Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

El Festival de San Sebastián hace balance de la complicada edición de 2020

15 diciembre, 2020

La organización del Festival de San Sebastián ha desvelado que en la 68ª edición  66.234 personas asistieron a las proyecciones. A pesar de ser únicamente un 37% de los datos de 2019, el certamen los ve de manera muy positiva a tenor de la crisis sanitaria global que nos asola.

Pase de 'El agente topo' en San Sebastián 2020 (Foto: Álex Abril)
Pase de ‘El agente topo’ en San Sebastián 2020 (Foto: Álex Abril)

Estos 66.234 espectadores vieron 151 películas procedentes de 50 países en esta edición 2020, con 2.626 profesionales acreditados, entre ellos 689 periodistas de 376 medios de comunicación y 1.185 profesionales de la industria cinematográfica (de los que 487 participaron de forma online).

En 2019 se batieron récords de asistencia de público (178.687 espectadores) y número de acreditaciones (4.319 en 2019).

«Ya entonces se advertía de que era complicado crecer más y que el Festival de San Sebastián llevaba años aproximándose a su techo de crecimiento. Era imposible prever entonces que los porcentajes se reducirían entre un 30 y un 70% en la 68 edición y, aun menos, que estas cifras se considerarían positivas», declaran desde la organización.

La 68ª edición ha estado marcada por la pandemia del COVID-19 y sus objetivos se concentraron en tres: «que fuera una edición segura para todas y todos los que participaron en ella; proteger la esencia del concepto de Festival, es decir, que el mejor lugar para proyectar una película es una sala de cine; y, por último, conseguir una edición económicamente viable».

El festival destaca que no se registraron contagios y que ha realizado cambios estructurales importantes, profundizando en su faceta online.

De hecho, se plantea que algunas de estas novedades, como las localidades preasignadas o el carácter online y presencial a un mismo tiempo de las actividades dirigidas a la industria cinematográfica, se mantengan cuando la pandemia haya terminado.

Pero la pandemia no es el único desafío que se propone el Festival. Entre sus retos figura su apuesta convencida por los nuevos talentos, que da frutos antes de lo esperado en los cruces entre participantes en el Foro de Coproducción, en Nest, New Directors o la Sección Oficial, residentes de Ikusmira Berriak o estudiantes de Elías Querejeta Zine Eskola; la creación del área de Pensamiento y Debate, su compromiso con el informe de identificación de género, al que ahora sumará un proyecto de sostenibilidad; y vinculado a todas estas iniciativas, la reafirmación en su configuración como Festival de todo el año, que intensificará con su presencia en y con la comunidad de Tabakalera a lo largo de 2021.

En esta edición la Concha de Oro fue para Beginning, que acaba de estrenarse comercialmente en salas. Puedes conocer aquí todo el palmarés.

Quizás también te interesen: