El informe ‘Documentary Films Audiences in Europe’ acaba de ser presentado por DocsBarcelona. Los objetivos de esta investigación eran conocer qué público mira documentales, qué impacto tienen estos sobre el público y cómo podemos animar a los usuarios a ver más documentales. Uno de los hallazgos más significativos es que, en España, el público es más fiel a ver documentales en salas de cine, en comparación con los hábitos del resto de Europa.

Imagen de un documental siendo proyectado en una pantalla de cine (Foto: Moving Docs)

Imagen de un documental siendo proyectado en una pantalla de cine (Foto: Moving Docs)

DocsBarcelona, de la mano de Moving Docs, proyecto europeo para el fomento de la distribución de documentales y creación de audiencias en Europa, y con la participación de 5 empresas y proyectos en torno al documental Europeos, ha realizado una encuesta para conocer las audiencias de documental en toda Europa y en cada territorio.

La iniciativa ha contado con el apoyo del programa Europa Creativa MEDIA y del Instituto Catalán de las Empresas Culturales.

La encuesta se ha hecho con una muestra de 1.500 usuarios de toda Europa, consumidores habituales de documentales, y 1.000 usuarios en toda España en salas de cine que programan habitualmente contenidos documentales. Los resultados de esta encuesta han sido estudiados y analizados por el Dr. Huw D. Jones, de la Universidad de Southampton en el Reino Unido.

¿Cómo es el público del cine documental? El estudio concluye que los documentales son una de las formas principales para conocer el mundo actual y temas contemporáneos. Los jóvenes son las que más se ven afectadas por la experiencia de ver documentales, y las hace cambiar su estilo de vida o comportamiento. El 97% de los encuestados afirman que los documentales les han afectado de una manera u otra, independientemente de su nacionalidad, edad, género o lugar de residencia.

De hecho, más del 60% de los encuestados afirman que los documentales los han ayudado a comprender el mundo o mejorar su conocimiento sobre algunos temas, mientras que el 50% se han visto animados a informarse más sobre un tema en particular.

No obstante, los jóvenes de entre 16-24 años son la franja que menos consumo documental hace, y un joven tiene seis veces más posibilidades de ver ficción en un cine, que un documental. Casi la mitad de los encuestados reconocen que verían más documentales, si se programaran más de las temáticas que les interesan. Las plataformas VOD son las más populares para el consumo de documentales, seguida por las televisiones.

Porcentaje de los encuestados, según el país que ve con frecuencia (6 o más veces al año) películas de ficción y documentales.

Porcentaje de los encuestados, según el país que ve con frecuencia (6 o más veces al año) películas de ficción y documentales.

En España, el 94% reconocen asistir habitualmente a espectáculos y acontecimientos culturales como cine, teatro o conciertos. En comparación con los resultados del resto de países, el público español, tiene más hábito de ir a ver cine a las salas, que no en plataformas en línea. Un 30% de los usuarios reconocen preferir ver documentales en la gran pantalla, y lo harían más si tuvieran más programación.

Puedes leer el informe completo en inglés aquí.