Y al séptimo día… El Festival de Málaga vio al ciclo Cinema Cocina revelar su palmarés, convirtiéndose en el primer ciclo de documentales gastronómicos con premios propios; asistimos al estreno de lo último de David Trueba, “A este lado del mundo”; y reapareció Antonio Banderas, que entregó virtualmente al actor argentino Óscar Martínez la biznaga “Ciudad del Paraíso”. Por Silvia Tinoco

Rueda de prensa virtual de “Summer White”

Superamos el ecuador del Festival de Málaga y el jueves la Sección Oficial abrió con “Blanco de verano” (“Summer White”) de Rodrigo Ruiz Patterson, un título ideal para este edición veraniega. Esta cinta nos cuenta la historia de Rodrigo, un adolescente que es el rey de la casa para su madre, hasta que ésta lleva a su novio a vivir con ellos. Es un largometraje que nos llega desde México, por lo que la rueda de prensa se hizo en horario de tarde y en formato virtual, con la presencia del director, los actores Sophie Alexander-Katz y Fabián Corres y el coguionista Raúl Sebastián Quintanilla.

Fue aquí donde descubrimos que la historia está inspirada en la infancia del realizador mexicano. “Quería reflejar qué ocurre cuando emociones tan fuertes como los celos se presentan por primera vez en la vida”. La cinta, ópera prima de Ruiz Patterson está rodada cámara en mano para dar más libertad a Adrián Ross en su primera experiencia ante la cámara y utiliza el fuego como elemento simbólico que expresa lo que sienten los personajes.

 

Cinema Cocina entrega las biznagas de la primera edición de su concurso

En el cine Albéniz la mañana prometía intensa para el ciclo Cinema Cocina. Primero, programa doble de proyecciones con mesa redonda. En esta ocasión se proyectaron los documentales “Darwin se sienta a la mesa”, cortometraje de Arturo Menor, Zaida Casero y Esther Parralo, que pone sobre la mesa el debate sobre las bondades de los productos ecológicos, aparentemente más caros para el consumidor.

Le siguió el largometraje de Patxi Uriz y el cocinero Santiago Cordón, titulado “Los últimos de La Mejana, rebeldía y esperanza”, que nos hace un retrato de los últimos hortelanos de Tudela, cómo recuperar la huerta y enseñar a los niños a cocinar desde la tierra, sintiendo el origen de los productos.

Ambos títulos cerraron el tercer año de  Cinema Cocina. Llegaba el esperado momento de la entrega de biznagas, pues en esta edición los documentales del ciclo también optan a premio gracias al I Concurso de Cinema Cocina. Y los galardonados han sido:

 

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR LARGOMETRAJE, dotado con 5.000 euros

“Oro rojo”, de Jesús Sotomayor

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR CORTOMETRAJE, dotado con 2.000 euros

“Jin Tian Bu Hui Xia Yu” (No creo que vaya a llover), dirigido por Adrià Guxens

MENCIÓN ESPECIAL DEL JURADO

“Criollo”, dirigido por Pablo Banchero

BIZNAGA DE PLATA PREMIO DEL PÚBLICO AL MEJOR LARGOMETRAJE

“Purity”, dirigido por Alfred Oliveri

BIZNAGA DE PLATA PREMIO DEL PÚBLICO AL MEJOR CORTOMETRAJE

“El sentido del cacao”, dirigido por Alberto Utrera

 

 

Presentación de la Gala del Mediterráneo

Mientras se vivía la emoción de los primeros premios, el Teatro Cervantes acogía la presentación de la Gala del Mediterráneo, que se hará por y para el cine, “Será punto de encuentro de personalidades nacionales e internacionales del mundo del cine, la cultura, el deporte, y la sociedad”, explicaba Miguel Rueda, uno de sus organizadores, durante el acto. Rueda adelantaba además que se entregarán dos premios que reconocerán la trayectoria, dedicación y aportación de los galardonados, y uno de ellos será internacional.

El objetivo de esta gala, con fecha y lugar de celebración aún por determinar, es premiar categorías que no abarca el Festival, como por ejemplo un premio a la crítica, “pues hay grandes críticos que han ayudado mucho a promover el cine por todo el mundo”, señalaba la organización.

 

 

Photocall de “A este lado del mundo”, de David Trueba

A mediodía retomábamos las proyecciones de la mano de David Trueba, que este año participa en la Sección Oficial del Festival con “A este lado del mundo”. Vito Sanz es Alberto, un ingeniero que está planeando una vida estable cuando pierde su trabajo. Para que nadie lo descubra, acepta un antiguo encargo que lo lleva hasta Melilla, donde descubrirá la complejidad de los problemas que sacuden el mundo.

El director llegó a Málaga acompañado por el protagonista de la película, Vito Sanz, Anna Alarcón y Zidane Barry, quienes posaron en su correspondiente photocall, pero antes ofrecieron una rueda de prensa para comentar “A este lado del mundo”, una película que aborda un tema que desgraciadamente parece atemporal y sobre el que el director reflexionó en un viaje a Melilla: la inmigración.

“¿Por qué la frontera ha sido siempre tan agradecida narrativamente? Porque siempre hay algo de transgresión, ha sido el lugar del vicio y, al mismo tiempo, tiene la presencia de la autoridad fronteriza y para el forastero es el  primer punto de entrada. Siempre pensamos en el “mundo” desde nuestra posición, pero cambia si nos ponemos en el lugar del otro y creo que siempre es interesante”, introducía Trueba la rueda de prensa explicando brevemente el origen de la cinta. Un retrato del drama y las injusticias de la inmigración desde la valla de Melilla por el que navegamos desde los ojos de un personaje de perfil algo ridículo pero entrañable que interpreta Vito Sanz.

 

Presentación de la nueva serie de TVE

Ya en horario de tarde, en ZonaZine se presentaba “En medio del laberinto” de Salomón Pérez, una historia de amor adolescente rodada con un equipo de dos personajes durante 37 días, grabando una media de tres horas diarias.

El Festival también tiene hueco en su programación para las series. Dentro de Málaga Premiere se presentó el primer episodio de “HIT”, nueva serie del prime time de TVE que dirigen Joaquín Oristrell, Álvaro Fernández Armero y Elena Trapé. Desde la perspectiva de padres, profesores y alumnos, esta nueva producción quiere acercar a los espectadores el complejo tema de la educación en edades tempranas, dar a conocer la realidad de los colegios españoles y dar también voz a una generación que se siente poco escuchada.

“HIT” está protagonizada por Daniel Grao, que interpreta a Hugo Ibarra Toledo –de cuyo nombre salen las siglas que dan título a la serie–, un profesor transgresor de métodos revolucionarios, y Olaya Caldera, también docente en este nuevo instituto televisivo.

 

Entre cine y series, en el Teatro Cervantes, en cambio, nos reuníamos virtualmente con el homenajeado del día: Óscar Martínez, actor, autor y director de teatro nacido en Buenos Aires a quien se ha reconocido en esta edición con la Biznaga “Ciudad del Paraíso”. Martínez ya conoce las biznagas del Festival de Málaga, pues se llevó la de plata a mejor actor por su papel en “Yo, mi mujer y mi mujer muerta” el año pasado y en 2016 se llevó la primera por “Kóblic”.

En una edición tan particular del Festival de Málaga, donde la tecnología está ayudando tanto a tender puentes de comunicación con aquellos invitados que están más lejos, no podíamos pasar por alto la reflexión que el homenajeado de la jornada hacía sobre la contribución de esa tecnología al cine a través de las nuevas plataformas: “Al principio causaba escozor, pero a la velocidad tecnológica a la que avanza ya el mundo es como enfadarse porque llueve. Hay que aceptarlo. Pero también hay que reconocer que se ha convertido en una fuente enorme de trabajo a nivel mundial y en una herramienta extraordinaria de distribución de todo lo que hacemos. Así que, bienvenidas sean las plataformas”.

El actor aprovechó también el encuentro para dejar un mensaje de agradecimiento por el premio que se pudo ver más tarde durante su gala de homenaje.

 

La Sección Oficial del Festival de Málaga no sólo vive de largometrajes de ficción, también se proyecta cada día un completo programa de documentales, como hemos ido comprobando jornada tras jornada. El plan para este jueves de festival estuvo compuesto, como viene siendo habitual, por dos pases. En el primero, a las 18.30 de la tarde, se pudo disfrutar de “Outside the oranges are blooming” de Nevena Desivojevic y “Kentannos, ¡que vivas 100 años!” de Víctor Ruiz. Y en el segundo pase, ya a las 22.00, se proyectó el cortometraje “Un fantasma que corre” de Tito Moreno, y el largometraje “Partida” de Coco Ciocler.

También presentaba una interesante propuesta dentro del género la llamada “Sesión Especial”, en la que se proyectaron “El siglo de Galdós” de Miguel Ángel Calvo Buttini y “Casas Viejas 1933” de José Luis Hernández Arango.

Pero aquí no terminaba la cosa porque durante la jornada de ayer también tuvo lugar la segunda cita del ciclo “Afirmando los derechos de la mujer” que llegaba, un año más, con proyecciones propias. El protagonista de esta sesión fue “Ara Malikian: una vida entre las cuerdas” de Nata Moreno, que estuvo precedido por los cortometrajes “Ca Nostra” de Laia Foguet y “La pérdida” de Sensi Nuevo.

 

Antonio Banderas entrega virtualmente la biznaga a Óscar Martínez

Este séptimo día de cine llegaba a su fin con el estreno especial de “Fuel”, obra de Israel González, pero antes había que posar en el ya famoso photocall del Gran Hotel Miramar.

Ya en el interior del Teatro Cervantes tuvo lugar la gala en homenaje a Óscar Martínez, biznaga “Ciudad del Paraíso” de esta 23 edición del Festival de Málaga. Aunque el invitado de honor se encontraba al otro lado del charco, la tecnología ayudó a acortar distancias e hizo también virtual la entrega del galardón, que el homenajeado recibió de manos de Antonio Banderas:

 

 

 

 

“Me conmueve la generosidad, la consideración y la calidad con la que he sido tratado siempre por todo el medio español, por mis colegas, por la prensa y, muy especialmente, por el Festival de Málaga, donde me han hecho sentir que estoy en casa. He sido premiado tres veces, quizás sea un exceso, pero lo agradezco de corazón y lamento muchísimo no poder estar. Mi corazón está con ustedes”, decía emocionado Martínez.

 

La noche se cerró con la proyección de “A este lado del mundo” de David Trueba, que subió al escenario del teatro junto a su equipo para presentar al público su décimo largometraje.