Las salas de cine han estado cerradas CIEN días por la crisis sanitaria tan grave que hemos vivido. Un cierre que ha sido histórico, ni tan siquiera en la guerra civil se cerraron todos los cines. Por Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE.

La situación de emergencia vivida por el país ha supuesto un riesgo de supervivencia grave para muchos sectores, incluido el sector de la exhibición, aunque afortunadamente las medidas adoptadas por el gobierno y otras administraciones públicas, nos permitirán salvar los puestos de trabajo y volver con fuerza e ilusión a llenar nuestras pantallas de grandes películas, que hará inevitable que los aficionados al cine no pierdan la oportunidad de disfrutar de toda la magia de la gran pantalla.

Veníamos de un 2019 con los mejores resultados de una década, habiendo realizado la transición de una tecnología analógica a una digital que nos ha permitido ser más flexibles, rápidos y diversos en contenidos. El sector de la exhibición ha realizado inversiones muy importantes para estar a la altura de las exigencias de nuestros espectadores (salas 4DX, Imax, Screen X, butacas reclinables, salas junior, pantallas Led de Samsung Onyx, Dolby Atmos ,tecnología D-BOX, etc..) y sobre todo sabiendo que si lo hacemos bien, la satisfacción de disfrutar colectivamente saliendo de casa a disfrutar de una película, con amigos y familiares, es imbatible y que siempre mantendremos en nuestro recuerdo con quien vivimos esas escenas míticas que una gran película nos brinda proyectada en una sala de cine.

Ahora llega el momento de volver abrir las puertas de nuestros cines, y lo haremos invirtiendo en las medidas que sean necesarias para que tanto nuestro personal, como nuestros espectadores vuelvan a disfrutar del cine como antes.

De esta forma, la industria cinematográfica contará de nuevo con el eslabón principal de la cadena de valor, esa primera pantalla donde las películas se pueden contemplar en su máxima expresión, donde ganan prestigio y se genera valor para su explotación posterior en otros soportes.

Queremos agradecer desde la exhibición al sector de la creación, de la distribución y al de las industrias técnicas su apoyo y reconocernos el valor añadido y la mayor visualización que los Cines aportamos a una película.

Somos optimistas, creemos en el producto que ofrecemos y como lo ofrecemos y estamos convencidos que juntos recuperaremos pronto el ir al cine como un icono de normalidad.