La Asociación Nacional de Operadores Locales de Telecomunicaciones (AOTEC) ha reivindicado que las subvenciones al 5G vayan dirigidas a las zonas rurales, donde “se debería permitir la figura del operador neutro o reservar frecuencias u obligar a su cesión a terceros”. El objetivo, según la asociación, es que la nueva tecnología llegue al mismo tiempo a la España vaciada que a las grandes urbes y no ocurra como con el 4G.

AOTEC representa a las pymes del sector de las telecomunicaciones a nivel nacional, ejerciendo de portavoz de las mismas ante las instituciones. En España existen más de 800 operadores locales que se encuentran habitualmente en poblaciones de menos de 50.000 habitantes.

“Su expansión debe estar abierta a la participación de todos de manera que se garantice mejor la universalidad territorial. La conectividad es el cimiento de la digitalización y los territorios sin ella, serán pobres digitales”, indica Antonio García Vidal, presidente de AOTEC. En su opinión, “es imprescindible que el medio rural cuente con una conexión que le haga competitivo con el medio urbano”.

García Vidal recuerda que en la propia estrategia del Gobierno sobre el 5G la lucha contra la brecha digital rural es esencial. Así, las pymes pueden tener un papel decisivo en su expansión al “igual que lo ha tenido con la fibra óptica”, ya que estas empresas se centran en territorios sin interés estratégico ni comercial para las grandes compañías.

“No nos podemos permitir las demoras que se han producido con el 4G, porque aún hay zonas rurales plagadas de fibra donde no existe una cobertura móvil eficiente”, añade. Sin el 5G “habremos perdido todo lo avanzado con la fibra”.

En ese sentido, AOTEC considera que los incentivos deben centrarse en las zonas rurales. La asociación ha planteado varias vías de actuación. por una parte, contemplar la posibilidad de instar a los grandes operadores a una cesión parcial de espectro 5G en los municipios de menor densidad de población.

Por otra parte, se plantea recuperar espectro de baja frecuencia (3,5 Ghz) en estas mismas zonas, actualmente en manos de los operadores móviles y en desuso, para licitarla y que otros puedan crear redes multioperador locales. O privadas para desarrollar la futura industria 4.0. Esto ya se hace en Países Bajos o Reino Unido. Por último, se baraja como otra posibilidad, habilitar la figura del operador neutro.

Antonio García Vidal, presidente de AOTEC.

Antonio García Vidal, presidente de AOTEC.

Las ayudas previstas para el 5G deben dar opción a la participación de todos los actores del sector telco. Cuantos más actores participemos, mayor será su rentabilidad para el país en su conjunto”, recalca García Vidal.

Junto a las tradicionales ayudas directas a los operadores que lleven a cabo el despliegue, AOTEC sugiere que se dedique parte del presupuesto a apoyar proyectos de colaboración público-privada, en los que participen entidades territoriales que quieran coinvertir en el desarrollo de estas infraestructuras de red.

La asociación aboga por una gestión descentralizada de parte de los fondos en las entidades territoriales, que “son quienes mejor conocen las necesidades reale”s de sus áreas, para asegurar una mayor eficiencia, de modo que “las comunidades autónomas deben jugar un papel importante en esta nueva generación de movilidad”.

AOTEC trabaja en la figura del operador neutro, que sería aquel que, sin frecuencias propias, creara una infraestructura de red 5G multioperador en el ámbito de un municipio, y que los operadores con espectro tendrían la obligación de utilizar.

También se propone liberar espectro de baja frecuencia, hoy infrautilizado en zonas rurales o que se obligue al operador a ceder parcialmente el espectro de las próximas licitaciones previstas.

Estas cuestiones podrían contemplarse dentro de los requisitos de la licitación del espectro de 700 MHz prevista para el segundo semestre del 2021. Es importante, en su opinión, que la subasta “no debe tener carácter meramente recaudatorio”, pues frenaría el ritmo de implantación de la nueva tecnología.

AOTEC añade también motivos ecológicos, estéticos y económicos, puesto que, en muchos municipios, se crearía una sola infraestructura en lugar de tantas como operadores con espectro, como ha ocurrido con el 4G y sus antecesoras.

 


A continuación, puedes leer la versión digital de la nueva edición de Cineinforme: