El Gobierno italiana ha puesto en marcha una iniciativa que podría salvar a muchos medios de comunicación. La crítica situación económica derivada de la pandemia del COVID-19 requiere medidas urgentes para paliar la situación y las deducciones fiscales para los anunciantes pueden ser una de las más importantes. En Italia, las empresas podrán desgravarse un 30% de su inversión publicitaria en 2020, ya sea en prensa impresa, digital, TV o radio.

Tanto en España como en Italia la información se está considerando durante la crisis un bien esencial para la población, de ahí que los quioscos de prensa puedan seguir abriendo y los periodistas que no puedan teletrabajar puedan desplazarse fuera de su hogar para desempeñar su labor.

Y la realidad es que el consumo de medios de comunicación ha crecido significativamente desde que los ciudadanos están en cuarentena. Sin embargo, dado que el modelo de negocio de la prensa se basa principalmente en la publicidad y las empresas han disminuido en gran medida su inversión en publicidad, la situación es paradójicamente nefasta.

No obstante, el Gobierno italiano acaba de poner en marcha una medida muy beneficiosa para el sector de los medios de comunicación y para las empresas interesadas en anunciarse.

Permitirá que las empresas se desgraven el 30% de todas sus inversiones en publicidad del año 2020 tanto en medios impresos como digitales, e incluyendo también a la radio y la televisión.

Según la Federación Italiana de Editores de Periódicos (FIEG), ha habido una caída de la publicidad de entre el 25 y el 30% en lo que llevamos de año, por lo que esta decisión fiscal puede ser clave para compensar el mal inicio de 2020.

Una medida que, dada las similitudes de la situación transalpina con España, sería aplaudida también por el sector editorial en nuestro país. De hecho, hace unos días publicamos un artículo sobre el plan de ayudas que proponen en España varias asociaciones al Gobierno. Asimismo, hoy publicamos un nuevo comunicado de los medios en España que recoge esta petición de la desgravación de la publicidad, a la manera de Italia.