En el transcurso del confinamiento derivado de la pandemia del coronavirus, Universal decidió lanzar en VOD su película Trolls 2: Gira mundial. Los resultados económicos están siendo francamente buenos pero la Unión Internacional de Cines (UNIC) subraya que el modelo de negocio basado en las ventanas cinematográficas de distribución sigue siendo el mejor para los estudios y que hay que interpretar este dato como algo surgido en una situación fuera de lo ordinario.

‘Trolls 2: Gira Mundial’ (Universal)

UNIC, que representa a los exhibidores en 38 países especialmente en Europa, ha realizado un comunicado para comentar las buenas cifras que está teniendo en el mercado de streaming el experimento realizado por Universal Pictures con esta cinta de animación.

Trolls 2: Gira mundial no pudo estrenarse en salas de cine, al estar cerradas por la cuarentena, y el estudio decidió probar con un lanzamiento digital en Estados Unidos a un precio de 20 euros. Por ahora, tras tres semanas disponible, el film ha generado unos 100 millones de dólares. El film se ha beneficiado de ser el único estreno grande disponible en estos momentos.

Ante la especulación de parte de la industria que persiste en intentar eliminar las ventanas de distribución que dan prioridad a las salas de cine, UNIC ha emitido una declaración cuya traducción reproducimos íntegramente:

“El rendimiento de Trolls 2: Gira mundial debería ser visto únicamente dentro del contexto de las excepcionales circunstancias que rodean su lanzamiento y este momento sin precedentes que estamos viviendo.

Cuando un tercio de la población mundial está actualmente sufriendo algún tipo de confinamiento por el coronavirus y solamente un 4% de las salas de cine en todo el planeta están abiertas, no es sorprendente que muchas personas se hayan volcado en el VOD y otros servicios similares.

Los resultados que está teniendo este título le deben mucho a su marketing como lanzamiento para salas de cine, como era lo previsto. La secuela ha sido una de las pocas cintas en ofrecerse al mercado infantil en este momento, haciendo de ella, incluso a un precio premium, una opción atractiva para las familias confinadas.

La combinación de las circunstancias inusuales no debería utilizarse como una referencia para rediseñar un modelo de negocio tan largo y probado, que permanece siendo crucial para asegurar la disponibilidad de títulos para el beneficio del público.

Aquellos que dependan del éxito de la industria cinematográfica deberían contenerse de alterar precipitadamente prácticas clave por obtener una ganancia en el corto plazo y en vez de ello deberían comprometerse en crear las mejores condiciones para que el sector en su conjunto se recupere lo antes posible.

Todo el mundo tiene que hacer ajustes en sus vidas diarios y esto incluye a los cinéfilos. No obstante, esto no debería ser visto como un cambio en las preferencias desde un punto de vista de la audiencia, ya que, como cabe recordar, el 2019 fue un año récord para los cines a nivel global.

Seguimos teniendo confianza en que el público, cuando pueda acudir de manera segura a sus cines habituales, experimentarán de nuevo la experiencia inmersiva e inolvidable que sólo la gran pantalla es capaz de ofrecer y se darán cuenta de que los cines continuarán jugando el papel que siempre han tenido como la forma de entretenimiento más popular y asequible fuera del hogar”.