729,3 millones corresponden a ingresos netos de publicidad, mientras que la partida “otros ingresos”, crece un 54% hasta los 107,3 millones, impulsada por la actividad de Mitele Plus y Mediterráneo.

En 2020 la facturación neta de Mediaset se situó en 836,6 millones de euros

Mediaset España concluyó 2020 con un beneficio neto de 178,7 millones de euros, lo que supone un margen del 21,4% sobre ingresos netos y un beneficio por acción de 0,57€, en un año en el que se ha visto reforzado el papel de la televisión como elemento central en el hogar: se ha alcanzado un consumo diario por persona y día de 241 minutos, el dato más alto desde 2013 y un 8,6% superior a los 222 minutos por persona y día registrados en 2019.

El grupo ha alcanzado entre enero y diciembre una facturación neta de 836,6M€, cifra en la que ha destacado el incremento en la partida Otros ingresos hasta los 107,3M€, un 54% más que en 2019, cuando registró 69,7M€. En este apartado se contabilizan, entre otras actividades, la venta a terceros de la distribuidora Mediterráneo o los ingresos digitales de la plataforma de suscripción premium Mitele PLUS.

En un 2020 marcado por los efectos y consecuencias de la pandemia mundial, Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, ha destacado que “los trabajadores han defendido a la empresa y la empresa ha defendido a los trabajadores y, por ellos, seguimos íntegros y confiados en el futuro. Hemos seguido ofreciendo información y consuelo a nuestros espectadores, hemos dado voz a empresas y asociaciones para que pudieran contar sus proyectos solidarios, hemos estado al lado de los sectores más afectados y hemos aplaudido a diario el sacrificio de todos los que con espíritu heroico se han dejado la piel para salvar, curar y ayudar a una población angustiada, asustada y en peligro constante. No en vano la televisión se ha vuelto a mostrar durante la pandemia como elemento central de los hogares, con el dato de consumo más elevado desde 2013”.

El consejero delegado de Mediaset España ha añadido, además, que “hemos visto cómo también crecía a lo largo de 2020 el proceso de diversificación de ingresos de la compañía, al duplicarse la partida gracias a una rápida y eficaz venta de contenidos ya producidos por nosotros a las grandes plataformas que necesitaban abastecer la demanda creciente de sus abonados durante el confinamiento, en un win-win inmejorable”.

Por último, ha indicado que “la combinación del incremento en nuevos ingresos, unido a un auténtico malabarismo diario en la gestión de los costes operativos, nos ha permitido terminar el año con los 178,7 millones de euros de beneficio neto que hoy presentamos, en un ejercicio en el que además se ha conseguido mantener el liderazgo del sector audiovisual en España y seguir dando pasos como player de referencia en el proceso de consolidación europeo al adquirir otro 4,25% de la alemana Prosieben con el que Mediaset España ya alcanza un 13,18%”.

En relación con el negocio publicitario, Mediaset España ha anotado en 2020 unos ingresos brutos por publicidad de 759,1 millones de euros, de los que 741,7 millones de euros corresponden a la explotación comercial de sus propios medios y 17,4 millones a medios ajenos.

Cabe destacar también la creciente aportación de los ingresos procedentes del ámbito digital, que se han incrementado un 30,3% gracias al buen comportamiento de los negocios ya existentes y a los activos incorporados por BE A LION, la compañía especializada en soluciones de comunicación publicitaria en el entorno de las redes sociales, adquirida por el grupo el pasado mes de septiembre.