El Consejo de Ministros distingue al cineasta por su inestimable contribución a la cultura española como creador.

El Consejo de Ministros, a propuesta de la ministra de Educación y Formación Profesional, María Isabel Celaá Domínguez, y por iniciativa del ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha acordado la concesión de la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio al recientemente fallecido José Luis Cuerda Martínez, a título póstumo.

Este distintivo premia a personas físicas y jurídicas y a identidades tanto españolas como extranjeras, por sus méritos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación, o que hayan prestado servicios destacados en cualquiera de estas disciplinas dentro o fuera de España. La Cruz únicamente puede ser otorgada a 500 personas físicas que hayan contribuido en grado extraordinario al desarrollo de las disciplinas anteriores, siempre y cuando sea patente a nivel excepcional de sus méritos.

Tras toda una vida dedicada a la cultura, ha llegado el turno de José Luis Cuerda, el cineasta español que realizó entre televisión y cine al rededor de veinte películas, las cuales se suman a diferente obras literarias. La motivación para distinguir al hombre que supo descubrir e impulsar el talento de otros, ha sido el respeto y reconocimiento unánime de la ciudadanía por su obra. Amanece que no es poco, de 1988, es una película tomada como uno de los grandes títulos de la historia de nuestro cine.