El cineasta norteamericano releva a Alejandro G. Iñárritu, quien ejerció de presidente de la sección oficial en la pasada edición del certamen.

La organización del Festival de Cannes, que se celebrará entre los próximos días 12 y 23 de mayo, ha  dado a conocer que Spike Lee será el presidente de la 73ª edición.

El comunicado remitido por el certamen francés, destaca que “a sus 62 años, el cineasta ha realizado numerosas películas de culto y ha planteado interrogantes y cuestiones relevantes y de actualidad; pero nunca ha perdido al público de vista al que, a través de sus filmes, ha intentada sensibilizar con sus causas”. Asimismo, recuerda que Lee rindió homenaje a Robert Mitchum con las palabras “amor” y “odio” grabadas en sus anillos cuando hizo entrada en la gran sala del Palais des Festivals en 2018.

“A lo largo de toda mi vida, las mejores cosas me han llegado de forma inesperada”, ha declarado Spike Lee. “Cuando me ofrecieron la oportunidad de presidir el jurado de Cannes 2020, me alegré, me sorprendí y me sentí orgulloso al mismo tiempo. Cannes -además de ser el festival de cine más importante del mundo, sin faltarle el respeto a nadie- ha tenido un gran impacto en mi carrera cinematográfica, hasta el punto que cambió mi trayectoria en el cine mundial”. El cineasta también ha asegurado que será “la primera persona de la diáspora africana que presidirá el jurado de Cannes y de un gran festival”.

En 1986, Lee ganó e premio joven de la sección Quincena de Realizadores de Cannes con su primera película, Nola Darling, y al año siguiente Haz lo que debas, participaba en la sección oficial. En 1991 compitió de nuevo con Fiebre salvaje y en 1996 se proyectó fuera de competición Girl6.

En 2018, tras de una ausencia de 22 años, Spike Lee  regresó a la competencia del Festival de Cannes con Infiltrado en el KKKlan, que mezcla ingenio y audacia en un u thriller de detectives y una sátira política, con la que obtuvo el Gran Premio seguido su primer Oscar, concretamente al mejor guion adaptado.

Por su parte, Pierre Lescure y Thierry Frémaux, presidente y delegado general del Festival respectivamente, han comentado estar encantados en dar la bienvenida tanto al artista como al hombre. “La perspectiva de Spike Lee es más valiosa que nunca”, señalan. “Cannes es una tierra natural de acogida y una caja de resonancia global para aquellos que despiertan mentes y cuestionan posturas y convicciones. La singular  personalidad de Lee seguramente sacudirá muchas cosas.  ¿Qué clase de presidente del jurado será? ¡Descúbralo en Cannes!”

La selección oficial y la composición del jurado se revelarán a mediados del próximo mes de abril.