 MM $, es decir, menos incluso que el primer fin de semana de Godzilla vs. Kong.

Este miércoles la película llega al mercado de Estados Unidos / Canadá. Como allí ya está implantado HBO Max, Warner Bros. continuará con su política de estrenos simultáneos en cines y plataformas, lo que sin duda dañará sus posibilidades comerciales no solamente allí sino también en el resto del mundo, al facilitar la existencia inmediata de una copia pirata.

¿Los excelentes datos de taquilla pueden hacer variar la estrategia de Warner? Lo veremos. El caso es que en Estados Unidos el proceso de vacunación está avanzando muy rápido. Durante toda la pandemia, sus políticos han sido muy restrictivos con los cines pero ahora la situación está empezando a cambiar con múltiples reaperturas de salas, si bien cadenas como Regal todavía no están funcionando. Aún así allí, este fin de semana, aunque sea con aforo limitado, se ha estrenado un film como Nobody en 2.460 locales, una cifra que ya empieza a ser considerable.