Cerca de tres meses desde que se anunció su cierre, los cines de E.E.U.U. y Canadá se preparan para reabrir sus puertas con algunos de los estrenos más esperados del calendario. El paulatino reinicio de las operaciones no estará exento de incógnitas, entre ellas la rentabilidad de las reaperturas parciales y el desconocimiento acerca del comportamiento de los espectadores. Por Nuria Botella

Reapertura cines EEUU y Canadá

Imagen vía Time Out

A mediados del pasado mes de marzo, tras declararse el estado de emergencia internacional por la pandemia global del COVID-19 y en cumplimiento con las regulaciones del CDC, los cines de EEUU y Canadá (incluyendo las principales cadenas de exhibidores como AMC, Cinemark, Regal y Cineplex) cerraron sus puertas. Un total de más de 40.000 pantallas en EEUU y más de 2.500 en Canadá colgaron el cartel de cerrado y se enfrentaron al comienzo de un periodo incierto y sin precedentes.

Tras el cierre de salas, los principales estudios reportaron la mayor caída de taquilla en 20 años. La cadena de cines AMC, líder mundial del sector, presentaba la semana pasada sus cuentas y reflejaba el resultado de estos meses de cierre con unas pérdidas de más de 2.000 millones de dólares. Las diferentes cadenas experimentaron resultados muy similares que dejaron en evidencia la magnitud de la situación. Pero después de la marea llega la calma y este mismo miércoles AMC experimentó una subida de sus acciones del 14% tras anunciar la reapertura de todas sus salas el próximo mes de julio.

La reapertura de cines en EEUU se coordina y autoriza por estados. En los últimos tres meses todos los gobiernos estatales prohibieron la apertura de cines a excepción del estado de Georgia donde se dio permiso para reabrir tan pronto como el pasado abril y en Texas, donde la reapertura se autorizó a principios de mayo. En el resto de EEUU y Canadá, el pistoletazo de salida para la vuelta a las salas (con restricciones) comienza este viernes 12 de junio. Sin embargo, a pesar de estar autorizadas, la mayoría de salas no estarán listas para comenzar la paulatina reapertura hasta el 19 de junio y se pronostica que no será hasta mediados de julio cuando se completará dicho proceso. Cinemark anunció que iniciará la reapertura el 19 de junio y espera completarla para el 10 de julio; AMC, anunció sus expectativas de tener el 97%-98% de las salas abiertas para mitad de julio; Regal no planea reapertura hasta principios de julio y la canadiense Cineplex no ha establecido fecha todavía.

Existen dos grandes ausentes en la reapertura inminente, los dos mercados más importantes para la taquilla de EEUU, la ciudad de Nueva York y el condado de Los Ángeles, los cuales no han confirmado fecha de reapertura, a pesar de la autorización de sus respectivos gobiernos estatales. La incógnita supone un gran impacto para la rentabilidad de las principales cadenas y para los estrenos programados para las próximas semanas. En Los Ángeles, se espera que el anuncio del avance a la siguiente fase se anuncie la próxima semana mientras que en Nueva York esto no pudría ocurrir hasta incluso mediados de julio. Ante esta situación, NATO (National Association of Theatre Owners), el principal órgano de exhibidores de EEUU está ejerciendo presiones para que los cines sean considerados dentro del grupo en fase en el que se encuentran los restaurantes, en lugar del actual en el que están los estadios deportivos y teatros de Broadway, cuya reapertura no se espera hasta una fecha muy posterior.

NATO exhibidores USA

El primer estreno programado en el calendario será la película de Russel Crowe, Unhinged, previsto para el 1 de julio, fecha en la cual un gran número de salas no estarán operativas todavía. El siguiente estreno, también con incertidumbre, aunque menor que el caso anterior, será The Broken Hearts Gallery de Sony/Tristar protagonizada por Selena Gomez. La vuelta a las salas con todo su esplendor se planea para el 17 de julio con el estreno de la última película de Christopher Nolan, Tenet de Warner Bros. La película, con un presupuesto de más de 200 millones de dólares, es la gran esperanza de los exhibidores para la recuperación y como hemos mencionado anteriormente, es en esta fecha cuando casi la totalidad de las salas habrán reanudado sus operaciones. Tras Tenet encontramos la última película de Disney, “Mulán”, que se estrenará el 24 de julio, y entre los estrenos más esperados de agosto, Wonder Woman previsto para el día 15 de ese mes.

Las salas que abran sus puertas en las próximas semanas deberán poder cumplir con las medidas acordadas, entre las que se incluyen capacidad reducida al 25% (a partir de Julio pasará al 50%) o máximo de 100 personas, sistema de reservas para evitar colas, dos metros de distancia entre grupos, uso restringido de las concesiones y baños, butacas desinfectadas tras cada sesión y uso de máscaras. Entre las medidas voluntarias que algunas salas pondrán en marcha están la recomendación del uso de cubiertas desechables para las butacas, la revisión de los sistemas de ventilación y el uso de aspiradores de última tecnología.

No cabe duda que existen opiniones diversas acerca de los pronósticos sobre la reacción y el comportamiento de las audiencias en los siguientes meses de reanudación de las actividades. Para algunos, la vuelta a una sala cerrada de cine tras meses de encierro tendrá que esperar, sin embargo, habrá otro grupo que acudirá a las salas tan pronto sea posible, para recuperar la sensación de normalidad y disfrutar del cine en su estado puro.