El próximo 27 de marzo Wanda Vision llevará a las salas de cine Dehesa, el bosque del lince ibérico, largometraje documental en el que de nuevo el director Joaquín Gutiérrez Acha y el productor José Mª Morales, se unen para poner fin a  la trilogía iniciada con Guadalquivir (2013) y Cantábrico (2017), que se convirtió en el documental más visto en cine en los últimos años.

‘Dehesa’ nos permitirá ver imágenes sorprendentes de la conducta del lince ibérico, como hasta ahora no se habían visto (Fotografía Herminio M. Muñiz)

Tras 26 meses de rodaje -en lugares como el Valle de los Pedroches, el Parque Natural Cardeña y Montoro, y en la propia ciudad de Córdoba entre otros paisajes peninsulares-, el próximo día 27 de marzo llegará a las salas de cine españolas Dehesa, el bosque del lince ibérico, un nuevo documental que vuelve a dar protagonismo a la naturaleza española.

Este impactante largometraje documental ha vuelto a reunir al director Joaquín Gutiérrez Acha – uno de los grandes documentalistas de España, que ha dirigido para la BBC y National Geographic– y al productor José Mª Morales (Wanda Films), que iniciaron su relación sobre la biodiversidad natural de la Península Ibérica hace ya varios años con Guadalquivir (primer documental del mundo grabado en Dolby Atmos), y revalidaron con Cantábrico, documental más visto en cine en los últimos años con 110.000 espectadores en las salas.

La producción tiene como indiscutible protagonista al propio ecosistema, la Dehesa, exclusivo de la Península Ibérica (Fotografía: Rafael Palomo)

Esta coproducción hispano-lusa de Wanda Vision, Wanda Films, La Dehesa Producciones AIE y Ubkar Films, tiene como indiscutible protagonista al propio ecosistema, la Dehesa, exclusivo de la Península Ibérica. En las dehesas se concentran las especies más exclusivas de la fauna ibérica: cigüeñas negras, buitres negros, linces ibéricos, águilas imperiales.

Además de dirigir, como ya es habitual en él, González Acha firma el guion, en esta ocasión junto a Claudia Clemente, y además se pone al frente de la fotografía y del montaje. Rodado en formato Digital 4K con sonido Dolby Atmos, las impresionantes imágenes de este espectacular trabajo, se  ven ensalzadas gracias al minucioso sonido del naturalista Carlos de Hita, quien también escribe los textos de la locución, así como la música de la compositora Victoria de la Vega, conocida por su trabajo en grandes producciones de Hollywood.

La técnica Time Lapse deja imágenes espectaculares y probablemente nunca antes filmadas, como la apertura de una de las flores más bellas de La Dehesa (Fotografía Herminio M. Muñiz)

El reto del equipo de la película era  conseguir enseñar La Dehesa de una manera diferente, como nunca antes se había filmado: Para ello, contó con sofisticados equipos de rodaje, un excelente equipo humano tanto de filmación como de apoyo, científicos, naturalistas, etc. También utilizó la  técnica del Time Lapse, que deja imágenes espectaculares y probablemente nunca antes filmadas, como la apertura de una de las flores más bellas de La Dehesa, las peonías, también conocidas como rosa de Alejandría

Así es Dehesa, el bosque del lince ibérico: El largometraje nos traslada a la gran desconocida de la Península Ibérica, la DEHESA. Un bosque único en el mundo donde descubriremos sensaciones muy diversas. Encinas, alcornoques y quejigos dan lugar a un campo de batalla donde se retan los grandes herbívoros, donde cazan los elegantes y sigilosos linces ibéricos y las formidables águilas, donde las flores esconden depredadores con camuflajes sorprendentes. Pero también puede ser un lugar amable que recibe cada año a miles de viajeros de larga distancia, que tienen en estos parajes sus cuarteles de invierno. Buscan un clima más cálido y el alimento más preciado, el oro de la DEHESA, las bellotas. La moneda de cambio que estos árboles utilizan con los animales para preservar su existencia.