A lo largo de estos dos años, el área de Desarrollo de la Asociación Española de Videojuegos ha trabajado en el apoyo a los desarrolladores locales en sus proyectos de videojuegos.

AEVI ha anunciado que en los próximos meses lanzará un paquete de nuevos servicios y ayudas con el objetivo de seguir apoyando a la comunidad de desarrolladores locales. Arturo Monedero, vicepresidente de la asociación y responsable del área de Desarrollo, ha señalado que desde la AEVI se está trabajando para construir “las condiciones adecuadas para fomentar la industria local de videojuegos”.

Los desarrolladores locales cuentan con las ayudas económicas de AEVI a través de su programa de ayudas que otorga 10.000 euros en premios. De esta forma la asociación brinda su apoyo a estos desarrolladores, ofreciéndoles un colchón financiero que les permita continuar innovando.

De entre todas esas medidas, destacan la incorporación de nuevos estudios a la asociación, el aumento de los servicios de asesoramiento legal y la firma de nuevos acuerdos de colaboración. Además, AEVI ha decidido poner cuotas asequibles de 150€ anuales para todos los estudios de desarrollo, facilitando de esta forma una puerta de acceso más económica para la industria local de videojuegos, e impulsando el desarrollo nacional.

“AEVI se mueve” es el proyecto, encabezado por Monedero, que busca apoyar a los desarrolladores nacionales, reflejando así el compromiso de la asociación. A través de esta iniciativa, los representantes de AEVI conocen de primera mano las necesidades de los estudios y trabajan conjuntamente. En los dos últimos años, se han recorrido más de 15.000 km para dar charlas y participar en encuentros en ciudades de toda España, en ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Granada, Guadalajara, Santa Cruz de Tenerife, Málaga, Oviedo, Santander, Sevilla, Vitoria o Zaragoza.

Tras mantener reuniones con más de 300 desarrolladores, AEVI ha creado todo un catálogo que contiene información sobre los videojuegos nacionales que se encuentran en plena fase de desarrollo. Este catálogo ya ha sido presentado en foros por todo el mundo, en eventos como el Tokyo Game Show o Gamescom en Colonia, para promocionar los videojuegos mostrados que aparecen en él.

Cabe destacar la colaboración de AEVI con Devuego, una de las principales bases de datos online para juegos, empresas y trabajadores de la industria de los videojuegos, para crear una zona profesional dentro de su página web, donde los miembros de la industria se informen sobre dónde encontrar ferias, competiciones y ayudas.

Pero esto no es todo, AEVI suma nuevos proyectos, entre llos la creación de AEVI Jobs, una plataforma que conecta a los empleadores en la industria con el talento joven, actuando como enlace entre los centros de formación y los estudios de desarrollo. Una forma de ayudar a los estudiantes a acceder al mundo laboral en el sector de los videojuegos. Hasta el momento, la asociación cuenta con casi 400 estudiantes registrados en su plataforma. Y siguiendo en el campo académico, no podemos olvidar que AEVI cuena también con su propia red de mentores, una iniciativa que pretende conectar a profesores de distintas partes de la industria de los estudios jóvenes, para guiarles durante el proceso y ayudarles a continuar en sus proyectos.

Por último, no podemos dejar de mencionar los espacios para mantener encuentros, organizados por AEVI. Se trata de eventos en los que inversores, editores y desarrolladores colaboran para abordar oportunidades de negocio y buscar espacios de cooperación. Durante Madrid Games Week, AEVI organizó un área específica de desarrolladores que incluía un espacio meet to match de reuniones con inversores, acompañado de un  un foro en el que los expertos ofrecían conferencias sobre asuntos de utilidad para los propios estudios.

La asociación anunció recientemente la incorporación de Blackmouth Games, Drakhar Studio, Lu3go Lu3go, Outright Games y Troglobytes Game, entre otros, una lista que esperan que continúe aumentando para seguir consolidando su presencia en el sector del videojuego.