A pesar de los impedimentos planteados por el Gobierno central en la última convocatoria y del análisis de las cifras evidencia que su eficiencia económica es casi cuatro veces superior a la de las grandes empresas, los operadores locales de telecomunicaciones han obtenido ayudas del Programa de Extensión de la Banda Ancha para un total de 48 proyectos de los 125 concedidos.

El presidente de la Asociación Nacional de Operadores Locales de Telecomunicaciones – Aotec-, Antonio García Vidal, ha lamentado que el número de proyectos concedidos a los operadores locales se haya reducido  casi a la mitad (de 86 a 48 proyectos) cuando “su número deberían haberse multiplicado” en esta convocatoria de ayudas, donde quedaban pendientes numerosas pequeñas poblaciones a las que las pymes de teleco “habrían llegado mejor que las grandes y haciendo un uso más racional de los recursos económicos públicos, que aportamos todos”.

Vidal ha señalado el tesón y la capacidad de las pymes de telecomunicaciones que, aún con todos los condicionantes en contra en la convocatoria de ayudas, “han logrado abrirse camino y obtener incentivos, demostrando además que sus propuestas son competitivas, mucho más ajustadas económicamente y, por tanto, con ellas se logra un mejor uso del dinero público”. “No nos explicamos la desconfianza del Gobierno hacia empresas consolidadas y que tienen décadas de vida”, ha asegurado.

El presidente de Aotec ha recordado que por primera vez desde que se crearon las ayudas a la extensión de la banda ancha en 2013, se ha impuesto un presupuesto mínimo de 100.000 euros, un “sinsentido, ya que con esta medida se impidió el acceso a la mayor parte de las pymes, que habrían sido las más útiles a la hora de llegar a las pequeñas poblaciones y evitar su despoblación por carecer de conexión a Internet”.

En cuanto a los incentivos concedidos, Vidal ha señalado que el coste medio por Unidad Inmobiliaria (UI) cubierta por los operadores locales asciende a 155,57 euros, frente a los 582,14 euros de media de las teleco de ámbito nacional, lo que supone que los primeros son casi cuatro veces más eficaces. Además, las inversiones en algunos proyectos han llegado a alcanzar los 6.821 euros (UI).

 

El representante de Aotec también ha señalado que el número de inmuebles cubiertos por las pymes de teleco es superior en proporción respecto a la inversión realizada, dado que con un 2,7% del presupuesto (3,8 millones de euros) cubrirán el 9,6% de las 707.061 unidades inmobiliarias a las que se llevará fibra en España con las ayudas del PEBA.

Los proyectos de los operadores locales llegarán a poblaciones de distintos puntos de las comunidades de Andalucía (Cádiz, Huelva, Sevilla o Málaga), Murcia, Valencia, Castilla La Mancha, Castilla León, Cataluña y Extremadura, que de este modo tendrán acceso a Internet de alta velocidad, ganando en competitividad y facilitando a los ciudadanos una vía para el ocio, la formación o el trabajo online, evitando su éxodo a otras poblaciones de mayor tamaño con la consiguiente pérdida de habitantes.

Vidal ha lamentado que la mayor parte de las pymes de telecomunicaciones deban continuar expandiéndose “con recursos propios” mientras el Gobierno “les da la espalda” y el dinero público se dirige a financiar a las redes de las grandes empresas.

Asimismo, ha recordado que estas ayudas PEBA 2019 fueron recurridas por varios operadores locales debido a la reapertura irregular del plazo de presentación de solicitudes, que permitió la recepción de un mayor número de proyectos de las operadoras preponderantes en el mercado.