La miniserie de cuatro capítulos finalizó su rodaje en Euskadi el pasado viernes y ahora se prepara para el estreno. 

'Alardea', una historia de lucha feminista, llegará el próximo otoño

Alardea se centra en la historia de Amaia, a quien da vida la actriz Itziar Ituño. La protagonista es una profesora de infantil que, junto a un grupo de vecinos, luchará por el derecho de las mujeres a desfilar en el alarde de su localidad, donde sólo a los hombres les está permitido participar.

La serie, inspirada en un conflicto que lleva 25 años generándose en torno a este desfile festivo de importante arraigo en Euskadi, plantea temas universales y de actualidad como el choque entre generaciones, la presión social que se ejerce en las poblaciones pequeñas y la lucha de la mujer por alcanzar el mismo reconocimiento y visibilidad que el hombre.

Además, acompañan en el reparto a Itziar ItuñoCarmen ClimentKlara Badiola, Iñigo Aranburu, Kandido Uranga y German Alzarazu. 

El rodaje de Alardea se paralizó el pasado 13 de marzo a causa del Estado de Alarma, y se retomó el 13 de julio prolongándose tres semanas. Para recrear la población ficticia de Uriola, donde se está ambienta la serie, se ha grabado en varias localizaciones de Euskadi, entre las que se encuentran Orduña, Zalla, Bakio y Bilbao.

David P. Sañudo, director de la serie, es un joven realizador que recientemente ha sorprendido con Ane, su ópera prima en el cine. Blanca Baena es la productora ejecutiva y el equipo de guión lo forman Arantxa de la Cuesta y Pablo Tobías, con Virginia Yagüe al frente del proceso de escritura.

No podemos olvidar que Alardea será la primera de otras importantes apuestas de ficción en euskera que ETB está preparando para el nuevo curso, junto a la nueva temporada Go!azen que se estrenará el próximo mes de noviembre.

La vida de Amaia sufrirá un vuelco cuando la asociación de mujeres de Uriola pretenda desfilar en el alarde tradicional. Implicarse en este tema es algo que podría enfrentar a esta profesora de infantil con su comunidad y con su familia. Tomar una decisión supondrá un gran dilema para ella.

La lucha que se planea también implica el reencuentro de Amaia con su madre Edurne , ahora enferma y de la que se distanció hace 25 años después del divorcio y la posterior muerte de su padre. Amaia nunca ha perdonado que su madre antepusiese su implicación a favor del alarde mixto a los intereses de la familia. Y no está dispuesta a que se repita la misma historia, precisamente el año en el que su marido Aitor es nombrado burgomaestre y su hija Jone, cantinera.