El documental, dirigido por Feras Fayyad, nominado anteriormente por Last Men in Aleppo, muestra una historia de coraje, resistencia y solidaridad femenina en la guerra de Siria.

Para los civiles asediados, la esperanza y la seguridad se esconden en los sótanos del hospital subterráneo conocido como The Cave, donde la Dra. Amani Ballour, pediatra y directora del centro, y sus colegas Samaher y la Dra. Alaa reclaman el derecho a trabajar en las mismas condiciones que sus homólogos masculinos. Quieren desempeñar su labor con libertad, algo impensable en la cultura opresivamente patriarcal que persiste en la superficie.

Una historia de mujeres que se enfrentan a bombardeos diarios, a la escasez crónica de suministros y a la amenaza constante de ataques químicos, que se estrenará el próximo domingo, 9 de febrero, a las 20:00 horas.

El director del documental ha explicado cómo se gestó este proyecto que podría llevarle a recibir el galardón en los Oscar. “Cuando rodaba Last men in Aleppo, nos centramos en los ataques militares contra hospitales que habían tenido lugar durante varios años. Los hospitales fueron demolidos. Médicos y pacientes fueron asesinados. Los hospitales se convirtieron sistemáticamente en objetivos para la venganza, la intimidación y también en un método para crear el caos y obligar a los ciudadanos a huir. La comunidad internacional no impuso medidas correctivas para detener esos ataques bárbaros y vengativos”.

Feras Fayyad ha mencionado también la necesidad de creación de hospitales bajo tierra, como The Cave, debido a la imposibilidad de prestar servicios médicos en la superficie: “Pude visitar algunos y comprobé hasta dónde puede llegar el ingenio del ser humano en circunstancias extremas. Estos hospitales se convirtieron en la única esperanza de la gente para sobrevivir y recibir asistencia médica. Y fueron un lugar donde hombres y mujeres podían trabajar juntos. En realidad, estos espacios subterráneos acotados son probablemente los únicos lugares donde las mujeres pueden trabajar”.

El documental se centra en la historia de la Dra. Amani Ballour, quien salvó miles de vidas en The Cave, mientras luchaba por la igualdad laboral frente a sus compañeros hombres. En una sociedad en la que la mujer siempre va varios pasos por detrás del hombre, Ballour dirigió el hospital subterráneo al que llamaban “la Cueva”, en su ciudad natal, Guta Oriental, cerca de Damasco. Allí presenció crímenes de guerra, uso de armas químicas y bombas de cloro y ataques aéreos contra los hospitales. “No había ningún lugar seguro. Imagina ser víctima de un bombardeo, que te estén tratando en el hospital y que también bombardeen allí. El hospital fue atacado en varias ocasiones. Me han pedido que verifique cuántos ataques fueron. Créame, no puedo contarlos todos”, explicó la doctora.

Ballour, quien ha afirmado que desde su infancia había aspirado a ‘hacer algo diferente’ en lugar de convertirse en ama de casa como sus hermanas mayores, decidió sanar a los niños e ignoró a los escépticos que le espetaban: “En cuanto te cases, colgarás tu carrera en la cocina”. Se trata de una historia de superación, de lucha no solo contra una guerra política sino personal. Una muestra de la valentía y el poder de la mujer, contada a través de los sucesos que tuvieron lugar entre 2016 y 2018.

Gracias a National Geographic pronto podremos ver la gravedad de esta historia que se une a otras del canal, como Free solo, que narraba la increíble hazaña de Alex Honnold en el monte de Yosemite y con la que National Geographic alcanzó la estatuilla en la pasada edición de los Oscar.