Hugo Molina, un pequeño de tan solo tres años, ha sido el ganador de la quinta edición del talent show que anoche emitió Telecinco. El niño se ha convertido en el ganador más joven de la historia del programa, no solo en España, sino en todos los países donde tiene versiones.

Anoche Telecinco emitió en directo (excepto la actuación del niño), la final de Got Talent, el formato en el que los concursantes deben mostrar sus habilidades de talento ante el jurado y un teatro lleno de público. Y si de talento va la cosa, lo más natural es que el vencedor de esta quinta edición en España fuese, como así sucedió, Hugo Molina, un niño que con tal solo tres años, enamoró a jurado y público desde su primera actuación en el programa (con entonces dos años), por su habilidad de tocar el tambor y seguir el ritmo de la melodía con una profesionalidad propia de un músico profesional.

Hugo ha marcado un hito en la historia de Got Talent al convertirse en el ganador más joven del concurso, no solo en España, sino en los más los 50 países en los que el programa tiene versiones. Tal es el interés suscitado por el “niño tamborilero”, que ha recibido cientos de vídeos de todo el mundo demostrando su apoyo e interés e, incluso, el mismísimo Papa Francisco quiere conocerlo.

El programa que produce Fremantle España para Telecinco, reunió a 2.978.000 espectadores, firmando un 29 por ciento de share, registrando el minuto de oro del lunes, a las 23:20 horas, con más de 4 millones de espectadores. Además, la quinta final de Got Talent se convirtió en la más vista de las emitidas en nuestro país.