‘La reconstrucción de Europa: La economía de la cultura y la creatividad antes y después de la COVID-19’ es un informe de más de 50 páginas en el que Ernst & Young analiza la catastrófica situación de las industrias culturales en el viejo continente. En 2020, la disminución neta del sector cultural fue de casi 200.000 millones de euros menos con respecto al año previo. El porcentaje de caída es incluso mayor que en el sector turístico.

El estudio, encargado por GESAC, ha tenido con la participación de diversas entidades como AEPO-ARTIS, EUROCINEMA, EUROCOPYA, EVA, FIAPF, IMPALA, IVF, SAA, SROC, así como la colaboración de organizaciones como AER, CEPIC, EACA, ECSA, EGDF, EPC, FEP, FERA, FSE/SCRIPT, IFRRO o IMPF.

Según el estudio, el volumen de negocios total de las industrias culturales y creativas en los 28 países de la Unión Europea bajó hasta los 444.000 millones de euros en 2020, lo que supone una pérdida neta de 199.000 millones de euros respecto a 2019.

Todos los sectores se han visto afectados. Incluso los que podían estar más guarnecidos por depender más del consumo doméstico, se enfrentan a grandes caídas de ingresos. En los casos en los que los modelos de negocio están relacionados con las experiencias físicas, los ingresos se han desplomado.

Ernst & Young refleja que durante 2020 aproximadamente el 31% de los ingresos totales de las industrias culturales europeas se han perdido. Este sector es uno de los más dañados, un poco menos que el transporte aéreo, pero más que el turismo (-27%) y el sector del automóvil (-25%).

Ha habida una caída europea del 31% del volumen de negocio en las industrias culturales.

Ha habida una caída europea del 31% del volumen de negocio en las industrias culturales.

Dentro de las industrias culturales, las artes escénicas y la música son los mayores damnificados, con descensos del 90% y el 76% respectivamente.

Otras disciplinas se mueven en caídas entre el 20% y el 40% en comparación con 2019. En el Audiovisual, el informe muestra un desplome del 22% pero hay que matizar que eso se debe a la prácticamente nula incidencia de la pandemia en las televisiones y plataformas VOD. Como publicamos también hoy a partir de un estudio de UNIC, los ingresos de las salas de cine europeas han caído un 70%.

La situación del sector antes de la COVID-19 era muy positiva. En los últimos seis años, el volumen de negocio generado había crecido en un 11,5% anual.

Caída del volumen del negocio según los sectores.

Caída del volumen del negocio según los sectores.

El mazazo que está suponiendo está situación, agravada por la falta de medidas políticas suficientes en la mayoría de países, hace peligrar la viabilidad financiera de los negocios, redundando en una posible cadena de despidos.

Según subraya Ernst & Young, el aumento del consumo digital no compensa la pérdida de ingresos por las ventas físicas y los eventos en la mayoría de los sectores. En el sector de la música, las ventas de discos en formatos físicos se reducirán en un 35%, mientras que se espera que los ingresos digitales de la industria de la música grabada crezcan sólo un 8%.

Otro de los problemas es que todavía no hemos terminado con la crisis. Actualmente, una nube de incertidumbre planea todavía sobre el sector, sin saber fecha de reanudación de la actividad cultural en 2021, lo cual provocará que las inversiones en nuevos proyectos se vea comprometida.

El peso en el empleo en Europa del sector cultural es notorio.

El peso en el empleo en Europa del sector cultural es notorio.

Ernst & Young ha realizado encuestas al público y , por ejemplo, el 46% de los encuestados afirma que no se sentiría cómodo yendo a un concierto durante los próximos meses de 2021, y el 21% durante los próximos años.

¿Cuáles serán entonces las claves de la recuperación?

En primer lugar, Ernst & Young apunta a la financiación. Se debe proporcionar una financiación pública masiva y promover la inversión privada en negocios culturales y creativos. Según relata, son dos vías indispensables para acelerar la recuperación y transformación del sector.

Los pilares claves para la reconstrucción cultural europea, según Ernst & Young.

Los pilares claves para la reconstrucción cultural europea, según Ernst & Young.

Otro pilar será el marco jurídico. En su opinión, hay que promover la diversificación de la oferta cultural de la UE asegurando un marco jurídico sólido que permita el desarrollo de la inversión privada en producción y distribución, de modo que la inversión sea rentable pero también los creadores tengan ingresos justos.

La potenciación del sector es también un factor determinante, según Ernst & Young, que considera que se debe incrementar el peso de las industrias culturales y creativas, porque ofrecen un poder multiplicador de sus millones de talentos individuales y colectivos.

Si quieres leer el informe completo (en inglés), puedes hacerlo pinchando aquí.

 


A continuación, puedes leer la versión online de la nueva edición de Cineinforme: