Como avanzamos hace unos días, el presidente de Movistar+ fue el encargado de inaugurar ayer el programa  de encuentros con la industria cultural, diseñado por la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, encaminados a establecer un marco de diálogo entre el Gobierno regional y los diferentes sectores culturales madrileños. Por Mª Luisa Pujol y Jorge S.Bonet

Como ya contamos en Cine&Tele el pasado martes, el evento tuvo lugar en el salón de actos de la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad.  Marta Rivera, titular de la Consejería de Cultura; Manuel Cristóbal, consultor de industrias audiovisuales de la Comunidad y Rafael Cabrera, coordinador general en Film Madrid, estuvieron en este primer encuentro, en el que el editor internacional de Variety, John Hopewell entrevistó a Sergio Oslé, presidente de Movistar+, quien dio las claves sobre los futuros planes de la plataforma internacional.

Hace tiempo, la plataforma agregadora de contenidos de terceros se dio cuenta de que no podían reducir su posicionamiento exclusivamente a la tarea de “agregadores”.  Se necesitaba una voz propia y solo podía conseguirse a través de la producción original.  “Nunca vamos a hacer 200 series diferentes, para eso ya tenemos a nuestros socios, lo que pretende Movistar+ es  cubrir aquellos huecos que entendemos que no estábamos ofertando a nuestros clientes pero que otros tampoco estaban haciendo”, declaró Sergio Oslé.


El presidente de Movistar+ habló sobre la sorpresa que les produjo la gran acogida del público hacia la película de Alejandro Amenábar, una recepción mucho más alta de la que esperaban en ese momento. “Aspirábamos a 4 o 5 millones, pensábamos que era una temática complicada y de repente se convirtió en una de las películas más taquilleras del año”, esto es porque “hay un público que está demandando otro tipo de cosas que ahora mismo nadie se las está ofreciendo”.

El objetivo principal de la plataforma es el de alcanzar al público español, en ese camino, Oslé ha querido poner en valor la talla de los creadores audiovisuales “Nos hemos aprovechado de una industria que es excelente. Hemos intentado darles los medios y la libertad para llevar adelante la obra que querían hacer, y esa es la clave del éxito”.  Cuando al creador se le da libertad impregnan su sello en lo que hacen y se sienten cómodos con ese trabajo, según el director de Movistar+, refiriéndose a la importancia del sello de autor. Sergió Oslé tomó como ejemplo la serie Arde Madrid, un proyecto arriesgado en temática y estética pero tras ponerlo en la plataforma se convirtió en la ficción más vista: “Creemos en la necesidad de crear un ecosistema sostenible, diverso y con varios agentes participando. Esto implica el trabajar muy de la mano con productores internacionales y españoles, respetando su labor y su profesión”.

‘Arde Madrid’

Un modelo de colaboración regido por un ecosistema vibrante, esta es la clave que según Oslé les permite conseguir esa distinción e impacto que buscan. Respecto a la temática, declaró que no quieren ofrecer quinientas series y películas, sino pocas pero que sean impactantes para el público, “estamos en el camino de hacer que nuestras historias sean cada vez más diversas”. Tras estas palabras, el papel de la mujer se hizo presente durante la entrevista, Movistar+ busca incorporar una perspectiva femenina en sus contenidos: “nos ha costado encontrar algo que tuviese personajes femeninos fuertes o que retratase a la mujer de hoy en día pero desde la perspectiva de una mujer”.

El cine fue otro de los puntos fuertes de los que habló el presidente de Movistar+, uno de los objetivos de la plataforma es conseguir tres o cuatro películas que sean diferentes. “Te das cuenta de que hay un segmento de gente importante en España que busca esto. Pueden abordar temáticas mas complejas e historias mas sofisticadas” a los que añadió “yo sí me siento que seamos un estudio”. Esto le permite a Movistar+ tener una cierta diversificación no solo en la temática de ficción sino también hacia otros géneros como el entretenimiento o los documentales. El ejemplo escogido por Oslé fue el programa La resistencia.

“Nuestra ambición no es convertirnos en la mayor plataforma del mundo, nosotros lo que queremos es que nuestros clientes disfruten de los mejores contenidos que se puedan disfrutar en este país de una manera sencilla”, así terminaba Sergio Oslé, quien hizo hincapié  en la voz de Movistar+ en la producción original. “Nos apetecería que la ficción hecha en España viaje más fácilmente, las puertas que ha derribado La Casa de Papel es un camino que nos beneficia a todos y necesitamos que ese camino permita transitar otro tipo de ficciones que aporten un componente todavía más cultural.

Esta iniciativa ha contado con la colaboración de asociaciones del sector como la Asociación Estatal de Cine (AEC), Federación Española de Asociaciones de productoras de Animación (Diboos), la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM), LA Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA) y la Asociación Madrileña Audiovisual (AMA).