Cine&Tele acudió ayer al Cine Paz para asistir a la mesa redonda ‘Madrid, el hub internacional de los servicios audiovisuales’, una de las más interesantes actividades de  la sexta edición de Ventana CineMad, foro de coproducción internacional organizado por la Asociación Madrileña Audiovisual (AMA), la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid.

De izquierda a derecha, Vanessa Ruiz-Larrea (Deluxe), Javier Valdés (Ad Hoc Studios) y Gonzalo Carrión (El Ranchito)

De izquierda a derecha, Vanessa Ruiz-Larrea (Deluxe), Javier Valdés (Ad Hoc Studios) y Gonzalo Carrión (El Ranchito)

Aprovechando la reciente creación ALÍA – Alianza de Industrias Audiovisuales, Ventana CineMad organizó una mesa redonda con presencia de profesionales que forman parte de esta nueva asociación de industrias técnicas con la que conocer la génesis y objetivos de la misma, así como conocer el panorama actual del sector así como sus retos y oportunidades.

El panel estuvo moderado por Samuel Castro, gerente de ALÍA y en él pudimos escuchar a Vanessa Ruiz-Larrea, directora de Marketing y Ventas en Deluxe Spain; Gonzalo Carrión, Managing Director de El Ranchito; y Javier Valdés, director general de Ad Hoc Studios. Finalmente, no pudo estar en el debate José Chorro, director general de Drago B.S., empresa del Grupo Secuoya.

En el inicio del evento, se habló precisamente de la constitución de la asociación. “ALÍA es una asociación de industrias técnicas del audiovisual nacional que nace porque era necesario, porque desde la desaparición de AITE no había una representación fuerte para representarnos ante las Administraciones y dentro del sector. Este foro es importante para dar a conocer todas las acciones que realizamos”, señaló Javier Valdés, vicepresidente de ALÍA.

Vanessa Ruiz-Larrea, que es vocal en ALÍA, coincidió en la importancia de esta nueva asociación: “En Deluxe estamos contentísimos y muy orgullosos de formar esta alianza. Está siendo muy cómodo y muy constructivo, y lo más impresionante es poder habernos juntado todos los que estamos ahí, que esté creciendo y que nos estamos nutriendo de las aportaciones y la participación de los demás. Está siendo una experiencia increíble y tiene pinta de que va a ser para largo y que va a tener mucho éxito”.

Samuel Castro

Samuel Castro

La directora de Marketing y Ventas de Deluxe Spain subrayó que el sector ha tenido que adaptarse a unos cambios tecnológicos muy profundos en los últimos tiempos. “La forma de crear contenidos ha cambiado muchísimo. Hemos vivido cambios tecnológicos muy gordos y ahora son constantes. Cambian los formatos, las formas de hacer, los workflows, las ventanas de consumo de contenido… En lo que se refiere a la postproducción, debemos estar involucrados desde el principio en el proyecto porque nos toca a todos tener una capa de asesoría para planificar todo bien y luego llegar a un delivery con unas especificaciones adecuadas. Podemos adelantar qué camino va a tener ese contenido”, explicó Ruiz-Larrea.

Esos cambios también vienen derivados de poder ofrecer servicios a empresas y producciones extranjeras de primer nivel. El caso de El Ranchito, con su participación en los efectos digitales en series blockbuster como Juego de tronos o The Mandalorian, es sin duda uno de los más paradigmáticos.

“El caso de El Ranchito es el de un grupo de profesionales que sabían que las cosas podían hacerse mejor. Eso, necesariamente, te hacía mirar hacia otras partes como Estados Unidos. Tras mucha investigación y mucho esfuerzo, se generaron nuevas dinámicas que introducen nuevas formas de hacer las cosas. Con esa voluntad de dar un pasito más es como se hizo, por ejemplo, Lo imposible. Eso nos puso en el mapa y, a partir de ahí, es pico y pala, dándote a conocer poquito a poco”, indicó Gonzalo Carrión, que también es vocal de ALÍA.

Vanessa Ruiz-Larrea

Vanessa Ruiz-Larrea

El Managing Director de El Ranchito recuerda que en su empresa son fundamentalmente técnicos y artistas, no financieros. “En España hay muchísimo talento y cada vez hay más reconocimiento internacional. Nos falta fuelle, ser más industria“, añadió.

El éxito internacional de los contenidos  españoles es inapelable, empezando por el fenómeno de La casa de papel. “Ahora es un momento increíble para nuestra industria. Estamos exportando el talento artístico y técnico y se está viendo en todo el planeta. Ahí está la capacidad y la velocidad de respuesta de las empresas en adaptarse a los workflows de las plataformas, por ejemplo. La industria y el tejido productivo en España empieza, y ya lleva un tiempo, a ser muy mirado desde fuera”, manifestó Ruiz-Larrea.

De hecho, ha aumentado el nivel de exigencia con la aparición de las plataformas. “Nos ha empujado mucho y nosotros estamos a favor de trabajar bajo unos estándares porque profesionaliza mucho más y todo tiene un sentido y un porqué. Esto implica inversiones pero haces tuyo el estándar”, aseguró la representante de Deluxe Spain.

Javier Valdés

Javier Valdés

El estándar de calidad de esas plataformas hace que, necesariamente, subas un peldaño o cinco o diez. Una vez que te has puesto en esa posición, ya eres competitivo. Y eso es gracias al estándar. Pero efectivamente, el dolor de riñón que supone meter un estándar en tu sistema es enorme y todo es cuestión de prueba y error porque no hay ayuda ni formación”, señaló Carrión

En el caso del sonido es algo diferente, ya que los estándares llevan muchísimos años en el sector. “Desde que trabajabas con las majors con cuestiones de doblaje, estabas siempre con el estándar. Los estándares de las plataformas, entonces, han sido fáciles y asumibles para nosotros. No veo variación más allá de la cantidad de contenido y la diversidad de ventanas de exhibición”, apuntó Valdés.

Las empresas de postproducción han seguido trabajando a pleno rendimiento durante el confinamiento, ya que, aunque no se rodaba, sí que tenían material para postproducir de lo que se había rodado a principios de 2020.  Estas empresas tuvieron que hacer modificaciones de ingeniería y pipelines para poder acometer el nuevo sistema de trabajo, teniendo como prioridad la seguridad del contenido, que nunca puede infiltrarse en el proceso.

Cine Paz, sede de la Ventana CineMad 2020

Cine Paz, sede de la Ventana CineMad 2020

Gonzalo Carrión mencionó durante el debate también la irrupción de la producción virtual por esta situación: “Se está viendo como una solución a los problemas de movilidad y poder rodar. Nosotros tuvimos una experiencia con esto con Westworld y ya nos metimos en virtual production. Ahora estamos colaborando con empresas muy gordas para generar estándares de virtual production y que Madrid tenga una notoriedad mundial a nivel tecnológico”.

Cabe recordar que en Madrid, y a pesar de que es un sector que nunca se ha promovido desde las instituciones, han surgido tecnologías de uso global como Mistika, Real Flow, Arnold Render.

Es evidente que hay un nivel supremo en nuestro país pero eso no significa que tengamos las cosas fáciles si las instituciones no colaboran. “Demostrada la técnica y demostrada la capacidad, hay que señalar que no sólo compiten las empresas, sino también los países con las políticas de incentivos para atraer rodajes de fuera. Nosotros hemos hecho nuestra parte y podemos asumir producciones de donde vengan y con la complejidad que tengan”, recordó Ruiz-Larrea.

Según admitió Carrión, se empieza a notar que los incentivos fiscales dan sus frutos: “Hay cosas que los clientes no entienden, como por qué si invierten más, se les reduce el beneficio. Pero las asociaciones han servido para que ahora tengamos unos incentivos que sean capaces de competir. Hay que seguir luchando porque hay muchas cosas que variar y dotar, sobre todo en cuanto a la seguridad jurídica, que a veces es complejo y dudoso”.

Gonzalo Carrión

Gonzalo Carrión

“No es una cuestión de pedir, de estar de llorones. Yo no quiero que nadie me regale nada, lo que queremos es que quede claro que hay una industria muy fuerte que puede dar muchos puestos de trabajo, de modo que necesitamos una defensa jurídica para estar en igualdad de condiciones con el resto de países”, añadió el representante de Ad Hoc Studios.

De hecho, dado que las instituciones públicas tienen una gran repercusión en la formación, ese sería otro de los puntos a mejorar, la educación. “El sistema formativo que tenemos no cumple en absoluto las necesidades que tiene este sector. Es un sector que está en auge y se demanda una cantidad de profesionales que no tenemos. Que la formación se incorpore de una forma más efectiva y más rápida al mercado laboral”, comentó Carrión.

Entre los asistentes al evento estaba Verónica Díaz, responsable de Formación Continua y Postgrado de la ECAM, que se interesó en cómo mejorar la oferta. Asimismo, los ponentes valoraron positivamente, por ejemplo, su Máster en Coordinación de Postproducción que están impulsando y que va en línea con ofrecer titulaciones que se adaptan a las nuevas necesidades del sector.

 

Por último, cabe recordar que ALÍA también se dio a conocer hace poco durante el Festival de San Sebastián, y a continuación, puedes ver el vídeo de aquel evento.