La 55ª edición del Festival de Karlovy Vary (KVIFF), uno de los certámenes de clase A del panorama internacional, estaba prevista para su celebración entre el 3 y el 11 de julio. Sin embargo, la organización ha decidido cancelar la edición de 2020 y esperará al próximo año.

Ceremonia de clausura de la edición 2019 de Karlovy Vary.

A tenor de las medidas tomadas por el Gobierno de la República Checa sobre el coronavirus y de la complicada situación mundial, la organización del KVIFF ha decidido no llevar a cabo la 55ª edición en 2020.

“Creemos firmemente que ver una película con otras personas en una sala de cine es una experiencia poderosa e irreemplazable. Y dado que el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary es uno de los eventos culturales más importantes de la República Checa, hemos decidido que celebrar una versión alternativa iría en contra de la misión principal del festival: reunir a los espectadores, cineastas y gente diversa para disfrutar colectivamente de trabajos cinematográficos”, señala Jiří Bartoška, presidente de KVIFF.

Aunque se cancela esta edición, la organización reserva algunos actos que sí se harán, como unas proyecciones en cines seleccionados a lo largo del país y una versión online del KVIFF Eastern Promises Industry Days.

El festival en sí no volverá a celebrarse hasta el año que viene, concretamente en las fechas que van entre el 2 y el 10 de julio de 2021.