Recientemente, el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) ha publicado el proyecto de Orden por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas a la distribución de películas previstas en el artículo 28 de la Ley 55/2007 del Cine. El período de audiencia e información pública termina el 20 de enero.

'Rojo', por la que A Contracorriente Films recibió una ayuda a la distribución en 2020.

‘Rojo’, por la que A Contracorriente Films recibió una ayuda a la distribución en 2020.

Dada la complejidad del sistema de ayudas existente en España, el ICAA ha optado por establecer las bases reguladoras de las diferentes líneas de ayudas a través de órdenes ministeriales independientes.

De esta manera, se busca elaborar normas más sencillas que faciliten tanto su aplicación y sus eventuales adaptaciones como su comprensión por el sector.

Este nuevo sistema se inauguró con la Orden CUD/582/2020, de 26 de junio, por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas estatales para la producción de largometrajes y de cortometrajes y regula la estructura del Registro Administrativo de Empresas Cinematográficas y Audiovisuales, y ahora se continúa en esta nueva orden.

La revisión de las bases reguladoras de las ayudas a la distribución persigue alinear el sistema de ayudas en toda la cadena de valor del sector audiovisual en base a criterios similares y adaptados a las necesidades de un sector tan cambiante.

La orden incorpora novedades en los requisitos, en el reconocimiento de gastos subvencionables y en los criterios de valoración, sobre todo para favorecer la accesibilidad universal, la sostenibilidad, la distribución de películas con especial valor cultural y la consideración de obras difíciles, entre las que se encuentran las realizadas por mujeres.

En cuanto a los requisitos, se reduce el ámbito territorial mínimo exigible para los largometrajes permitiendo un margen mayor para que las convocatorias se adapten a la coyuntura específica de cada año. Para la distribución de documentales, se establece el mismo ámbito territorial previsto para los conjuntos de cortos, más reducido que el general.

Se refuerza la adopción de medidas que permitan la accesibilidad universal de las películas, estableciéndolas como requisito en lugar de como criterio de valoración. Además, se incluyen por primera vez los gastos en medidas de sostenibilidad entre los gastos subvencionables.

'Dobles vidas', una de las cintas por las que BTeam Pictures obtuvo ayuda a la distribución en 2020.

‘Dobles vidas’, una de las cintas por las que BTeam Pictures obtuvo ayuda a la distribución en 2020.

Asimismo, se reorganizan los criterios de valoración de las solicitudes admitidas y la puntuación que se otorga a cada uno. Por primera vez se valora, además de la presencia en festivales y el número de espectadores, que la película haya obtenido ayudas selectivas a la producción (en España o internacionalmente), certificando su especial valor cultural, y la circulación de “obras difíciles”, de manera que el apoyo estatal a este tipo de películas no se limite al momento de su producción, sino que las acompañe en toda la cadena de valor.

Las bases reguladoras recogen de manera más precisa la obligatoriedad de cumplir con la intensidad máxima permitida, que será tenida en cuenta para el cálculo de la cuantía individual de la ayuda.

También se incorporan los supuestos en los que podría ser modificada la resolución de concesión de las ayudas y se prevé que el órgano instructor realice una propuesta de resolución provisional.

Hay una disposición adicional que establece especificidades para la convocatoria de 2021, con el fin de que la transición sea menos dura y también para atender las necesidades del año 2020, marcado por la pandemia de COVID-19.

El texto completo del Proyecto de Orden puede consultarse aquí.

 


A continuación, puedes leer la versión online de la nueva edición de Cineinforme: