Poco o nada se le puede reprochar a la 68 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián que ha cumplido, con creces, tanto en lo que a organización como a calidad de películas se refiere y, por supuesto, en lo que al área del Industry Club se refiere. Una edición que siempre será recordada por las circunstancias sanitarias, pero también por ser la primera en la que una misma película se lleva 4 premios importantes del certamen. Por Noelia Jiménez

Imagen atípica del Festival de Cine de San Sebastián, con falta de afluencia de público esperando a los protagonistas de las películas

Probablemente, pocos podían imaginar que, dadas las circunstancias de pandemia mundial en la que nos encontramos sumidos, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián se fuera a celebrar este año. Sin embargo, José Luis Rebordinos, director del Certamen, y su equipo, lo tenían claro: iban a luchar por hacerlo posible, aunque eso supusiera un esfuerzo titánico y lo iban a intentar hasta el final.

El resultado, todos los sabemos: una edición de 10 en todos los sentidos. Se han tomado todas las medidas de sanidad que había que tomar; el personal estaba doblemente preparado para recibir a los miles de espectadores y acreditados que pasan cada día por las diferentes sedes en las que se celebra este festival y, especialmente, en el área del Palacio de Congresos Kursaal. Las películas elegidas han respondido a la calidad de un certamen de estas características, con “la ventaja”, como el propio Rebordinos aseguraba, de haber podido estrenar películas que se tenían que haber estrenado en Cannes.

Tampoco han faltado las grandes estrellas, que tanta vida dan a este Festival, ni el apoyo al sector industrial, con todas las actividades programadas a lo largo de la semana; muchas de ellas a nivel online y otras que se han podido disfrutar tanto a nivel presencial, como digital. Y, por supuesto, se ha seguido dando voz a las nuevas generaciones de directores y productores, de la mano de la Escuela de Cine Elías Querejeta y todas las actividades que se han realizado en conjunto con dicha entidad.

En definitiva, todos los puntos esenciales que se le piden a un festival de estas características han estado presentes y si bien es cierto que ha sido diferente y con ciertas restricciones, como no podía ser de otro modo, solo se le puede poner un broche de oro a esta edición tan atípica.

Por supuesto, no podemos dejar de aplaudir la responsabilidad de los asistentes, tanto del público como de los propios acreditados y del personal del festival, donde salvo un desagradable incidente con el director de cine, Eugén Green, el resto del certamen se ha desarrollado sin problemas.

Un palmarés que pasará a la historia

Dea Kulumbegashvili posa junto a todas las estatuillas que ha conseguido en el #68SSIFF. FOTO: Jorge Fuembuena

A diferencia de otras ediciones, en esta ocasión tanto el jurado, como el público lo han tenido claro: había una clara ganadora del certamen y esa no era otra que la película Beginning, ópera prima de la georgiana Dea Kulumbegashvili, que se ha hecho con la Concha de Oro, así como con los galardones a Mejor dirección, Mejor actriz y Mejor guion.

Atípica ha sido también la Concha de Plata al Mejor actor, que se ha otorgado de manera colectiva a: Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranthe, el grupo de actores de ‘Another Round (Dinamarca-Suecia-Países Bajos), dirigida por Thomas Vinterberg.

El Premio Especial del Jurado ha sido para el documental inglés Crock of Gold: A Few Rounds with Shane MacGowan, musical de Julien Temple sobre el líder del grupo The Pogues, producido por Johnny Depp.

El Premio del Jurado a la Mejor fotografía ha ido a parar a Yuta Tsukinaga, por su trabajo en el largometraje japonés ‘Any Crybabies Around?’, dirigido por Takuma Sato.

El resto de premios los podéis ver al completo en este artículo de nuestra web, donde también se incluyen los Premios de la Industria.

Presentación de nuevas asociaciones de la Industria

Si algo ha traído la pandemia en el sector de la industria audiovisual, eso ha sido la unión de las fuerzas de diferentes agentes, en un momento donde el sector ya venía pidiendo cambios y reclamando más atención por parte de las instituciones públicas y privadas, pero también parte de otros agentes del sector, como son los directores de cine.

Así, este año se han presentado dos importantes asociaciones en el Festival de Cine de San Sebastián. La primera de ellas fue ALIA (Alianza Industrial Audiovisual), cuyo objetivo es agrupar y dar fuerza a las empresas que forman parte de todas las fases del proceso de producción audiovisual. “Queremos poner en marcha acciones colectivas que beneficien al sector en su conjunto y nos permitan llegar más lejos“, aseguran los integrantes de la misma en su manifiesto de presentación.

En la rueda de prensa que ofrecieron en Donostia, estuvieron presentes: Samuel Castro (Gerente); su presidente, Roberto Sacristán (Aluzine),  Vanessa Ruiz-Larrea (Deluxe Spain), como miembro de la Junta Directiva y dos representantes de las empresas asociadas, Bernat Aragonés (Antaviana Films) y Óscar Pérez (EPC, Equipos Profesionales Cinematográficos).

Una asociación que, tal y como aseguraba Vanessa Ruiz-Larrea “es esencial en estos tiempos de COVID-19, pero también de cara al futuro”. Por el momento, son 40 miembros, pero su presidente, Roberto Sacristán, está convencido que va a seguir creciendo, “porque estamos en conversaciones con diferentes agentes y empresas”, tal y como ya recogimos en este artículo.

La segunda asociación que se presentó en Donostia fue Próxima, que engloba a Distribuidores de Cine Independiente y de Autor en V.O. , tal y como ya te contamos en esta noticia. En la rueda de prensa de San Sebastián estuvieron presentes: su presidenta, Silvia Lobo (Elamedia Distribuciones), Miren Aperribay (Atera Films) y Carlos Rodríguez Ríos (Nouinemart). Como moderador ha tomado la palabra el Director de Políticas de Marketing del ICAA, Tito Rodríguez Torras.

Entre algunas de las frases a destacar de este día, cabe mencionar la de Miren Aperribay, quien aseguraba que “Es primordial tener una colaboración con el resto de agentes y de sectores de la industria, de los cuales destacaría: los festivales de cine, que nos permiten, no solo que se proyecten nuestras películas, sino que se llenen las salas con ellas; los exhibidores, tanto de cine comercial y que apuestan por cine de V.O., así como los de circuito no comercial, porque nos permite llevar nuestras películas a un público más extenso”.

El Programa MEDIA, siempre presente en San Sebastián 

Arriba: Alex Navarro (MEDIA Catalunya), Victoria Fernández Andrino (MEDIA Andalucía). Abajo: Ainhoa González (MEDIA Euskadi) y Peter Andermatt (MEDIA Spain)

Arriba: Alex Navarro (MEDIA Catalunya), Victoria Fernández Andrino (MEDIA Andalucía). Abajo: Ainhoa González (MEDIA Euskadi) y Peter Andermatt (MEDIA Spain)

En un certamen tan importante como es el de Donostia, nunca falta la presencia de los agentes del Programa Media, organizando diferentes eventos en colaboración con el propio Festival y las oficinas MEDIA. El primero de estos encuentros abiertos fue el que ofrecieron Alex Navarro (MEDIA Catalunya), Victoria Fernández Andrino (MEDIA Andalucía), Peter Andermatt (MEDIA España), y Ainhoa González Sanchiz (MEDIA Euskadi) para ofrecer 30 recomendaciones a aquellas personas que desean optar a las ayudas europeas de mencionado programa.

Puedes ver el listado completo en nuestra web, pero entre otras, cabe mencionar: acercarse a las oficinas MEDIA de España tanto para informarse sobre las propias ayudas y sus convocatorias, como para recibir asesoramiento y formación para presentar un proyecto ganador; tener claro desde el principio la inversión en un abogado y en el área de marketing y comunicación o estar dispuesto a que el proyecto que tienes en mente se modifique para que mejore y, de esta manera, tengas más posibilidades de recibir dichas ayudas, además de estar dispuesto a coproducir con otros países.

Por otro lado, el martes 22 de septiembre tuvo lugar un interesante encuentro dividido en dos paneles, donde participaron  Joxean Muñoz Otaegi, asesor del Departamento de Cultura y Política Lingüística, Gobierno Vasco (España); Beatriz Navas, Directora del Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales – ICAA (España); Gilles Fontaine, Responsable del Departamento de Información de Mercado del Observatorio Audiovisual Europeo (Francia), por un lado. Ellos fueron los encargados de arrojar algunos datos sobre el mercado audiovisual en el País Vasco, en el resto de España y en Europa.

Por otro lado, en el primer panel y para hablar sobre ayudas y medidas que se han tomado en Europa a raíz de la COVID-19, intervinieron: Lucía Recalde, Responsable de la Unidad Industria Audiovisual y Programas de apoyo a los medios, Comisión Europea, (Bélgica) Luis Chaby, Presidente de EFAD (Asociación de Directores de Agencias Europeas de Cine) y Presidente de la Junta Directiva de ICA (Instituto de Cine y Audiovisuales, PortugalPeter DingesCEO FFA – German Federal Film Board (Alemania); Iole Maria Giannattasio, Coordinadora de la Unidad de Estudios, DG Cinema e Audiovisivo, MiBACT (Italia).

A excepción de Lucía Recalde, que ofreció una visión global de Europa, el resto de participantes hablaron de las propuestas llevadas a cabo en sus países de origen. Todos ellos coincidían en señalar que se trataba de una situación que les había cogido por sorpresa, pero que en sus países habían entendido que era necesario actuar rápido, en un momento donde el sector ya estaba demandando cambios.

Por último, en el segundo panel y para hablar sobre la necesaria transformación del sector audiovisual, participaron Álvaro Longoria, Presidente del European Producers Club y productor y socio de Morena Films. (España); François Yon, Socio, y Responsable de Ventas y Desarrollo de Negocio del Grupo Playtime (Francia); Álex Martínez Roig, Director de contenidos de Movistar+ (España).

El evento estuvo dirigido en todo momento por AC Coppens, fundadora y CEO de The Catalysts (Alemania) y podéis ver el resumen y el vídeo de la charla, en este enlace.

‘Conversaciones’, una sección más que interesante

Si en otras ediciones, ‘Conversaciones’ ha destacado sobremanera, en esta ocasión se ha convertido en parte esencial del Zinemaldia, puesto que ha unido el mundo físico con el digital y ha dado voz tanto a agentes del cine, como de las nuevas plataformas audiovisuales, como es el caso de Netflix y que, sin duda, están adquiriendo una especial relevancia para los agentes del sector.

Cuatro han sido las sesiones que se han celebrado este año y nosotros hemos querido dar especial protagonismo a la que reunió a Elena Neira (La otra pantalla) -la encargada de moderar la sesión- y a los productores, Agustina Chiarino (Mutante Cine, Uruguay) y Olmo Figueredo (La Claqueta PC, España). El protagonista de la sesión fue Francisco Ramos (México, 1968), vicepresidente de contenidos originales en español de Netflix, en Latinoamérica.

Durante la misma, Ramos explicó los motivos por los que esta plataforma digital es una necesidad para el mercado y una respuesta a la demanda actual de los consumidores de contenidos audiovisuales, por la frescura de sus formatos y la calidad de sus producciones. Sin duda, algo a tener muy en cuenta, en un momento donde, está claro, el cine tiene que dirigirse hacia una transformación parcial o absoluta. Puedes ver el resumen y el contenido de la misma, aquí.

Por otro lado y desde un ámbito mucho más técnico, el cinco veces ganador del Goya al Mejor Sonido, Marc Orts, ofreció una mascterclass titulada: Sonido audiovisual: del origen hasta el Full Immersive.  Durante la misma, Orts realizó un recorrido por la historia del sonido en el cine, así como las diferentes técnicas empleadas y la importancia de las mismas a la hora de mejorar la calidad de una película y, sobre todo, la credibilidad de la misma. Por lo que Orts explicaba que los técnicos de sonido tienen la misión de “explicar a los directores de cine que todavían no tienen en cuenta este apartado a la hora de escribir sus guiones, la importancia de hacerlo. Muchos tienen muy claro cómo quieren que sean sus personajes, pero no cómo suenan“.

RTVE, siempre apoyando el cine en español

De izquierda a derecha: Fernando Tejero, Ingrid García- Jonsson, Nacho Álvarez, Fernando López Puig, Cesc Gay, Javier Cámara y Elena G. Sánchez

Como no podía ser de otra manera, el patrocinador principal del Festival de Cine de San Sebastián, Radio Televisión Española ofreció su tradicional rueda de prensa, en la que, además de ofrecer algunos datos sobre el apoyo que la corporación ofrece al cine, a las series y a los documentos que se ruedan en español, también presentó dos de las últimas películas en las que ha participado: Sentimental‘, del director de cine, Cesc Gay y la comedia musical, ‘Explota explota‘, de Nacho Álvarez.

En cuanto a los datos, el director de contenidos  y Canales de TVE, Fernando López Puig explicaba que, “este año hemos participado en 12 de las 14 películas que se han estrenado en las salas de cine. Es un año complicado para las taquillas de cine, porque la vuelta de los espectadores al cine está siendo muy paulatina. Este año hemos aumentado la cantidad económica para apoyar el cine. Queremos que la gente vaya al cine, sin etiquetas”.

También se anunciaba que TVE participa cada año en más de medio centenar de largometrajes, documentales, tvmovies y películas de animación, de directores consagrados, jóvenes talentos y cine de autor. Además, emite el 90% del cine español en televisión y ofrece programas especializados como ‘Historia de nuestro cine’, ‘Versión española’, ‘Días de cine’, ‘Cine de barrio’, ‘¡Atención Obras!’, ‘Mañanas de cine’, ‘De Película’, ‘Va de cine’, ‘El séptimo vicio’ o ‘El Ojo Crítico. Y, desde el pasado mes de abril, cuenta con el portal Somos cine en RTVE.es.

Isabel Coixet, la mirada de lo real hecha película

Foto institucional con la mascarilla reivindicativa: El cine es seguro. FOTO: Gari Garaialde

Fue el primer evento al que dimos voz y con el que queremos cerrar esta atípica edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián: la entrega del Premio Nacional de Cinematografía a Isabel Coixet. Una mujer que siempre ha demostrado que el cine puede reflejar a la perfección la esencia de los humanos, de nuestras contradicciones y de cómo de lo más básico y esencial de nuestra realidad cotidiana, se pueden contar historias como las que ella ha contado y seguirá contando, para seguir haciéndonos disfrutar de la magia del cine.

Tal y como el protocolo mandaba, el evento tuvo un aforo muy limitado, al que pudieron acceder las personas más cercanas del entorno de la directora catalana, así como algunos responsables institucionales. La retransmisión vía streaming hizo que el resto de periodistas e interesados pudiéramos escuchar su mensaje alto y claro. Un mensaje que, sobre todo, se centró en dar consejos a las nuevas generaciones de cineastas y en el que pidió a las directoras de cine que se apoyaran las unas a las otras, porque “aunque nuestra forma de filmar está empezando a ser aceptada, todavía nos queda mucho camino por recorrer. Yo voy a estar con vosotras hasta que sea necesario que no esté”, aseguraba.

El acto finalizó con una foto que, sin duda, también pasará a los anales de la historia del cine, con todos los presentes ataviados con la mascarilla reivindicativa: el cine es seguro y el hastag #yovoyalcine.