Este año ha sido una de las mejores ediciones de las celebradas hasta la fecha, creciendo un 4,21 por ciento respecto a la taquilla de 2018. Se realizaron 459 proyecciones, con un total de 122 han sido estrenos en España.

Una de las actividades de SEFF Industria

Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, y José Luis Cienfuegos, director de Festival, han presentado el balance de la 16ª edición del Festival de Sevilla que, a juzgar por los datos, ha resultado todo un éxito.

Así han destacado que este año la cita contó con 78.397 espectadores en salas, lo que supone un incremento de un 4.21% respecto a la taquilla de 2018.  Los espectadores pudieron ver en salas las 233 película seleccionadas para la16ª edición con 459 proyecciones.

Cienfuegos destacó que “el festival apuesta por la complicidad con la ciudad y con la cinefilia proveniente de toda España, a través de secciones y ciclos que intentan representar la amplitud y la riqueza del cine europeo en sus más estimulantes vertientes. Una programación que se apoya, además, en el acercamiento entre público e invitados de la industria y en una variada oferta de actividades complementarias, educativas y profesionales. Un Festival no es solo un escaparate, sino un agente cultural y social”.

Por su parte, Muñoz desveló que también se ha  mejorado la recaudación respecto a ediciones anteriores. “Si 2018 se cerró con un total de 125.000 euros, este año podemos hablar de 130.351 euros, todo ello sin contar lo que el certamen supone para la ciudad a nivel de turismo y de empleo. Sólo de trabajadores propios emplea a más de 150 personas y, a través de sus proveedores y colaboradores, en torno a 250. A estas cifras hay que añadir la riqueza que el certamen deja en la ciudad gracias a su valor como reclamo turístico”, ha explicado el delegado.

Comparando la recaudación de esta edición con la de 2011, el crecimiento es del 138,19 por ciento, lo que da cuenta “de la consolidación de la cita en la ciudad y también en el ámbito nacional e internacional, donde apreciamos cada vez un mayor interés y repercusión”, apuntó Muñoz.

Respecto a las actividades de SEFF Industria, el espacio dedicado a las actividades profesionales del festival, destacaron el primer Encuentro de Coproducciones Europeas, una propuesta que recibió 40 solicitudes de proyectos cinematográficos italianos y españoles. Tras el gran funcionamiento de esta iniciativa, Sevilla la repetirá en próximas ediciones invitando a nuevos países y convirtiéndose, así, en una plataforma para favorecer la coproducción.

Asimismo, acogió también la reunión Moving Images-Open Borders, que engloba a distintos festivales en una red pionera destinada a compartir experiencias y a fomentar las buenas prácticas.