El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, anunció ayer las cuatro fases progresivas por las que el país deberá transitar desde la actual etapa de confinamiento hasta la nueva normalidad. La reapertura de cines podrá llevarse a cabo en la Fase 2 (25 de mayo) con un tercio del aforo, el cual podrá llegar a la mitad en la Fase 3 (8 de junio). Los rodajes podrán reanudarse en la Fase 1 (11 de mayo).

Pedro Sánchez, durante el anuncio de las cuatro fases (Foto: Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa)

Poco a poco se va viendo la luz al final del túnel para la industria del cine. El esperadísimo anuncio de ayer fue recibido con alegría por el sector, puesto que se temía que las actividades culturales fueran las últimas en poder reanudar la actividad.

No obstante, gracias al trabajo conjunto de los distintos representantes de las industrias culturales, se ha remarcado la importancia vital de volver al trabajo lo antes posible para evitar el desastre económico, de modo que finalmente lo hará de la mano del resto de sectores.

La primer y gran noticia es que el cine en pantalla grande volverá a España el 25 de mayo, que es cuando se iniciará la Fase 2 del proceso que se ha denominada como ‘desescalada’. Los cines, los teatros y las salas de concierto podrán volver a abrir sus puertas en esa fecha con un aforo limitado a un tercio y con butaca preasignada pero solamente en aquellas provincias que cumplan los requisitos que estipule Sanidad.

Cada fase durará dos semanas, de modo que, con la Fase 3, correspondiente al 8 de junio, el aforo de los cines estará limitado al 50%, fijándose una distancia mínima de 2 metros.

 

El reinicio de rodajes y otras actividades culturales

Otro de los efectos perniciosos que ha tenido el estado de alarma en el ámbito audiovisual ha sido la paralización de los rodajes. La vuelta a la grabación de películas, series y anuncios se efectuará antes que la reapertura de cines, concretamente en la Fase 1, que empieza el 11 de mayo.

Eso sí, antes de que esto pueda llevarse a cabo, el Ministerio de Sanidad deberá validar los protocolos de seguridad en los que se está trabajando.

Más allá de lo estrictamente audiovisual, vamos a repasar también detalles concretos que se desvelaron ayer que conciernen a la Cultura. En la Fase 0, que comienza el 4 de mayo, las librerías de comercio minorista, igual que otros pequeños comercios, ya podrán abrir pero bajo condiciones estrictas de seguridad.

En la Fase 1, aparte de la reanudación de rodajes, destaca la reapertura de museos, con la limitación de un aforo al tercio de totalidad y evitando cualquier tipo de aglomeración. También en esta etapa se volverán a abrir las bibliotecas, que abrirán únicamente para préstamos (las salas de lectura permanecerán cerradas).

Asimismo, empezará a abrirse la puerta aquí a los actos culturales. Se permitirán aquellos de menos de 30 personas en lugares cerrados y de menos de 200 al aire libre podrán celebrarse con un tercio del aforo y siempre que los asistentes estén sentados.

En la Fase 2, estos eventos podrán ser un poco más grandes, concretamente de menos de 50 personas y hasta las 400 al aire libre, siempre que sea igualmente a un tercio del aforo y sentados. Por ejemplo, esto incluye la posibilidad de visitar monumentos, salas de exposiciones y salas de conferencias.

Por último, en la Fase 3, estos actos y espectáculos culturales pondrá ser de menos de 80 personas en lugares cerrados y de menos de 800 personas al aire libre, también con limitación de un tercio.

Todavía se desconocen detalles de lo que acontecerá una vez pasadas estas cuatro fases pero, dada la incierta evolución de la situación, tampoco tiene mucho sentido de aventurarse a determinar en estos momentos cómo actuar dentro de dos meses.

Esperamos y deseamos que este proceso se pueda ir cumpliendo con seguridad y que se haga un ejercicio responsable de la recuperación de libertades para que todo pueda ir avanzando lo antes posible y, en concreto, la magia del cine vuelva a brillar en plenitud.