Comscore ha vuelto a reunir a la industria del cine en un encuentro online que ha estado centrado principalmente en cómo están afrontando las instituciones públicas esta crisis, cuáles son sus planes y cómo están adaptando sus líneas de ayudas. Además de representantes de entidades públicas, también ha habido presidentes de asociaciones de la exhibición y la distribución. Una de las ideas que más se han repetido es la necesidad de apoyar a la industria en su conjunto.

Encuentro de Comsore sobre el apoyo institucional

Joaquín Vegas y David Rodríguez de Comscore han contado hoy en la mesa redonda virtual con Peter Andermatt (director de la Oficina MEDIA España), Manuel Cristóbal (asesor de Industrias Audiovisuales, Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid), Victoria Fernández (responsable del Departamento Audiovisual de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales), Silvia Lobo (responsable de Ventas en Elamedia Estudios y Presidenta de Próxima), Camilo Tarrazón (presidente del Gremi de Cinemes de Catalunya) y Francisco Vargas (director del Área Audiovisual del ICEC).

El inicio del acto ha sido protagonizado por David Rodríguez. “Hoy hablaremos de cómo el apoyo de las administraciones es clave y necesario para el sector audiovisual como motor de crecimiento y elemento de cohesión social, como también lo es en la creación de valor, más allá de lo puramente económico”, ha comenzado diciendo.

Ha recalcado que el sector se enfrenta a un reto sin precedentes y “la ayuda institucional es crucial para sostener la oferta cultural de la industria audiovisual”.

En lo que se refiere a la fotografía de la situación actual, ha revelado que actualmente estamos en un 60% de caída en el mercado español pero Rodríguez prefiere quedarse “con el 7% que estábamos por encima en el inicio de año con respecto a 2019”.

El calendario de estrenos “está cada vez más apretado” y las nuevas fechas se concentran a finales de junio y principios de julio, lo cual “es una buena noticia”. En España hay 10 cines abiertos actualmente y según añadió, teniendo en cuenta el 25 de abril como punto con el menor número de cines abiertos a nivel mundial, desde entonces ha habido un crecimiento del 500%.

David Rodríguez de Comscore

Francisco Vargas ha sido el primero de los invitados en intervenir y ha empezado su alocución poniendo en contexto la labor del ICEC, que tiene un presupuesto de 64 millones de euros para todas las industrias culturales y está presente en toda la cadena de valor de la industria audiovisual.

“Nos ocupamos, entre otras cosas, del diseño y la gestión de las líneas de subvenciones y de las medidas de fomento al sector”, ha subrayado Vargas. De ellos depende la Catalunya Film Commission y la oficina de Europa Creativa – Catalunya y coordinan la acción de la internacionalización de Catalan Films.

“Todo esto lo hacemos bajo cuatro criterios que marcan nuestra acción: la calidad de los proyectos, la equidad de la distribución de los recursos, la garantía de eficiencia de las inversiones públicas y el consenso con todos los actores implicados”, ha explicado el representante del ICEC.

Gráfico con la comparación de taquilla en España en 2020 y 2019

El año 2019 gestionaron desde el área del audiovisual 249 proyectos y subvencionaron un 39%. El ICEC destinará en 2020 al sector audiovisual 17,2 millones de euros en forma de líneas de ayudas, un incremento de 6 millones con respecto al año pasado.

“Hemos hecho una actuación urgente de adaptación de todas nuestras líneas a la situación de crisis sanitaria. Creemos que era fundamental priorizar el trasladar recursos a las empresas para que continuasen con su actividad. Más allá de los fondos y de las líneas de actuación de emergencia creadas ex profeso para ayudar a las empresas, decidimos que era urgente convocar las líneas y dotarlas de los máximos recursos disponibles. Hemos introducido algunas modificaciones técnicas y nos centramos en la necesaria adecuación de las líneas”, ha añadido.

Vargas ha hecho un repaso de las líneas que gestionan. Para la línea de desarrollo, que está dotada con 900.000 euros, se han ampliado los plazos para la ejecución de los proyectos como una medida urgente. Han desarrollado una línea nueva de inminente convocatoria para las coproducciones internacionales minoritarias, “que desde hace años es una reivindicación del sector y una aspiración por nuestra parte”. “Es fundamental que nuestras productoras puedan salir al mercado internacional con garantías”, ha explicado sobre esta ayuda dotada de 1,2 millones de euros.

Francisco Vargas del ICEC

La línea más grande es la de producción de largometrajes de ficción y documentales, dotada con 7,2 millones de euros, casi el doble del año anterior. “Se han rebajado las exigencias de financiación porque será un año complicado”, ha apuntado.

También tienen la línea de producción de cortometrajes, para la que han ampliado el plazo a un año para la realización de la obra y que también se ha aumentado su dotación. La línea de largos para TV está dotada con 1,3 millones de euros, para la que se ha mejorado la forma de pago y se han ampliado los plazos. La línea de series de ficción se está redefiniendo y es la única que todavía no tiene fecha de convocatoria (1,2 millones) y la de producción de animación tanto de series como de largos con casi 2,5 millones de euros son también relevantes.

La línea de festivales (450.000 euros) y la exhibición (500.000 euros) son “las que han tenido los ajustes más extraordinarios” debido a que la celebración misma de los festivales era “del todo imposible” para una parte del año y de incierta realización en el resto. Se recogen los festivales online y se introduce que la ayuda también incluye la preparación, para que no tenga que revocarse si se cancelara el evento. La de exhibición recogerá sólo la actividad de seis meses previos a la crisis. Hay que recordar también que poseen una línea para la promoción de largometrajes en versión original catalana, asumiendo el P&A.

Calendario de estrenos para la reapertura de cines en España

Pero ofrecen dos ayudas más: una de ayudas reintegrables a paquetes de proyectos de exhibición y otra para la ayuda a la internacionalización para asistir a mercados. Aparte, “hay líneas específicas por las circunstancias actuales que se corresponden a préstamos para facilitar liquidez y una línea COVID para empresas e instituciones que paga el funcionamiento de las empresas afectadas.

No existe ningún otro organismo público en España que otorgue unas ayudas tan completas. ¿Por qué lo hacen así? “Porque nos consideramos parte del sector. La administración pública no es un elemento ajeno al sector y es nuestra responsabilidad dar respuesta a sus necesidades”, ha indicado Vargas.

A continuación, ha dado a conocer la perspectiva andaluza Victoria Fernández, que trabajan en una agencia donde también se encuentra la oficina de Europa Creativa – Andalucía. “Ha habido que hacer un trabajo increíble de cambios de convocatorias, poner de acuerdo a mucha gente a distancia y conversar con la Consejería. Los servicios jurídicos han sido la mayor pelea”, ha manifestado.

Victoria Fernández de la Agencia Andaluza de Industrias Culturales

“Cuando se produjo el estado de alarma, teníamos prevista una nueva Orden de ayudas a la producción. Los cambios iban a ser muy notables y estaban consensuados con el sector. No hemos podido sacarla porque es una normativa nueva que tenía que tener unos plazos que no iban a poder llegar a tiempo para suplir las necesidades. Optamos por convocar las ayudas del año anterior e introducir cambios más importantes para facilitar el acceso”, ha explicado sobre el efecto que ha tenido el coronavirus en sus políticas.

En Andalucía, que se otorgan ayudas por 2,3 millones, algunos de los cambios que han tenido que hacer tienen que ver con los tiempos, con el estreno en plataformas o con poder convertir en AIEs una vez presentada la ayuda de una productora.

Además, Fernández ha expuesto que “se han creado unas ayudas excepcionales de urgencia para paliar ciertos efectos”. Una es de creación para la escritura de guiones, dotada con un 1,2 millones, y otra es una compensación por el cierre de salas, que está dotada por un 1,3 millones.

Cines reabiertos en todo el mundo post-COVID

Posteriormente, Camilo Tarrazón ha criticado que esa ayuda para salas sólo sea para cines con sede fiscal en Andalucía. Según Fernández, no podían hacerla de otra manera porque procede de fondos estructurales FEDER que obligan a ello.

Asimismo, la representante de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales ha declarado que mantienen su apoyo a los tres festivales importantes de Andalucía (Sevilla, Málaga y Huelva) y que se otorgan 3 millones de euros que dependen de la Dirección General de la Consejería de Cultura para dos líneas: una es para la digitalización de pymes y la otra es para la consolidación de pymes.

El punto de vista de la Comunidad de Madrid lo ha aportado Manuel Cristóbal, que ha remarcado que ahora las bases de la ayuda al desarrollo son similares a las de Europa Creativa MEDIA, subiendo la dotación un 50% hasta los 750.000 euros. Además, pronto anunciará que cuentan “con una cuantía por proyecto que va a ser importante y en su opinión “la más alta que habrá en España”.

Manuel Cristóbal de la Asesoría Audiovisual de la Comunidad de Madrid

En las próximas semanas se publicarán las ayudas directas a autores y esperan poder anunciar próximamente los resultados de las convocatorias que ya tenían en marcha, “que no han parado en ningún momento”, y que eran las de cortometrajes con 250.000 euros, las de promoción de largometrajes con 300.000 y las de videojuegos con 250.000 euros.

“El sector de los videojuegos nos parece totalmente relevante y que siempre pedimos que las desgravaciones fiscales sean también aptas para ellos”, ha recalcado Cristóbal.

El representante de la Comunidad de Madrid también ha puesto en valor que se va a asumir el gasto de autónomos en el mes de abril y mayo, y la firma del acuerdo con CREA SGR para tener una línea de crédito de 20 millones de euros para el sector cultural, incluyendo salas de cine.

“Nuestras ayudas suman casi 1,7 millones de euros y seguimos trabajando para poder incrementarlas, pero sobre todo que sean útiles y lo más relevantes para nuestro sector”, ha asegurado Cristóbal.

Encuentro de Comscore sobre apoyo institucional en España

Pero no todo es el COVID, sino que también hay que hablar de futuro y un pilar clave para ello es su plan de alfabetización audiovisual. “A través de la ECAM y esperamos que con la colaboración de los propios cines, se iba a arrancar en el mes de abril. Nos parece muy importante invertir en la educación audiovisual y en que los futuros espectadores sepan cómo se cuentan las historias”, ha indicado el asesor de industrias audiovisuales en Madrid.

En el turno posterior de conclusiones aludió también al hecho de que la apuesta por toda la cadena de valor se puede llevar a varios terrenos. Se habla mucho de atraer rodajes internacionales pero a ellos también les preocupa atraer trabajo para efectos visuales, para postproducción de audio e imagen, para animación

“Desgraciadamente, en España nunca ha habido un plan para el sector audiovisual que contemple el sector como una industria. Ese ha sido el gran lastre porque las medidas que se toman son poco a poco. Se consiguen cosas por voluntarismo y estamos compitiendo lastrados”, ha comentado Cristóbal.

Para dar la visión europea ha recogido el testigo Peter Andermatt, que ha resaltado que el Programa MEDIA lleva casi 30 años funcionando y tiene 14 líneas de ayudas distintas. “Sería excesivo entrar a relatar todas las medidas que se están tomando para flexibilizar nuestras bases legales, adaptándonos a la crisis actual”, ha indicado.

Peter Andermatt de la Oficina MEDIA España

El 90% de los contratos que han firmado con vistas a este año, que son más de 2.000 beneficiarios, están afectados. “Es dramático pero hemos puesto una batería de medidas sobre todo de flexibilización con el propósito de aumentar la liquidez de las empresas. Hay que apoyar económicamente a las empresas que se han quedado sin cash”, ha afirmado Andermatt.

En cuanto al futuro, ha anunciado que la Comisión Europea ha propuesto un aumento del presupuesto de MEDIA para el siguiente ciclo que empieza el año que viene y termina en 2027 y que es una “buena noticia” si es aprobada por el Parlamento Europeo. “Si se hace realidad, podríamos contar con un aumento sustancial, con unos 40 millones de euros más al año. Ahora estamos en unos 115 millones al año, con lo que nos quedaríamos alrededor de los 150 millones”, ha expresado el representante de la Oficina MEDIA en España.

El enfoque del futuro programa va a ser bastante parecido al que hay ahora. “Ninguna de las 14 líneas están en peligro. Como habrá más dinero, habrá un reequilibrio en dotaciones entre las diferentes líneas”, ha aclarado Andermatt.

El enfoque estará muy centrado en cuatro puntos: audiencias, igualdad de género, dimensión internacional en todos los ámbitos y colaboración entre profesionales

Sobre las audiencias, van a dedicarles “mucho interés y cariño” porque “sin ellos, no somos nada”. Ý aunque ya trabajan la dimensión internaconal la quieren ampliar más: “Queremos que haya más colaboración internacional y que haya más internacionalización de los contenidos que generamos”.

En Europa también se considera clave la formación de los profesionales. “En los últimos años, el Programa MEDIA ha invertido en la formación de unos 2.000 profesionales al año, que han ido a talleres de formación continua para aprender y para conectarse a nivel internacional. Queremos pasar a 5.000 al año y aportar nuevos enfoques como las nuevas tecnologías y reforzar mucho la parte de marketing y distribución”, ha apuntado Andermatt.

Otro punto de interés es que van a potenciar “el desarrollo de proyectos con una escala mayor, con potencial de vender en muchos mercados y generar ruido e ingresos en ellos”. Según Andermatt, buscarán proyectos grandes para “apoyarles a lo grande”.

Asimismo, reforzarán el apoyo a las salas. “Consideramos que es fundamental atraer a audiencias jóvenes y abrir nuevas salas en ciudades medianas”, ha manifestado el representante de MEDIA, que también ha añadido que fomentarán la creación de una red de plataformas VOD y el trabajo en estrategias de distribución paneuropea.

“El Programa MEDIA piensa crecer y adaptarse a los cambios. El coronavirus ha acelerado unos cambios que quizás estaban ya a la vista. El ecosistema audiovisual europeo va a cambiar y hay que estar preparados para cambios sustanciales”, ha resumido Andermatt.

Antes de finalizar ha puesto el acento en la sostenibilidad. El desgaste financiero en las diferentes partes de Europa es distinto. “En Europa del Este y del Sur las compañías tienen mayor debilidad”, ha subrayado.

La industria, “aparte de ser creativa, debe ser sostenible” y hay “bastante margen de mejora”, por lo que “queremos potenciar la profesionalización de los diferentes sectores” y “reforzar la gestión financiera y la estrategia”.

Andermatt ha insistido bastante sobre esta carencia en nuestro país y para ello ha relatado una anécdota. Hace dos años habló con una empresa audiovisual mediana de más de 10 empleados para ver su potencial de internacionalización. Les sugirió que contrataran a un director financiero, porque no tenían a nadie de ese perfil pues sus ejecutivos eran de perfil creativo, e incluso a un director general. “Hace unas semanas me llamó y me dijo que me hicieron caso. Al principio fue una pesadilla porque trastocaba todo pero gracias a él, con la crisis en la que estamos, me dijo que no han entrado en bancarrota porque ha conseguido ordenar los recursos que sólo puede hacer una persona de ese perfil”, ha compartido.

En el debate de hoy no solamente ha habido miembros de los estamentos públicos sino también representantes de gremios del sector. Silvia Lobo ha comparecido en representación de Próxima: “Es una asociación de distribuidoras de cine independiente y de autor en versión original. Somos 15 pymes que entre todas podemos estrenar anualmente entre 50 y 60 películas”.

Silvia Lobo de Elamedia y Próxima

En su intervención ha comentado algunos problemas específicos de la situación de crisis actual, como un miedo a un posible rebrote en otoño. “Para nosotros, acometer un relanzamiento continuamente es imposible. Las tendríamos que dejar ya para estrenar en otras ventanas y olvidarnos del theatrical”, ha comentado.

Según su intuición, los presupuestos de los Ayuntamientos se van a reducir en 2020 y principios del 2021. Es un problema para esta clase de distribuidores porque trabajan mucho con filmotecas, cineclubes, museos y centros culturales. “Buena parte de nuestra facturación viene de ahí”, ha indicado Lobo, que también estima necesario tener datos de estas salas del circuito cultural. “Nosotros no podemos medir bien el impacto real de espectadores de box office más allá de las salas convencionales. Os animo a encontrar fórmulas que sean estándar para todo el territorio”, ha añadido.

Pero hay otros problemas que son anteriores a esta pandemia. “Tenemos cierta desprotección. Dentro de la cadena de valor, producción se lleva el porcentaje más alto de dotaciones económicas”, ha lamentado. Creemos que las instituciones están apoyando muchísimo la creación y estamos en una fase de sobreproducción”, ha manifestado Lobo.

Es evidente que con tres meses de cines cerrados va a haber un atasco de estrenos y los distribuidores no saben cómo ayudar a productores que no tienen distribución y cuyas películas les gustan. “En el caso de Elamedia, tengo una película para cada 4 o 5 semanas. O contrato a un ejército o no me puedo poner al nivel de estreno de Universal”, ha contado.

También cree que la profesionalización debe llegar a la producción, tendiendo a empresas más grandes. “Que haya un mayor trabajo de posibilidad de desarrollo e ir a producción cuando la película esté realmente preparada”, sostiene la presidenta de Próxima.

Otro reto son las salas de cine, que actualmente hay muy pocas que exhiban en versión original. Ellos trabajan con muchos exhibidores sobre todo con los que formaban parte de la red de Cinearte o que están apoyados por Europa Cinemas. “Ellos defienden la versión original pero al final a algunos el COVID les está llevando a una quiebra técnica. Si ellos desaparecen, nosotros también, al menos en lo que es la parte del estreno theatrical”, ha recalcado Lobo.

En su opinión, el sistema que tenemos ahora “no funciona, está caduco”. Coincidiendo con otros contertulios, se debe tender a un sistema en el que “todos los sectores de la cadena de valor estemos representados”.

Camilo Tarrazón ha aprovechado ser el último en hablar para intentar abrir la puerta a un debate con un discurso bastante duro. “Todas estas políticas no nos sirven. El sector sigue reclamando ante la crisis del COVID los mismos problemas que en el 2007 cuando se hizo la Ley del Cine y los mismos que en 2012 cuando vino la crisis presupuestaria”, ha sentenciado.

Camilo Tarrazón del Gremi de Cinemes de Catalunya

En su opinión, “estas políticas no consolidan industria porque no contemplan a toda la cadena de valor, en la que incluyo al espectador”. Hay una “enorme asimetría” en las políticas públicas en el audiovisual pues “se concentran la inmensa mayoría de los recursos en la producción”.

El representante del Gremi ha arremetido contra la cuota de cine europeo en la exhibición. “La cuota es una figura que lleva 30 años o más en el ordenamiento jurídico español y no ha aportado nada. Penaliza a las salas de cine y nosotros consideramos que el espectador es el jefe. Mantenemos en pantalla lo que el espectador nos dice que quiere ver y eliminamos lo que no quiere ver, independientemente de su nacionalidad”, ha insistido.

No obstante, es optimista, dado que piensa que esta crisis puede significar un “cambio de paradigma” porque ha golpeado como ninguna otra a toda la cadena de valor. “La prueba es que, por primera vez, se ha contemplado a las salas de cine como un elemento primordial de la cadena de valor”, ha apuntado Tarrazón, que sí que valora positivamente el modelo europeo y del ICEC porque “son los únicos modelos que yo conozco que cuidan a toda la cadena de valor”,

Ha coincidido con Manuel Cristóbal en la importancia de la alfabetización audiovisual: “Pero son necesarias no a nivel de una Comunidad Autónoma, sino a nivel estatal. Hay que introducir el audiovisual en los currículos escolares”.

Al margen del aumento del fondo de Europa Creativa MEDIA, que Tarrazón subraya que es menor de lo que se esperaba, sí que aplaude el plan REACT-UE a partir del 2020 para políticas que tengan en cuenta el impacto de la crisis. La cultura se considera una de las prioridades pero las políticas las van a diseñar los Estados miembros. “Deberíamos aprovechar para redefinir todas esas políticas para que nos ayude a toda la cadena de valor”, ha expuesto.

Otro asunto que le preocupa es la gran cantidad de administraciones, que es una ventaja por la “descentralización”, pero cree que “si las políticas no son coherentes y coordinadas, se convierte en fragmentación”. Esto lo dice en alusión al hecho de que solamente 6 de las Comunidades Autónomas han planteado políticas para las salas de cine a raíz de la crisis. “Para 11 Comunidades las salas no existen. No somos compartimentos estancos, los unos sin los otros perdemos valor”, ha criticado.

Para finalizar, ha recordado a todos que “el día 26 de junio la mayoría de las salas en España abrirán. Id al cine, es lo mejor que podéis hacer”.