La plataforma se ha hecho con los derechos de esta serie documental, dirigida y producida por Olmo Figueredo, de cuyas ventas internacionales se encarga Filmax.

El Estado contra Pablo Ibar en HBOHBO cuenta con otra producción para su catálogo en España y Portugal, se trata de la docuserie El Estado contra Pablo Ibar, dirigida por Olmo Figueredo González-Quevedo, que también entra en la producción a través de su compañía, La Claqueta PC, junto La Cruda Realidad e Irusoin.

La miniserie documental, que tuvo su première ayer en el Festival de Cine de San Sebastián dentro de Zinemira,  es un relato detallado del caso judicial de más de 25 años que llevó al español Pablo Ibar a ser condenado a muerte por un triple homicidio en Miramar, Florida. Los asesinatos fueron los primeros en la historia de Estados Unidos que se grabaron completamente en una cámara de seguridad doméstica, lo que convierte al caso en uno de los más comentados en la historia de Florida. El caso de Pablo Ibar fue reabierto en 2016, después de que la Corte Suprema de Florida dictaminase que había falta de evidencias en su contra.

Para Iván Díaz, Jefe de Ventas Internacionales de Filmax ,  la serie es “muy posiblemente el mejor true-crime hecho nunca en España. El caso ha estado muy presente en la prensa española durante varios años y estamos muy contentos de que vaya a estrenarse en España y en Portugal en HBO, una de las marcas más prestigiosas en la industria televisiva mundial. Es una serie top, a la altura de los mejores true crime hechos en el mundo y estamos seguros de que viajará muy bien fuera de España. Al fin y al cabo, es también una historia americana, una historia latina y un show con múltiples capas, en el que se reflexiona sobre la industria de la justicia y la gran cantidad de dinero necesario para que ésta funcione. Igualmente, también se puede ver como un ensayo sobre la pena de muerte y sobre las distintas visiones que tenemos de la justicia en USA y en Europa. La serie es todo eso, pero tiene además un grandísimo ritmo narrativo, con constantes giros y cliffhangers que harán las delicias de los fans de este género tan popular”.

Olmo Figueredo explica su experiencia al realizar la serie: “Han sido seis años de investigación y rodaje los que hemos dedicado a esta serie. Seis años que nos han permitido acceder a un contenido exclusivo único: videos, fotos policiales, grabaciones telefónicas, documentos judiciales y declaraciones nunca antes vistas; pero también nos han garantizado un acceso privilegiado al último juicio de Pablo: microfonando a abogados, jueces y testigos y colocando hasta siete cámaras dentro de la sala. En una serie que recoge pormenorizadamente los más de 25 años de odisea judicial de este caso y en la que no hablamos en pasado, sino en presente. No contamos nada que no pueda mostrarse y verse en tiempo real, desde el mismo momento en que la cámara de seguridad captó la ejecución de las tres víctimas en 1994, hasta el momento en que escuchamos la respiración entrecortada de los familiares que aguardan en la sala la decisión del jurado, ya en 2019. Saber ahora que podrá verse en HBO España y HBO Portugal me hace ver que todo este esfuerzo, de tantos años y de tantos grandes profesionales, ha merecido la pena”.

Por su parte, Ragnhild Thorbech, SVP Programación y Adquisiciones, HBO Europa, afirma que “La historia de Pablo Ibar y su larga lucha por la justicia es realmente cautivadora, y estamos muy contentos de ofrecer El Estado contra Pablo Ibar exclusivamente a nuestros suscriptores en España y Portugal”.

Integrada por seis episodios de 55 minutos cada uno de ellos, la serie ha tenido acceso privilegiado al equipo jurídico de Pablo Ibar y ha seguido la evolución del juicio desde el punto de vista de todos los implicados: víctimas, familiares, abogados, fiscales, testigos, jueces, policías y, por supuesto, el acusado. Durante más de seis años de filmación, se han realizado entrevistas a más de 50 personas y las cámaras del equipo documental han sido las únicas permitidas dentro de la sala del tribunal durante todo el proceso.

Más de 2.000 horas de rodaje, cientos de horas de archivos de video, audio y fotografías y miles de páginas de sumario judicial hacen de esta serie documental una obra única y excepcional.